Publicado en Personajes

Michael: El que no Recuerda

Relato procedente:Lagunas“. Edad: 42 años.

Ciudad natal: Nueva York. Profesión: Pianista.

Descripción física:

Cabello castaño, bastante canoso, corto y no muy abundante, ojos oscuros y mirada penetrante, con tez un tanto pálida y una risa contagiosa o, al menos, eso me dicen siempre. No he sido delgado toda la vida, he tenido mis fases sobre todo en la adolescencia pero ahora diría que sí lo soy tras mucho ejercicio y la vida sana que Annie planeaba cada día. Me solía vestir de traje y corbata, en mis conciertos me gustaba ir elegante, mucho más si venía gente importante, en los días libres usaba unos vaqueros cualquiera y alguna camisa a cuadros o lisa que tuviera limpia y encontrara en el armario, el resto, ya tiene que ver con pijamas.

Descripción de la personalidad:

Tengo una personalidad bastante dinámica y flexible, al menos, eso era lo que Annie decía que le atraía de mí. Puedo estar en cualquier lugar y hacer sentir a las demás personas cómodas, aunque yo no lo esté o viva una situación difícil, suelo ser amable y dedicado a aquellos que lo necesitan, centrado en ser de los mejores pianistas de todos los tiempos, aunque se necesiten muchas horas y dedicación para ello. Soy un gran lector, devoro libros como devoro comida y me gusta cualquier programa idiota que hagan en televisión con tal de entretener mi mente en algo más que las notas de mi piano. Supongo que tengo carácter afable y cercano, cariñoso en ciertas ocasiones y siempre tratando de ser correcto, aunque tenga mis desmelenes, de vez en cuando.

Entre lujos:

Crecí entre muchos lujos, con una familia adinerada, las criadas me daban todo lo que les pedía y lo hacían sin rechistar, me beneficiaba porque sabía que mis padres se negarían con alguna lección sobre educación y respeto, como hacían siempre. Ellos siempre tenían viajes de negocios, a penas nos veíamos, fui a varios colegios privados, pasé el bachillerato y me enrolé en la Universidad para estudiar Empresariales, la gama que mi padre quería que eligiera, mientras me dedicaba en secreto a tocar el piano. Practiqué un poco en el colegio, era una de las clases más difíciles pero a mí se me daba francamente bien y quise seguir, aunque sabía que a mis padres no les gustaría demasiado la idea y querrían erradicarla de mi cerebro, por lo que, seguí haciéndolo a escondidas con tal de tenerles contentos y ser el hijo modelo.

A decir verdad, no tuve traumas, ningún tipo de drama que me gustaría destacar, tuve una vida bastante fácil y acomodada. Había muchas cosas de mi familia, quizá algunas de sus actitudes con las que no estaba de acuerdo, no eran correctas, puede que viera el mal trato que tenían hacia otras muchas personas que no tenían el dinero que ellos sí tenían y ese carácter altivo que mostraban en sociedad, pero fui cauteloso, paciente, esperé hasta la Universidad para poder empezar a tener una vida por separado de la que ellos no tuvieran por qué enterarse y todo salió bien, con elegancia, todo llega a buen puerto.

Grandes oportunidades:

Las grandes oportunidades surgieron de conexiones importantes con gente que ya conocía a través de mi familia, no fue difícil saber dónde podría hacer conciertos privados y cómo llamar la atención de la gente, incluso, de discográficas importantes que pudieran fijarse en mi trabajo. Hubo un tiempo en el que estuve extremadamente ocupado entre las clases de empresariales y el piano, estaba ahogado, tenía muchos trabajos que entregar, cosas que estudiar y conciertos que planificar entre gente rica y perfeccionista que rebosaba de buen gusto y, bueno, tuve mis malas rachas y tonterías con el alcohol, me gustaban las fiestas y, de vez en cuando, me libraban de acabar con un ataque de nervios o dos.

Conocí a Annie en una de esas fiestas de músicos a las que solía ir para darme a conocer, estaba llena de lujos, luces, estúpidos brindis y gente que solo hablaba de cerrar tratos. Los dos terminamos aburridos en una esquina y me enteré de que a ella le encantaba tocar el violín, era una apasionada de la música y empezamos a ensayar juntos, hacíamos un buen dúo que impresionó a muchas discográficas que quisieron promocionarnos. Era de esperar que ella no le gustara a mis padres, no venía de buena familia, no era como nosotros y era demasiado modosita para ellos. Fueron tan maleducados que dejé de verles por completo, empecé a trabajar y a tener una vida propia con Annie.

Las lagunas:

Desde ese momento que decidí apostar por un futuro diferente, empecé a tener lagunas, ataques de pánico y momentos de estrés extremo que aparecían de la nada. Tuve suerte al haber terminado de estudiar y tener un poco más de tiempo libre porque caía enfermo muy a menudo, creo que fue uno de los peores momentos de mi vida. Hacía cosas que no recordaba que había hecho, me despertaba en sitios a los que no recordaba haber ido antes o haber pensado en ir, a veces, a kilómetros de distancia de casa, reflexionaba cosas que luego no recordaba… Annie era mi muleta, la que me decía qué había dicho o hecho, muchas veces, lo apuntaba en una libreta para cuando yo llegase y ella estuviera practicando o en algún concierto de violín, que pudiera saber qué me había ocurrido.

Era duro porque estuvo pasando durante años y no hubo forma de que dejara de ocurrir. Fui a varios médicos, al principio, creyeron que tenía algún problema cerebral, otras veces, hablaron de algo fisiológico que se les estaba pasando por alto y, por último, un trauma infantil que debió afectarme en el pasado y que, en el momento en que dejé de lado a mis padres, se activó como si fuese un botón. La cuestión era que nadie me ayudaba más que Annie, la chica que hice mi mujer por todo su esfuerzo porque yo estuviera bien y constante apoyo, fue una boda preciosa que trato de que no se vuelva una laguna y deje de recordarla. Ella creó el sistema de la libreta y añadió post-its en la pared para que parase en el momento de trance, si es que era eso lo que estaba ocurriendo. Funcionaba porque, a veces, cuando pretendía salir de casa me paraba al ver sus palabras pegadas en la pared, me sentaba y la esperaba, evitando el temor de haber hecho algo extremo que no pudiese explicar.

El cuerpo de Annie:

A pesar de estas lagunas que interferían en mi día a día, nos fuimos a vivir fuera de la ciudad, en una zona bastante arbolada y preciosa en la que hacía tiempo pensábamos mudarnos, nos gustó una casa grande y espaciosa donde queríamos tener hijos y pasar el resto de nuestra vida. Parecía que las lagunas empezaron a suceder cada vez menos, así que, supusimos que lo que ocurrió fueron situaciones aisladas que podrían tener que ver con el ruido y el ajetreo de la ciudad, junto a todo el estrés acumulado en la Universidad y los conciertos, así que, empezamos a olvidarlo, incluso, las notas en la pared y la libreta. Tuve miedo de olvidarlo pero Annie dijo que sería la única manera de superarlo, que debíamos hacer un esfuerzo para seguir adelante, por lo que, decidí hacerlo, tal y como ella dijo, probar y confiar en que todo saldría bien.

Pero, lo que jamás creí que ocurriría pasó. Me vi a mí mismo tirado en el suelo, con la cabeza y el costado adoloridos, con un cuchillo en la mano y sangre en la otra parte de la cocina que esperaba fuera mía pero que resultó ser de Annie. La encontré sobre un charco de sangre que salía de su pecho y su cabeza, con varias puñaladas del cuchillo ensangrentado que yo había sujetado tan solo unos pocos minutos antes y fui presa del pánico. Caí al suelo de rodillas, sollozando y recordando nuestra vida juntos, fueron flashes que aparecían en mi mente como fotografías. Llegó la policía y todo se oscureció a mi alrededor, no pude entender mucho, creo que me desmayé.

Un futuro imposible:

Estuve durante horas interminables en una sala de interrogatorios con dos tipos, el que hacía de poli bueno y el poli malo, parecía que nunca se ponían de acuerdo con las preguntas que debían hacerme, fue violento y ridículo, ¡había acabado de saber que mi mujer estaba muerta! Habían tenido muy poco tacto durante toda la charla y me acusaban de asesinato en primer grado, al parecer, tenían una prueba irrefutable como lo era el cuchillo que yo había sujetado en la mano cuando me desperté y las cuchilladas en su pecho, me vieron a mí al lado del cadáver llorando y gritando como un loco, tenían suficiente para encerrarme y yo no me acordaba de nada, tampoco tenía nada que justificara mi estado, mis lagunas… Ni siquiera se creyeron que teníamos un sistema, no quisieron que fuese a recoger las libretas.

No esperaba esto, la vida era una estúpida broma pesada, una pesadilla de la que despertar mañana, quizá en cualquier momento. Era frustrante no tener ni idea de qué había pasado o tener la certeza de si había sido yo quién la había matado y por qué, tenía una incertidumbre inexplicable que me impedía estar tranquilo, lo cual, también querían usar para acusarme. Querían llamar a mis padres para corroborar mi historia pero, ¿qué iban a decir ellos? Habíamos estado años peleados y ahora esto era lo único que les iba a hacer tener una relación conmigo, incluso, sabía que, con un par de llamadas mi padre podría hacer que todo esto desapareciera y estaba seguro que lo haría. Pero yo no quería. No quería que pararan la investigación, quería saber qué había sucedido y cerciorarme de si había sido yo, de si le había hecho daño, si la había matado y si quizá me había enajenado, era preciso, quería estar seguro y cumplir la condena que merecía si así había sucedido.

Ahora me queda esperar como un idiota a que alguien me diga algo… Esto no era lo que quería, lo que esperaba, lo que había pedido en mi vida. Esto era imposible…

Publicado en Alimentación

Importancia de las Meriendas y Almuerzos:

Viviendo en Edimburgo, casi te puedes ir olvidando de las meriendas y almuerzos porque los escoceses suelen comer tres veces al día y snacks entre horas, aunque no necesariamente. Los tres platos suelen ser bastante copiosos y pesados, así que, se podría esperar que yo hubiera dejado de almorzar y merendar pero no, he seguido con mis cinco comidas diarias. Muchos pueden decir que comer cinco veces es un exceso, que tiendes a la gula, que los españoles no tenemos nunca suficiente y que es mejor hacer las comidas necesarias para vivir sin tener que comer entre horas pero, eso para mí no es suficiente.

¿Qué pasa si has desayunado a las siete de la mañana y luego te lías y no comes hasta las tres de la tarde? Eso significan ocho horas con el estómago vacío, lo cual, implica problemas sobretodo para aquellos que tenemos estómago sensible, desde tener reflujo ácido a angustia o cansancio hasta que nos llevamos algo a la boca. Para mí esto es maltratar el estómago y ayudar a que, cuando vayas a comer, lo hagas con más ansia y te pueda sentar mal porque no has masticado lo suficiente o puede que tengas gases porque comías con cierto nerviosismo y has cogido mucho aire. Un almuerzo te aporta cierta energía entre el desayuno y la hora de comer, sobretodo si te levantas muy temprano y tienes que hacer recados o ir al gimnasio, no vas a ir con el estómago vacío porque podrías marearte… Eso sí, hay gente mayor que ya no come tanto, de hecho, no les apetece hacer las mismas comidas, incluso, comen menos cantidad pero también porque no necesitan tanta energía como una persona joven o de unos cuarenta o cincuenta años que puede necesitar más movilidad y actividad.

Si hemos terminado a las tres de comer, ¿esperamos hasta las nueve para cenar? De la misma forma, vamos a esperar entre cinco y seis horas para alimentarnos, cuando la merienda puede saciar un poco esa hambre que podamos tener y evitar que comamos con ansiedad a la hora de cenar, incluso, que cenemos mucho más de lo que deberíamos porque estamos hambrientos, siendo que por la noche es cuanto menos hay que comer porque se debe hacer una digestión más ligera para irnos a dormir con la digestión hecha y asegurarnos de que nos siente bien. También puede ayudar a esas personas que viven muy ocupadas y atareadas, que no tienen un minuto para sí mismas, pueden comerse un bol de fruta con unos frutos secos y pararse un momento para disfrutar de la comida y dejar ese estrés para más tarde, es un parón necesario.

Hay personas que hacen dietas muy restrictivas y pueden pasarse horas sin comer, también otras que hacen ayunos intermitentes de 16 horas en las que no comen, yo os aseguro que no podría. Estas personas pueden tener un estómago muy fuerte y aguantar estas cosas pero, a la larga, puede que les afecte, necesitamos energía para vivir, movimiento y hacer las comidas necesarias, no por gula, sino para nutrirnos y darle al cuerpo lo que nos pide. De hecho, en mi caso, me siento mejor si incluyo los almuerzos y meriendas cada día que si no los incluyo, me siento más activa, tengo más energía, ganas de hacer cosas, cuando como lo hago sin ansiarme y no siento ese cansancio y vacío cuando solo hago tres comidas. Puede que, al principio, no se note que maltratas tu estómago, pero más adelante se verá, recuerdo que un médico me preguntó una vez si me perdía alguna comida porque fui a su consulta sintiéndome muy cansada, mareada, con dolores de cabeza y el estómago revuelto, le dije que sí, que a veces andaba estresada con los estudios y me podía saltar alguna comida. Me miró y me dijo: “no te voy a dar nada de medicación, el análisis de sangre ha salido bien, hazme el favor de no perderte ninguna comida, hazlas todas, las 5 y verás que te sentirás mejor”. Lo hice y se me pasó todo a la semana de empezar a prestar atención y comer, llevo haciéndolo hasta hoy y me va mucho mejor.

No hay que subestimar los almuerzos y las meriendas 😉


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Eat Between Hours:

Living in Edinburgh, you can almost forget about snacks between meals because Scots usually eat three times a day and not much snacks between meals, although not necessarily. The three dishes are usually quite copious and heavy, so you could expect that I would have stopped having snacks but no, I have continued with my five daily meals. Many may say that eating five times is an excess, that you tend to gluttony, that Spanish people never have enough and that it is better to eat the necessary meals to live without having to eat between meals, but for me that is not enough.

What if you’ve had breakfast at seven in the morning and then you mess up at work and don’t eat until three in the afternoon? That means eight hours on an empty stomach, which implies problems especially for those of us who have a sensitive stomach, from having acid reflux to anguish or fatigue until we put something in our mouth. For me this is to mistreat the stomach and help that, when you go to eat, you do it with more anxiety and it may make you feel bad because you have not chewed enough or you may have gas because you ate with a certain nervousness and you have taken in a lot of air while eating. A snack between meals gives you some energy between breakfast and lunchtime, especially if you wake up very early and have to run errands or go to the gym, you are not going to go on an empty stomach because you could get dizzy … Of course, there are older people who no longer eat as much, in fact, they do not want to eat the same meals, they even eat less, but also because they do not need as much energy as a young person or in their forties or fifties who may need more mobility and activity.

If we’ve finished eating at three, do we wait until nine for dinner? In the same way, we are going to wait between five and six hours to feed ourselves, when the snack can satisfy a little that hunger that we may have and prevent us from eating with anxiety at dinner time, even, that we eat much more than we should because we are hungry, being that at night it is the least we have to eat because we must do a lighter digestion to go to sleep with the digestion done and make sure that we feel good. It can also help those people who live very busy, who do not have a minute to themselves, they can eat a bowl of fruit with some nuts and stop for a moment to enjoy the food and leave that stress for later, it could be a necessary stop.

There are people who make very restrictive diets and can go hours without eating, also others who do intermittent 16-hour fasts in which they do not eat, I assure you that I could not. These people can have a very strong stomach and put up with these things but, in the long run, it may affect them, we need energy to live, movement and make the necessary meals, not for gluttony, but to nourish ourselves and give the body what it asks to us. In fact, in my case, I feel better if I include snacks between meals every day than if I do not include them, I feel more active, I have more energy, I want to do more things than I thought, I eat without craving and I don’t feel that tiredness and empty when I only make three meals. It may not be noticeable at first that you are mistreating your stomach, but later it will be seen, I remember that a doctor once asked me if I missed any meal because I went to his office feeling very tired, dizzy, with headaches and upset stomach, I said yes, that sometimes I was stressed with my studies and I could skip some meals. He looked at me and said: “I’m not going to give you any medication, the blood test has gone well, do me the favor of not missing any food, do them all, eat the 5 and you will see that you will feel better.” I did it and all the symptoms disappeared in a week from starting to pay attention and eat, I have been doing it until today and I am feeling much better.

We shouldn’t underestimate the snacks, don’t you think? 😉


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Series que he Vuelto a ver y Recomiendo:

¿Por qué vuelvo a ver series que ya he visto y para qué? Porque las series que empezaron en el 2000 y algo después, son las que más me han impactado, desde las geniales actuaciones de los actores hasta los escenarios y los efectos especiales, aunque muchas no hayan tenido unos efectos perfectos pero han hecho que me enamorara de los personajes y le tuviera cariño a las series. Esta última cuarentena ha sido bastante fuerte y dura porque ha ocurrido en invierno y en Edimburgo ha hecho un frío horrible como para salir a la calle, así que, en vez de ver películas y series nuevas, me he puesto a revisualizar muchas que tenía en mi disco duro y otras que estaban en netflix para hacer de mi día a día algo más llevadero y entretenido, vamos a decir que me han acompañado y apoyado bastante en estos tiempos, para que luego digan que las series no sirven para nada…

Voy a ir añadiéndolas poco a poco y a comentarlas, además diré por qué las recomiendo. ¡Allá voy!

Esta fue la primera serie que volví a ver y, aunque los efectos de hombre lobo que aparecen no sean tan buenos como en otras series como “The Vampire Diaries” o “The Originals”, desde la primera vez que la vi, me gustó mucho ese toque personal y más primitivo de interpretar a un alfa (este es el jefe de una manada de hombres lobo), también esa amistad inquebrantable que fortalece las relaciones entre los protagonistas en cada temporada y los elementos fantásticos que la componen, de hecho, el que más me ha gustado siempre ha sido el “Nogitsune” (es un zorro oscuro que posee y se convierte en la persona a la que ha poseído), Dylan O’brien protagoniza estas escenas increíblemente bien, de hecho, es el actor que más me gusta de toda la serie y, de hecho, su personaje Stiles Stilinski es, sin duda, mi favorito.

Otro elemento fantástico que incluyen en la serie y ha sido parte digamos de la mitología, ha sido las Banshees, en este caso, me encantó que lo protagonizara Holland Roden como Lydia Martin, hace un papel buenísimo y lo que se pretende es mostrar otra de las historias entrelazadas que van sucediendo. Derek Hale protagonizado por Tyler Hoechlin es otro de los personajes que muestran muy bien esa oscuridad de hombre lobo destinado a permanecer en la sombra, de hecho, me gustó mucho esa parte en la que explican por qué cambian los ojos de los hombres lobo y por qué los de Derek son azul zafiro, normalmente, es porque han perdido a seres queridos, los que tienen el color rojo sangre son los alfa y los que tienen el tono amarillo miel, suelen ser los que nunca han perdido a nadie ni han matado, los puros. Los diferentes tipos de hombres lobo son también muy interesantes, además de cómo se relacionan y la información que van incluyendo poco a poco, todo traído de la mitología, creo que eso es lo que más me gustó y me llamó la atención de esta serie.

Esta serie la he comentado bastante en mis blogs y creo que es la cuarta vez que la he visto. Los elementos fantásticos como son los vampiros, hombres lobo, brujas e híbridos, hacen que todo el universo de esta serie se dote de momentos muy tensos, otros especiales y nos muestre las diferentes formas de lealtad entre especies, cómo se protegen entre ellos y cómo algunos suben al poder como reyes, como es el caso de Klaus Mikaelson. Esta serie es el spin off formado por cuatro temporadas de “The Vampire Diaries” donde ya nos mostraron quiénes son y de quién se compone esta familia, desde Elijah, Kol, Rebekah, Klaus y Finn Mikaelson, los cuales, tienen una personalidad y carácter propio, un pasado y siempre ligados por el famoso “por y para siempre” de la serie de la que provienen.

Aparecen otros personajes que serán muy importantes y que cambiarán la vida de los hermanos y son Hope (la niña que nace de la unión entre Hayley Marshall, la mujer lobo y Klaus en una noche que se muestra en “The Vampire Diaries” y que termina siendo una trihíbrido, algo de lo que no se había hablado todavía en ninguna de las series anteriores), Halyley empieza a tener un papel muy importante también, ya no solo como madre de la criatura que va a traer el mal a Nueva Orleans, sino también, como futura híbrida y alfa de los hombres lobo. Un poco después, aparece la hermana perdida de la que nadie había oído hablar y que fue separada de la familia cuando era aún muy pequeña, Freya Mikaelson, la cual, es bruja y tiene su propia historia en la serie.

La imagen de Marcel Gerard como uno de los personajes principales me gustó mucho pero, en algunos momentos me chirrió, pasó a ser algo así como un personaje de apoyo o que ya no tuviera tanta importancia como la que se le había dado en la primera temporada, siendo que fue el aprediz de Klaus, e incluso, tratado como un hijo desde que este le ayudó a escapar de su padre maltratador y decidió llevarlo a casa y cuidarlo como uno más de los suyos. Como todos los demás, también tiene su propia historia. El personaje de Davina Claire me llamó bastante la atención al principio pero más tarde, parece que va perdiendo importancia, siendo que es una de las brujas de más importancia en la primera temporada cuando forma parte del ritual de la cosecha.

Esta serie la descubrí por la época del primer confinamiento y la volví a ver en el segundo, sigo haciéndolo porque todavía no ha acabado y cada semana sacan un nuevo episodio (cuando termine, escribiré un post sobre ella como recomendación y explicaré mucho más). Me encantó desde el principio, de hecho, sabiendo que proviene de “Archie Comics”, me llamó todavía más la atención, sobretodo por la forma en la que uno de los personajes principales Jughead Jones explica el primer asesinato que ocurre en el pueblo de Riverdale, donde no pasan cosas por casualidad. Nos empiezan a introducir poco a poco a otros personajes como es Betty Cooper (la llamada “la chica de al lado”), Archie Andrews que al principio creo que era un personaje fuerte y luego va cayendo en picado, Veronica Lodge hija de mafiosos y que me encanta su carácter, por cierto, Cheryl Blossom (la hermana de Jason Blossom, el chico al que mataron y tiraron al río), además de otros como Kevin (el típico chaval homosexual que va al bosque a tener relaciones furtivas con chicos de vez en cuando sin que nadie lo sepa).

He de decir que el misterio y la oscuridad que muestra durante las primeras temporadas es ideal, intrigante, magnética, tiene todo lo que incluso, una serie de novela negra debería tener. Me gustó mucho esa época hasta ochentera que se muestra en la mayor parte de la serie, dado que, en esta última, se ha roto por completo y han confundido los años en los que transcurre la serie, dejando, supuestamente, siete entre la etapa adolescente y la adulta de los personajes. Hay que decir que, en cada temporada hay un nuevo misterio que descubrir, el cual, Jughead y Betty son los más interesados en descubrir y desvelar, tiene ambientaciones muy oscuras, personajes muy interesantes que van saliendo en la serie y te acerca mucho a cada uno de ellos pero, he de decir, que esta última temporada me resulta bastante complicada de seguir, hay demasiadas historias entrelazadas entre personajes y quisieron sacarla tan pronto que creo que se precipitaron, hay muchas cosas en las que centrarse conforme vas viéndola y, bueno, no veo la misma dinámica de misterio y suspense como en las primeras temporadas, me deja más extrañada y confundida que nada pero bueno, la sigo viendo, la comentaré más cuando esta temporada termine 😉

Por supuesto, conociéndome, ¡esta serie no podría faltar! No tengo ni idea de cuántas veces la he visto ya, a decir verdad, me la sé de memoria y la personalidad de Veronica es muy dinámica, llena de misterio, compuesta por drama, con una suerte en relaciones devastadora y un sarcasmo que me intriga y magnetiza. Veronica trabaja con su padre Keith Mars en su oficina de Detectives Privados y ella le ayuda a investigar en las horas en las que no va a clase, pero hay misterios que dan lugar en este que Veronica acepta a cambio de dinero o por hacerle un favor a un amigo o a alguien que conoce de una forma muy intuitiva y determinante. Esta serie es la típica novela negra pero a través de imágenes, incluso, los escenarios y los diálogos están muy bien traídos, las actuaciones son fantásticas y la investigación de la muerte de su mejor amiga Lily Kane donde empieza la primera temporada, ya te da la opción de quedarte pegada a la silla. El siguiente misterio, tiene que ver con el accidente del autobús, una bomba explota antes de que caiga por el acantilado y a Veronica la lleva por una tormenta de insomnio y pesadillas hasta que descubre quién es el asesino. Por último, el tercer misterio de la serie, tiene que ver con las violaciones de la Universidad de Herst, la misma donde Veronica decide estudiar Criminología para convertirse en una verdadera detective privado como su padre de una forma oficial.

Todos los fans de la serie, nos preguntábamos qué pasaría con la serie después de un final tan abierto, corto y no determinante al terminar el último capítulo de la tercera temporada, tuvimos una esperanza de que hubiera una cuarta donde nos mostrase qué había pasado con Veronica en sus prácticas para el FBI donde bien muestra que las consigue en la tercera temporada pero se canceló y no la siguieron. En 2014 nuestra esperanza sobre la serie volvió a nosotros cuando hicieron una película de Veronica Mars en su etapa adulta, dónde había acabado después de todo lo que pasó en el instituto y en su etapa en el FBI (la obvian bastante). La vemos tratando de entrar en un despacho de abogados como titulada en Derecho y Psicología, siendo atraída por un asesinato en Neptune (California) donde Logan Echolls (el ex novio de Veronica que sigue siendo muy querido) es acusado de haber matado a su novia. Veronica deja a Stosh conocido por “Piz” en casa, dado que, al final de la tercera temporada se muestra cómo ambos empezaban una relación y en la película lo quisieron seguir igual. Fue una película genial y que disfruté mucho, tenía toques a novela negra, al igual que, en la serie con ciertos toques más modernos debido a los años pasados desde el rodaje de las series y la película. En resumen, me quedé satisfecha.

Cuando creíamos que todo había terminado, llegó en 2019 la que sería la cuarta temporada de la serie y que seguiría a la película donde se puede ver a Veronica y a Logan viviendo juntos en Neptune, dado que, después de haber descubierto que este no había matado a Bonnie DeVille y haber empezado algo nuevo con Logan, Veronica decide quedarse ayudando a su padre en la oficina como en los viejos tiempos y en la cuarta temporada. El misterio que acecha es una serie de bombas que han hecho que la gente se alerte y asuste. Tiene los suficientes capítulos como para terminarla y zanjar por completo la serie de Veronica Mars donde la vemos completamente comprometida, siguiendo a esa idea de casarse y pensar en tener familia, cuando algo ocurre y pierde a una de las personas más importantes de su vida, quién la haya visto lo sabrá. Fue algo que a muchos fans nos dolió profundamente, la pérdida de este personaje parecía inevitable pero le da a la serie y al mismo personaje de Veronica un toque dramático y oscuro, de realidad que no en muchas series podemos ver.

Esta es, sin duda, mi serie favorita. La historia de esta serie nos muestra a una joven llamada Nikita que fue entrenada por una sociedad encubierta llamada División para convertirla en una asesina. La primera orden que desobedeció fue la de matar a una joven de 10 años, la famosa Alexandra Udinov. Me encantan las historias de ambos personajes, están bien elaboradas, surrealistas pero muy bien estructuradas y son una fuerza para la serie, su unión y las ganas de hacer caer División hacen que la primera temporada te acerque mucho a lo que está pasando, te intrigue y te mantengas atento a lo que ocurre. Nikita usa todas las dotes aprendidas en División para hacer caer a Percy (el jefe de la misma que ha vuelto a esta célula criminal aún más peligrosa y malvada). Aparece Michael, el cual, se esperaba fuese un aliado de Nikita muy pronto y descubriera que Alex era el topo que buscaban en División.

La segunda y tercera temporada nos llevan a ver cómo Alexandra quiere llevar a cabo su venganza contra los hombres que contrataron a División para matar a su familia y descubre cosas que no imaginaba que hubieran ocurrido, a la par que vamos conociendo a nuevos personajes que hacen que la serie cada vez sea más especial. La cuarta temporada se basa en demostrar la inocencia de Nikita ante el mundo. Así contado, no suena muy interesante, por ello, hay que verla para captar todos los detalles, aunque he de decir que todas las actuaciones fueron perfectas, te puedes creer que lo que está ocurriendo es real y no son actores los que están mostrándote la historia por mucho que sí lo sean. Tienen historias entrelazadas en la principal muy interesantes como la de Michael, la de Seymour Birkoff (el hacker y el llamado Caminante de las Sombras), la de Alex, como he dicho, y también sobre la de Amanda, una mujer despiadada y muy pero que muy mala. La serie muestra muy bien esa lealtad y amistad entre los personajes que componen el mundo de Nikita y cómo se apoyan entre sí. No dejo de decir que es mi favorita.

Supongo que conocéis a estos tres, son Alan, Jake y Charlie Harper, personajes de la serie “Dos Hombres y Medio”. En esta segunda cuarentena, necesitaba reírme, literalmente, no quería tanto drama, ya teníamos bastante con el “bichito” que nos acecha, así que, decidí ver esta serie hasta la temporada siete, donde Charlie Sheen (protagoniza a Charlie Harper) desaparece de la serie. Siempre he tenido mucho cariño a estos tres tontos porque, donde se ven, son una familia un poco extraña, se quieren con locura y se aprecian pero no dejan de demostrarse lo mucho que se odian entre sí, es un tanto complejo de entender pero ahí está. Nos muestran a dos hermanos y al sobrino, hijo de Alan, tiene padres en plena separación y el cual, termina junto a su padre en casa de Charlie, en principio, durante unos meses hasta que se arreglase con Judith, su futura ex mujer. Esta convivencia se alarga años, unos años donde pasan de todo juntos y Jake crece conociendo a todas las mujeres que Charlie trae a casa como rollos de una noche, entre excusas para no volver a verlas y llamarlas y noches de borrachera sin control.

Alan es el típico hombre detallista, que Charlie a veces califica como “gay” y tacaño, porque no gasta ni un duro, quiere que todo lo pague su hermano mayor y por las camisetas baratas de mercadillo que se compra, es muy gracioso. El personaje de Alan va evolucionando de hombre comprometido, detallista y bueno, a desesperanzado, algo pasota y con ansias de vivir una vida tan despreocupada como la de Charlie. Han tenido discusiones fuertes, otras sin importancia y, muchas veces, lo único que les hacía volver a hablar eran los gases de Jake después de la cena. Esta serie muestra un poco la divertida vida de tres hombres viviendo solos, sus reglas, el mismo odio que tienen por la abuela de Jake, Evelyn y cómo pueden ser de complejas las relaciones familiares. Tiene muchos momentos graciosos, otros dramas, instantes que muestran muy bien la inocencia de un niño que parece que no entienda lo que pasa pero que lo capta todo aunque sus padres y su tío traten de ocultárselo, también lo importante que es no discutir delante de un niño porque absorben todo lo que oyen. Para mí, siempre ha sido una serie muy divertida y que veo cuando quiero relajar un poco la mente.

En esta segunda cuarentena, he visto esta serie dos veces porque la sucesión de capítulos, las historias que encierra y las investigaciones policiales mantienen un ritmo bastante realista y relajado que me encanta. Podemos ver al protagonista de esta historia, Patrick Jane, un hombre que se ganaba la vida de médium y quién sufrió una tragedia que le hizo replatearse su vida. Hablo sobre el renombrado asesino en serie John el Rojo quién mató a su mujer y su hija por haberle humillado en televisión, decidiendo él mismo ofrecer sus servicios de mentalista para ayudar a las fuerzas del orden a meter a asesinos en la cárcel, en este caso, fue a las oficinas de Investigación Criminal de Sacramento (California) donde conoció a Teresa Lisbon (jefa de la brigada), Wayne Rigsby, Grace Vampelt y Kimball Cho, los que serían sus compañeros durante el resto de su viaje hasta cobrar su venganza.

El personaje que han formado sobre Patrick Jane es muy inspirador, toca mucho la fibra sensible, su forma de hablar maleducada, su sarcasmo, su manera de actuar y manipular las situaciones para pillar a los asesinos con las manos en la masa son, ciertamente, las cosas más atrayentes de la serie, su personalidad capta al que decide verla, no decepciona. Me gusta mucho la fiabilidad de las investigaciones a la vida real, los procedimientos que siguen, los interrogatorios, los posibles problemas que pueden ocasionar el que tengas un mal comportamiento, las sanciones, incluso, muchas de las reglas que se siguen, son muy parecidas a la realidad. Combina muy bien momentos de drama, algo de diversión, juegos mentales, reflexiones profundas, las formas en las que un asesino en serie puede matar, el sentido que tiene para alguien quitar una vida y cómo es de tóxica o sana la venganza y hasta qué punto es legal. Esta serie tiene tantos matices que sería imposible no echarle un solo vistazo 🙂

¡Y hasta aquí el paseo por las series que he vuelto a ver y recomiendo!


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Series that I’ve Rewatched and I Recommend:

Why do I ever watch series I’ve already watched again and for what? Because the series that started in 2000 and even after, are the ones that have impacted me the most, from the great performances of the actors to the stages and the special effects, although many have not had perfect effects but have made me fall in love with the characters and love the series. This last quarantine has been quite strong and hard because it has happened in winter and in Edinburgh it has made a horrible cold to go out on the street, so instead of watching new movies and series, I have started to rewatch many that I had on my hard drive and others that were on netflix to make my day to day something more bearable and entertaining, let’s say that I have been accompanied and supported quite a bit in these times, incredible that people say that series are useless…

I’m going to add them slowly and I’m going to say why I recommend them. Here we go!

TEEN WOLF: This was the first series I watched again and although the werewolf effects that appear are not as good as in other series like “The Vampire Diaries” or “The Originals”, from the first time I watched it, I really liked that personal and primitive touch of playing an alpha (this is the boss of a pack of werewolves), also that unwavering friendship that strengthens the relationships between the protagonists in each season and the fantastic elements that make up it, in fact, the one that I liked the most has always been the “Nogitsune” (it is a dark fox that possesses and becomes the person to which he has possessed), Dylan O’brien stars in these scenes incredibly well, in fact, he is the actor that I like the most in the whole series and, in fact, his character Stiles Stilinski is undoubtedly my favorite.

Another fantastic element that the producers include in the series and has been part of the mythology is the Banshees, in this case, I loved that Holland Roden starred as Lydia Martin, plays a very good role and what is intended is to show another of the intertwined stories that are happening. Derek Hale starring Tyler Hoechlin is another of the characters who show all too well that werewolf darkness destined to stay in the shade, in fact, I really liked that part where they explain why werewolves’ eyes change and why Derek’s are sapphire blue, normally, it’s because they’ve lost a loved one, those that have the color blood red are the alpha ones and those that have the honey yellow tone, they are usually those who have never lost anyone or killed, the pure ones. The different types of werewolves are also very interesting, besides how they relate and the information that they are gradually including, all brought from mythology, I think that’s what I liked it the most the first time I watched it and it caught my attention in this series.

THE ORIGINALS: This series I’ve talked a lot about on my blogs and I think it’s the fourth time I’ve watched it. The fantastic elements such as vampires, werewolves, witches and hybrids, make the whole universe of this series endow with very tense moments, other special ones and show us the different forms of loyalty between species, how they protect each other and how some rise to power as kings, as is the case of Klaus Mikaelson. This series is the spin-off formed by four seasons coming from “The Vampire Diaries” where they already showed us who they are and who this family is made up of, from Elijah, Kol, Rebekah, Klaus and Finn Mikaelson, who have a personality and character of their own, a past and always linked by the famous “always and forever” of the series from which they come.

Other characters that appear will be very important and that will change the lives of the brothers and are Hope (the girl born from the union between Hayley Marshall, the werewolf and Klaus on a night shown in “The Vampire Diaries” and which ends up being a trihybrid, something that had not yet been talked about in any of the previous series) Halyley begins to play a very important role as well, not only as the mother of the creature that will bring evil to New Orleans, but also as future hybrid and alpha werewolves. A little later, the lost sister that no one had heard of appears and who was separated from the family when she was still very young, Freya Mikaelson, who is a witch and has her own story in the series.

The image of Marcel Gerard as one of the main characters I liked very much but, in some moments he squeaked to me, he became something of a supporting character or that was no longer as important as that given to him in the first season, being that he was Klaus’s aprentice, and even treated like a son since he helped him escape from his abusive father and decided to take him home and take care of him as one more of their family. Like everyone else, it also has its own story. Davina Claire’s character caught my eye quite a bit at first but later, it seems to be losing importance, being that she is one of the most important witches in the first season when she is part of the harvest ritual.

RIVERDALE: This series I discovered from the time of the first lockdown and I watched it again in the second, I keep watching it because it is not over yet and every week they take out a new episode (when I finish it, I will write a post about it as a recommendation and explain much more). I loved it from the beginning, in fact, knowing that it comes from “Archie Comics”, it caught my eye even more, especially because of the way one of the main characters Jughead Jones explains the first murdered one that happens in the village of Riverdale, where things do not happen by chance. We are gradually introduced to other characters such as Betty Cooper (the so-called “the girl next door”), Archie Andrews who at first I think was a strong character and then plummets, Veronica Lodge daughter of mobsters and I love her character, by the way, Cheryl Blossom (the sister of Jason Blossom, the guy who was killed and thrown into the river), besides others like Kevin (the typical gay kid who goes to the woods to have sneaky relationships with boys from time to time without anyone knowing).

I have to say that the mystery and darkness it shows during the first few seasons is ideal, intriguing, magnetic, has everything that even a black novel series should have. I really liked that time until eighty-something shown in most of the series, since in the latter, it has completely been broken and have confused the years in which the series takes place, leaving, supposedly, seven between the teenage period and adult stages of the characters. It must be said that, in each season there is a new mystery to discover, which, Jughead and Betty are the most interested in discovering and unveiling, has very dark settings, very interesting characters that are coming out in the series and brings you very close to each of them but, I have to say, that this last season I find it quite difficult to follow, there are too many stories intertwined between characters and they wanted to bring it out so soon that I think they rushed it, there are many things to focus on as you watch it and well, I don’t see the same mystery dynamic and suspense as in the early seasons, it leaves me more strange and confused than anything but well, I keep watching it anyway, I’ll comment on it more when this season ends 😉

VERONICA MARS: Of course, knowing me, this series couldn’t be missed! I have no idea how many times I have already watched it, to tell you the truth, I know it by heart and Veronica’s personality is very dynamic, full of mystery, composed of drama, with a luck in devastating relationships and a sarcasm that intrigues and magnetizes me. Veronica works with her father Keith Mars in his Private Detectives office and she helps him to investigate at times when she does not go to class, but there are mysteries that give rise to this one that Veronica accepts in exchange for money or for doing a favor to a friend or someone she knows in a very intuitive and decisive way. This series is the typical black novel but through images, even the stages and dialogues are very well brought, the performances are fantastic and the investigation of the death of her best friend Lily Kane where the first season begins, already gives you the option to stay glued to the chair. The next mystery is about the bus crash, a bomb explodes before it falls off the cliff and Veronica is carried away by a storm of insomnia and nightmares until she finds out who the killer is. Finally, the third mystery of the series, has to do with the rapes in the Herst University, the same where Veronica decides to study Criminology to become a true private detective like her father in an official way.

All fans of the series, we wondered what would happen to the series after such an open, short and non-decisive ending at the end of the last chapter of the third season, we had hoped that there would be a fourth where the producers would show us what had happened to Veronica in her practices for the FBI where they well shows she gets them in the third season but it was canceled and did not follow it. In 2014 our hope of the series came back to us when they made a Veronica Mars film in her adulthood, where she had ended up after everything that happened in high school and in her time at the FBI (they make this part quite obvious but don’t comment on it). We see her trying to break into a law firm as a law and psychology degree, being drawn to a murder in Neptune, California, where Logan Echolls (Veronica’s long-time ex-boyfriend) is accused of killing his girlfriend. Veronica leaves Stosh known for “Piz” at home, as the end of the third season shows how the two started a relationship and in the film they wanted to follow it the same. It was a great film and I really enjoyed it, it had touches to black novel, as well as in the series with certain more modern touches due to the years since the filming of the series and the film. In short, I was satisfied.

When we thought it was all over, it came in 2019 what would be the fourth season of the series and that it would follow the film where you can see Veronica and Logan living together in Neptune, since having discovered that he had not killed Bonnie DeVille and started something new with Logan, Veronica decides to stay helping her father in the office as in the old days and in the fourth season. The mystery lurking this season is a series of bombs that have made people alert and frightened. It has enough chapters to finish it and completely settle the Veronica Mars series where we see her completely engaged, following that idea of getting married and thinking about having a family, when something happens and loses one of the most important people in her life, whoever has watch it will know. It was something that many fans felt very deeply in our hearts, the loss of this character seemed inevitable but it gives the series and Veronica’s same character a dramatic and dark touch, reality that not in many series we can see.

NIKITA: This is definitely my favorite series. The story of this one shows us a young woman named Nikita who was trained by a covert society called Division to turn her into a murderer. The first order she disobeyed was to kill a 10-year-old girl, the famous Alexandra Udinov. I love the stories of both characters, they are well crafted, surreal but very well structured and are a force for the series, their union and the desire to bring Division down make the first season bring you very close to what is going on, intrigue you and stay attentive to what happens. Nikita uses all the skills learned in Division to bring down Percy (the division chief who has returned to this even more dangerous and evil criminal cell). Michael appears, who was expected to be an ally of Nikita very soon and discovered that Alex was the mole they were looking for in Division.

The second and third seasons lead us to see how Alexandra wants to carry out her revenge against the men who hired Division to kill her family and discover things that she did not imagine would have happened, while we are meeting new characters who make the series more and more special. The fourth season is based on proving Nikita’s innocence to the world. So told, it doesn’t sound very interesting, so you have to watch it to capture all the details, although I have to say that all the performances were perfect, you can believe that what is happening is real and it is not actors who are showing you the story no long as they are. They have very interesting stories in the main one like Michael’s, Seymour Birkoff’s (the hacker and the so-called Shadow Walker), Alex’s, as I said, and also about Amanda’s, a ruthless and very bad woman. The series shows very well that loyalty and friendship between the characters that make up the world of Nikita and how they support each other. I keep saying it’s my favorite.

TWO AND A HALF MEN: I guess you know these three, it’s Alan, Jake and Charlie Harper, characters from the two-and-a-half men series. In this second quarantine, I needed to laugh, I literally didn’t want so much drama, we already had enough of the “bug” that haunts us, so I decided to watch this series until season seven, where Charlie Sheen (stars Charlie Harper) disappears from the series. I’ve always been very fond of these three fools because, where they look, they’re a little strange family, they love each other madly and they appreciate each other but they keep showing each other how much they hate each other, it’s kind of complex to understand but there it is. They show us two brothers and Alan’s son, he has parents in full separation and who, along with his father at Charlie’s house, at the begining, for a few months until he settled down with Judith, his future ex-wife. This coexistence lasts for years, a few years where they spend everything together and Jake grows up meeting all the women that Charlie brings home like one-night stand, between excuses so as not to see them again and call them and drunken nights out of control.

Alan is the typical detailed man, who Charlie sometimes describes as “gay” and stingy, because he doesn’t spend a pen in anything, he wants his older brother to pay for everything and for the cheap flea shirts he buys, it’s very funny. Alan’s character is evolving from a committed, detailed, and good man, to hopeless, somewhat step-by-step, and eager to live a life as carefree as Charlie’s. They’ve had strong discussions, others unimportant, and often the only thing that made them talk again was Jake’s gas after dinner. This series shows a little bit about the fun lives of three men living alone, their rules, the same hatred they have for Jake’s grandmother Evelyn, and how complex family relationships can be. He has many funny moments, other dramas, moments that show very well the innocence of a child who does not seem to understand what is going on but who captures everything even if his parents and uncle try to hide it from him, also how important it is not to argue in front of a child because they absorb everything they hear. For me, it’s always been a very fun series and I watch it when I want to relax my mind a little bit.

THE MENTALIST: In this second quarantine, I’ve watched this series twice because the succession of chapters, the stories it encloses and the police investigations keep a pretty realistic and relaxed pace that I love. We can see the protagonist of this story, Patrick Jane, a man who made a living as a medium and who suffered a tragedy that made him relave his life. He talked about the renowned serial killer the Red Jonh who killed his wife and daughter for humiliating him on television, deciding himself to offer his mentalist services to help law enforcement put killers in jail, in this case, he went to the Criminal Investigation Offices in Sacramento, California, where he met Teresa Lisbon (head of the brigade) Wayne Rigsby, Grace Vampelt and Kimball Cho, who would be his partners for the rest of his journey until he exacted his revenge.

The character the producers have formed about Patrick Jane is very inspiring, he plays a lot of sensitive fiber, his way of speaking rudely, his sarcasm, his way of acting and manipulating situations to catch the killers in the hands in the dough are certainly the most attractive things in the series, his personality captures the one who decides to watch the series, he does not disappoint. I really like the reliability of real-life investigations, the procedures that follow, the interrogations, the possible problems that can cause the misbehavior, the sanctions, even many of the rules that are followed, are very similar to reality in the police enforcements. It combines very well moments of drama, some fun, mind games, deep reflections, the ways in which a serial killer can kill, the meaning it has for someone to take a life and how toxic revenge is or healthy and to what extent it is legal. This series has so many nuances that it would be impossible not to take a single look 🙂

This are the series I watched again and I recommend you to watch! 🙂


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Reflexiones

La Ansiedad Invisible:

No es su nombre general, tampoco el que se suele utilizar para definir o identificar la ansiedad, tan solo yo le he puesto ese nombre hace algún tiempo porque, muchas veces, estamos ansiosos o nerviosos y no nos damos cuenta de ello pero nuestro cuerpo sí que nos está alertando mediante síntomas o actitudes que empezamos a tener que no llegan a ser del todo normales en nosotros. La llamo invisible porque no notas esa ansiedad con una sensación de que se te acaba el aire, te duele el pecho o mareo, quizá dolor de estómago o diarreas, sino que, puede que empieces a comer mucho más de lo habitual, no dejes de tener antojos, tengas unos días de insomnio, estés irritable o con cambios de humor un poco extremos. Son algunas sensaciones que podemos tener puntualmente por algunas otras razones, pero también para darnos cuenta de que hemos pasado una etapa de ansiedad sin percatarnos.

Muchas veces, no notaremos que nos tiemblan las piernas o que tenemos mucho más apetito de repente o unas ganas de comer insaciables, también puede mostrarse a modo de un temblor en la mandíbula cuando juntas un poco los dientes, puede que notes tensión en el cuello o una flojera en los brazos que no te explicas porque no has estado haciendo ningún tipo de fuerza fuera de lo habitual, no te has notado nervioso o inquieto, por lo tanto, puede que hayas pasado por un momento de ansiedad en cierto momento del día y ni te has enterado. ¿Por qué lo notamos días después? Cuando nos ponemos nerviosos, nuestro cuerpo desprende una hormona que se llama cortisol y el hígado la adrenalina, dado que, el cuerpo ha identificado una amenaza exterior y lo que hace es darte la energía suficiente a tus músculos para que escapes del supuesto peligro que existe en ese momento. Esto, se acumula en el cuerpo si no haces el ejercicio suficiente como para quemarlo y sale de este a través de síntomas distintos, de hecho, puede que sintamos la ansiedad en días que ni siquiera nos hayamos alterado por ninguna cosa en particular.

De hecho, la ansiedad no solo se muestra a través de síntomas físicos, sino también en nuestra forma de actuar con nosotros mismos y socialmente, dependiendo de nuestras experiencias previas. Puede que nos siente mal cualquier crítica exterior hacia nosotros, que nos sintamos rechazados todo el tiempo, que creamos que todo el mundo está en nuestra contra o que no avanzamos en nuestra vida, los pensamientos intrusivos permanecen en nosotros cada día y apartamos a los demás creyendo que nos harán daño en un futuro, somos escépticos ante cualquier cosa, no creemos nada de lo que nos dicen y solemos resguardarnos en el silencio, la mayoría de la gente con ansiedad tiende a ser bastante asocial y tienen una especie de hipocondría recurrente porque estos síntomas psicológicos se suelen somatizar en el cuerpo. Y esto, también es ansiedad, pero se esconde tras reacciones bastante claras y reflexivas para nosotros, muy presentes y reales.

Nuestros pensamientos tienden a ser bastante negativos y lo que debemos hacer es estar siempre con personas y circunstancias que sean positivas para nosotros, aunque no podamos evitar que nuestra mente de vez en cuando nos estropee el momento o que tienda a creer cosas que no existen en la realidad. Si vemos una situación negativa o una persona que identificamos como tóxica, debemos alejarnos lo más rápido posible porque nos intoxicamos con facilidad de esa misma negatividad y toxicidad, solemos ser muy sensibles a ello y necesitamos espacio. Todo esto, es una ansiedad invisible y que ocurre en nuestro interior, de hecho, hay algo que leí no hace mucho que me resultó muy interesante y quiero comentar y es que mientras estamos en el vientre de nuestra madre y se va formando nuestro cerebro y terminaciones nerviosas, también se va determinando si vas a tener ansiedad cuando vayas creciendo, se activará esa parte de nosotros conforme nuestra vida vaya progresando. Termina siendo como una especie de destino del que es bastante difícil de escapar pero que sí se puede controlar de cierta forma, como ya dije en uno de mis post “Cómo Controlar la Ansiedad“, se puede disminuir mucho más de lo que creemos pero seguirá estando ahí, invisible.

Todas las reacciones que tengamos se pueden observar y analizar, forma parte del amor propio que todos deberíamos tener, al fin y al cabo, hay que saber cómo relacionarnos con esa ansiedad, cómo aceptarla e identificar cuándo es ella la que nos habla y no nosotros, cuándo son nuestros miedos los que están interfiriendo en ese momento presente y cuándo nuestras dudas tratan de manipular cómo llegar a nuestros objetivos, esas ansiedades internas de las que nos tenemos que deshacer aunque las que sentimos del exterior, a veces, nos superen y seguir caminando tratando de tener esta ansiedad como a una amiga que debemos cuidar y con la que tenemos que hablar habitualmente para que se calme y no se indigne por todo, de hecho, somos nosotros quiénes hemos acostumbrado a nuestro cuerpo a reaccionar de esta forma y somos quiénes debemos educarlo nuevamente para que se acople a lo nuevo.


Recordad que podéis apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Invisible Anxiety:

It is not its general name, nor that which is often used to define or identify anxiety, only I have given it that name some time ago because, many times, we are anxious or nervous and we do not realize it but our body is alerting us through symptoms or attitudes that we begin to have that do not become entirely normal in us. I call it invisible because you don’t notice that anxiety with a feeling that you’re running out of air, your chest hurts or you’re dizzy, maybe stomach pain or diarrhea, but you may start eating a lot more than usual, don’t stop cravings, have a few days of insomnia, are irritable or have slightly extreme mood swings. These are some sensations that we can have on time for some other reasons, but also to realize that we have gone through a stage of anxiety without realizing it.

Many times, we won’t notice our legs shaking or that we have a lot more appetite all of a sudden or an insatiable urge to eat, it can also be shown as a tremor in the jaw when you put your teeth together a little, you may notice tension in your neck or a slack in your arms that you can’t explain because you haven’t been doing any kind of strength out of normal, you haven’t noticed yourself nervous or restless, so you may have gone through a moment of anxiety at a certain time of day and haven’t even feel it as usual. Why do we notice it days later? When we get nervous, our body releases a hormone called cortisol and the liver the adrenaline, since the body has identified an outside threat and what it does is give enough energy to your muscles to escape the supposed danger that exists at that time. This builds up in the body if you don’t exercise enough to burn it and leave your body through different symptoms, in fact, we may feel anxiety on days that we haven’t even been upset by anything in particular.

In fact, anxiety is shown not only through physical symptoms, but also in our way of acting with ourselves and socially, depending on our previous experiences. We may feel bad about any outward criticism about us, that we feel rejected all the time, that we believe that everyone is against us or that we do not advance in our lives, intrusive thoughts remain in us every day and we set aside others believing that they will harm us in the future, we are skeptical of anything, we do not believe anything of what other people tell us and we usually shelter in silence, most people with anxiety tend to be quite asocial and have a kind of recurrent hypochondria because these psychological symptoms are usually somatized in the body. And this is also anxiety, but it hides behind quite clear and thoughtful reactions for us, very present and real.

Our thoughts tend to be quite negative and what we should do is always be with people and circumstances that are positive for us, even if we can’t stop our minds from occasionally spoiling certain moments or tending to believe things that don’t exist in reality. If we see a negative situation or a person we identify as toxic, we must move away as quickly as possible because we easily get intoxicated from that same negativity and toxicity, we tend to be very sensitive to it and we need space. All this, it is an invisible anxiety and that happens inside us, in fact, there is something that I read not long ago that I found very interesting and I want to comment here and that is that while we are in the belly of our mother and our brains and nerve endings are forming, it is also determined if you are going to have anxiety when you grow up, that part of us will be activated as our lives progress. It ends up being like a kind of destination that is quite difficult to escape but can be controlled in a certain way, as I said in one of my posts “How to Control Anxiety“, you can decrease it much more than we think but it will still be there, invisible.

All the reactions we have can be observed and analyzed, it is part of the self-love that we should all have, after all, we must know how to relate to that anxiety, how to accept it and identify when it is she who speaks to us and not us, when it is our fears that are interfering at that present moment and when our doubts try to manipulate how to reach our goals, those internal anxieties that we have to get rid of even though the ones we feel about the outside sometimes overcome us and keep walking trying to have this anxiety like a friend that we have to take care of and that we have to talk to regularly so that it calms down and does not be indicated by everything, in fact, we are the ones who have accustomed our body to react in this way and we are the ones who must educate it again so that it is going to have an appropriate reaction to the new things coming.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Relatos

Lagunas:

Abrí los ojos poco a poco, sintiendo mi cuerpo algo engarrotado. Parpadeé un par de veces para ponerme en situación, dándome cuenta de que estaba tirado en el suelo, boca arriba, algo mareado, con un dolor de cabeza horrible. Notaba la boca seca, tenía algo en la mano izquierda pero todavía no definía qué era. Traté de enderezarme la primera vez pero no lo conseguí, me dolía mucho el costado derecho. Esperé unos segundos y volví a intentarlo acercando ambas manos hacia el centro, percatándome de que lo que había notado antes era el mango de uno de los cuchillos que teníamos en la cocina. ¿Qué hacía yo con un cuchillo allí tirado? Lo dejé en el suelo y traté de ponerme en pie.

Volví a marearme, así que, evité levantarme demasiado rápido ayudándome con una de las sillas que había cerca de la barra de la cocina. En ese momento, estar de pie era lo peor que me había pasado en diferencia, así que, seguí de pie con las manos cogidas a la encimera de la cocina. En esos momentos de lucidez, donde no parecía que me ocurriese nada entre dolor y dolor, pude darme cuenta de que había unas gotas de sangre bastante grandes cerca de la mesa de la cocina donde Annie y yo solíamos sentarnos a comer esos días de trabajo en los que no tienes tiempo y comes a toda prisa. Mientras seguía agarrado a la encimera, iba acercándome poco a poco, con la respiración entrecortada, entre asustado, curioso y cauteloso, ¿era mi sangre?

El siguiente mareo me dio más fuerte, tanto que me dobló las piernas y casi me caigo al suelo, seguía notando el corazón bombeando en la parte de atrás de mi cabeza. ¿Acaso me había caído? Me iba acercando pero no veía bien, la encimera me ocultaba lo que había detrás, pero pude ver un charco de sangre mucho más grande, viscoso y quizá, reciente. Un escalofrío recorrió mi espalda, mis ojos se abrieron de par en par y el pánico se apiadó de mi cuerpo sin yo poder hacer gran cosa por evitarlo. Me esforcé un poco más por llegar a la mesa, costándome respirar y con punzadas en el costado derecho, tenía que seguir encorvado y poner toda mi atención en que mis piernas se siguieran moviendo y no me fallasen como antes.

En cuanto llegué a la esquina de la encimera, noté un nudo en la garganta al enfrentarme a aquello, al saber qué o quién yacía en el suelo con sangre brotando de su pecho y su cabeza. Era Annie, era ella. El shock hizo que me soltara y volviera a caerme al suelo, esta vez de rodillas, propinando un grito de dolor, estas tocaron el círculo de sangre que se había formado debajo de ella, sin poder evitar que las lágrimas salieran de mis ojos. Miré el cuchillo que estaba ya a varios metros de mí y la volví a mirar a ella, lo hice un par de veces para preguntarme si había ocurrido algo que yo no recordaba… si yo había… si le hice algo que yo no… Oh, dios mío. Empecé a hiperventilar, poniéndome una mano en el pecho y sintiendo cada vez esas punzadas de dolor en el costado y las rodillas, cayéndome de lado sobre la sangre de Annie.

-No, no, no, noooo… Annie, por favor. Despierta. Annie…

No podía parar de sollozar y un millón de flashes vinieron a mi mente como una tortura interna por lo que podría haberle hecho. Nos vi a ambos entrando en esta casa por primera vez, preguntándonos si deberíamos comprarla, era moderna, tenía todo lo que necesitábamos y teníamos el dinero, ella dijo sí y nos lanzamos. Otro flash me atravesó el pecho, viéndonos en el altar, sonriendo, con nuestras familias celebrando nuestra unión en cuerpo y alma y llevándonos de luna de miel a Bali, donde pasamos los mejores días de nuestras vidas. No podía respirar, estaba allí echado en el suelo, hecho un ovillo, sollozando, gritando y diciendo cosas sin sentido.

Un golpe sordo me interrumpió y, con la vista algo borrosa, pude ver cómo unos cuatro o cinco agentes me gritaban que me alejara del cuerpo, dos de ellos, me levantaban del suelo, me ponían las esposas y yo seguía allí, sin comprender nada de lo que ocurría.

-Queda usted detenido por el asesinato de su esposa. Todo lo que diga puede utilizarse en su contra ante un tribunal, tiene derecho a la asistencia de un abogado, si no puede pagarse uno, le asignaremos uno de oficio, ¿ha entendido sus derechos, señor?

Aquellas palabras quedaron en la nada, no podía responder, dejé mi cuerpo caer hasta que no vi nada más que oscuridad y sollozos ya casi inaudibles mientras gente que no conocía seguía invadiendo mi casa y hablando de algo que casi no lograba entender.

-El arma homicida es una prueba concluyente, recogedla y llevadla al laboratorio. Debemos interrogarle cuando esté consciente, parece estar en estado de shock. Puede que haya matado a su mujer, llevaos el cadáver y vayamos todos a rellenar el papeleo.


Recordad que podéis apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales.

www.patreon.com/trackontime


Memory Lapses:

I opened my eyes slowly, feeling my body somewhat set. I blinked a couple of times to get in position, realizing I was lying on the floor, on my back, a little dizzy, with a horrible headache. I could feel my mouth dry, I had something in my left hand, but I still didn’t define what it was. I tried to get up the first time, but I didn’t get it, my right side hurt a lot. I waited a few seconds and tried again by bringing both hands closer to the center, realizing what I felt in my left hand was one of the knives we had in the kitchen. What was I doing with a knife lying on the floor? I left it on the floor and tried to stand up.

I got dizzy again, so I avoided getting up too fast helping myself with one of the chairs near the kitchen bar. At the time, standing was the worst thing that had happened to me by far, so I stood with my hands held to the kitchen counter. In those moments of lucidity, where nothing seemed to happen to me between pain and pain, I realized that there were a few pretty large drops of blood near the kitchen table where Annie and I used to sit down and eat those working days where we didn’t have time and eat in a hurry. As I kept clinging to the countertop, I was slowly approaching, breathing choppy, between frightened, curious and cautious, was it my blood?

The next dizziness I felt was even stronger, so it bent my legs and I almost fell to the ground, I kept noticing the heart pumping in the back of my head. Did I fall? I was getting close but I didn’t see well, the countertop was hiding from me what was behind it, but I could see a much bigger, slimy, maybe recent pool of blood. A shiver ran down my back, my eyes very opened and the panic evade my body without me being able to do much to avoid it. I tried a little harder to get to the table, having a hard time breathing and panging on my right side, I had to keep hunched over and put all my attention on my legs moving and not failing me as before.

As soon as I got to the corner of the countertop, I noticed a lump in my throat as I faced that, knowing what or who lay on the floor with blood sprouting from her chest and head. It was Annie, it was her. The shock caused me to let go and fall back to the ground, this time on my knees, tipping a cry of pain, they touched the circle of blood that had formed beneath it, without being able to prevent the tears coming out of my eyes. I looked at the knife that was already several meters from me and looked at her again, I did it a couple of times to wonder if something had happened that I did not remember… if I had… if I did something to her that I didn’t… Oh, my God. I started hyperventilating, putting one hand on my chest and feeling every time those pangs of pain on my side and knees, falling sideways over Annie’s blood.

-No, no, no, noooo… Annie, please. Wake up. Annie…

I couldn’t stop sobing and a million flashes came to mind like internal torture for what I could have done to her. I saw us both coming into this house for the first time, wondering if we should buy it, it was modern, it had everything we needed and we had the money, she said yes and we jumped in. Another flash pierced my chest, seeing us at the altar, smiling, with our families celebrating our union in body and soul and taking us on our honeymoon to Bali, where we spent the best days of our lives. I couldn’t breathe, I was there stood on the floor, with a foetal position, sobbing, screaming and saying meaningless things.

A deaf blow interrupted me and, with a somewhat blurry sight, I could see about four or five agents yelling at me to get away from the body, two of them, lifting me off the ground, putting the handcuffs on and I was still there, not understanding anything that was going on.

-You are under arrest for the murder of your wife. Anything you say can be used against you in court, you have the right to the assistance of a lawyer, if you can pay it, we will assign you a public defender, have you understood your rights, sir?

Those words were left in nothing, I couldn’t answer, I dropped my body until I saw nothing but darkness and almost inaudible sobs while that police officers keep talking about things I didn’t understand completely.

-The murder weapon is a conclusive test, pick it up and take it to the lab. We have to interrogate him when he’s conscious, he seems in shock. Maybe he killed his wife, took the body and let’s all go fill out the paperwork.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Personajes

Sam: Tras un Asesino

Relato procedente:El Hombre de Hielo“. Edad: 38 años.

Ciudad: Sacramento. Profesión: Policía.

Descripción física:

Cabello corto, negro y fácil de cuidar. Tengo la tez pálida y los labios finos, los ojos marrones de mirada intensa. Soy esbelto, algo fornido debido al ejercicio diario al que me someto para poder realizar las labores policiales con mayor soltura y siempre visto con vaqueros y una camiseta cualquiera, con deportivas o zapatos de vestir o el uniforme del trabajo.

Descripción de la personalidad:

Siempre dicen que soy un tipo recto, que sé hacer lo que mandan sin preguntar, leal y con moral, sí puedo añadir que soy alguien bastante serio, escondo algunas de mis emociones bajo las finas capas de mis palabras y no suelo decir lo que pienso, mis frases con cortas y calculadas, para mí, no hace falta saber demasiado, me gusta ir al grano en las conversaciones con otros. Me gusta el silencio y la calma, mantenerme aislado y ver la tele tras llegar del trabajo con una buena cerveza y unas palomitas de bolsa, sin más vida que esa. Suelo ser bastante sincero y daño algunas sensibilidades ajenas pero me gusta creer que ayudo a otros a abrir los ojos hacia sí mismos, no me importa en absoluto qué piensen o crean los demás sobre mí, tampoco los rumores o las etiquetas que me pongan, vivo mi vida ocupado con el trabajo y cuando vuelvo a casa, lo demás, no existe.

Rectitud, lealtad y sinceridad:

Las tres palabras para una moralidad impecable, según decía mi padre. Él también fue policía y estaba muy orgulloso de ello, siempre quiso serlo desde el momento en el que se presentó a los exámenes y le dieron una bonita placa de investigador. Mis lecciones siempre giraban entorno a lo que él aprendió en la academia y, cómo no, quería que yo también fuera policía, digamos que crecí con ello en la sangre, no me negué. Aunque en el colegio fuese “el hijo del poli” y nadie quisiera juntarse conmigo, a mí me gustaba que lo fuera, me sentía seguro aunque mi madre siempre despotricaba sobre lo mal padre que había sido siempre dejándonos abandonados en casa mientras él hacia patrullas y se pelaba los sesos en cada asesinato que llegaba a su mesa.

No había que hacer preguntas, cuando te daban una orden tenías que cumplirla. Así que, empecé a volverme un poco más callado y, al ser adolescente, empecé a entrenar cada día para las pruebas físicas, solo tenía eso en la mente, ni siquiera los abusones del colegio podían desconcentrarme de ese objetivo. A mi madre le daba miedo y no quería que yo muriera solo como lo haría mi padre, era una dramática empedernida que no supo apreciar lo que tenía y prefería repetir esto antes de reconocer que ella también formó parte para que el matrimonio se rompiera y dejaran de verse aunque papá parecía estancado, siempre recordando los buenos tiempos.

No todas las mujeres son oficinistas:

Su nombre era Grace. Después de pasar las pruebas físicas y la academia, conseguí mi placa y mi arma reglamentaria, me asignaron un equipo en la misma ciudad y empecé a trabajar, lo que no esperaba era que hubiera una mujer como ella entre nosotros, no podía dejar de mirarla, incluso, sabiendo que la hacía sentirse algo incómoda. Al principio, creía que yo era una especie de acosador friki que quería saber lo que hacía, con quién y dónde iba pero lo cierto era que me parecía algo curiosa, por cómo se movía, hablaba y la comida que traía al trabajo, era buena investigando sobre todo casos de gente desaparecida y trasteando el ordenador. Una de nuestras primeras conversaciones fueron cerca del baño, donde siempre nos chocábamos y ella sonreía incómoda, la cogí del brazo y le susurré al oído el restaurante donde podríamos ir a cenar aquella misma noche, no respondió pero esperé allí hasta que apareció, eso era un sí.

Teníamos muchas cosas en común y se confirmaron aquella misma noche. El beso de despedida zanjó el acuerdo y seguimos quedando durante unas semanas más, empezando una bonita relación que acabó en matrimonio, con una hija preciosa y una casa que compré sin que ella lo supiera donde empezamos a vivir enseguida. Mi padre falleció poco después, mi madre cayó en una depresión muy fuerte y tuve que internarla en un hospital donde pudiera cuidar de ella. Era como si me hubiese quedado solo pero, esa no era la pura verdad al fin y al cabo, ¿no?

El Hombre de Hielo:

El llamado “Hombre de Hielo” tenía a toda la ciudad revuelta, la gente empezó a refugiar a sus hijos en casa a horas muy tempranas para que ese loco no les matara. Aunque disfrutaba matando mujeres, también se acercaba a niños, los violaba y los mataba, dejándolos en medio de la calle con una marca mostrando el hielo en la zona del ombligo. Había matado a unas veinte personas ya y se me ocurrió hacer un comentario en la calle que alguien de la prensa pareció escuchar y divulgó en televisión sin mi consentimiento. Fue algo tonto, una estupidez, una broma entre compañeros… solo dije que no tardaría en meter el culito de ese idiota en prisión aunque tuviera que traerlo en una sillita de bebé. En cuanto llegué a casa, encontré a mi mujer y a mi hija muertas en el suelo de la cocina. Dejó una nota en la que me retaba a meter su bonito culito en la cárcel después de haber tocado el mío por dos.

No podría expresar con exactitud lo que sentí en aquel momento pero culpable era una buena palabra a elegir aunque hubiera sido indirectamente. Jamás fue identificado o encontrado, no dejaba huellas y parecía que no fuera a parar. A decir verdad, estaba desesperado, solo y dado de baja para pasar el duelo de mi familia en paz, teniendo que ir obligado a un psicólogo para expresar mis sentimientos, esos que tanto solía esconder porque no me gustaba compartir una mierda con nadie que no conociera. Durante meses, lo único que hicimos fue mirarnos a la cara durante tres días a la semana por una hora, no sacamos nada en claro, me mandó a otro psicólogo y seguimos la misma operación, hasta que el jefe decidió darme de alta en el trabajo de nuevo, suponía que sería una buena medicina para ponerme mejor aunque no quisiera hablar de ello, al parecer, había pillado el mensaje. Tenía ganas de cazar a ese hijo de puta.

La llamada y el accidente:

El Hombre de Hielo llamó mientras dormía, recuerdo que eran las cuatro o cinco de la madrugada, diciendo que le gustaba cómo dormía Mónica, con lo que, intuí que estaba en su casa, a punto de matarla o herirla de gravedad para que yo la viese morir. Mónica fue mi compañera en el trabajo durante cinco años después de lo que ocurrió con mi familia y la tenía en gran estima o quizá, en demasiada estima pero nunca quise llegar a más, me sentía culpable por Grace si seguía adelante y nunca le pedía que saliera conmigo, me lo guardaba para mí para que nadie saliese herido pero él lo supo, algo que indicaba que nos había estado espiando en nuestras investigaciones.

Pedí refuerzos conforme salía del coche y entraba en casa de Mónica, vi que forzaron la cerradura pero a ella no le hicieron nada, todavía dormía, así que, me sentí algo confuso, ¿qué estaba haciendo exactamente?, lo supe unos minutos más tarde cuando me llamó para decirme que había hecho explotar la central de policía y darme una lección sobre que no podía salvar a todo el mundo, ¿qué lección de mierda era esa? Lo que recuerdo después es el haber estado en una cama de hospital tras esa llamada por haber tenido un shock en el que ni siquiera me podía poner de pie. Según Mónica, hubieron 100 muertos y 240 heridos, el resto tenían el día libre o estaban fuera recabando información, pero se encontraba ante un montón de escombros, triste y sola entre la penumbra que empezaba a embriagarla y tratando de no mostrarse emotiva.

Un futuro de destrucción y muerte:

El Hombre de Hielo había hecho esto sin que nadie se diera cuenta, quizá era parte de nuestro equipo sin habernos percatado o puede que tuviera un topo dentro, o puede que nadie se diera cuenta de su presencia porque no era alguien que llamara mucho la atención. Después de esto, sospechaba que iban a haber más muertes, por mí y para mí, le gustaba matar y también le gustaba verme sufrir, sabía quién me importaba aunque yo dijese que no me gustaba la gente, me había calado sin siquiera conocerme o quizá conociéndome desde hacía tiempo, aún no tenía ni idea pero debía conseguir pistas como fuese.

Las pruebas no eran concluyentes o no habían huellas, podía ser que nada encajase al fin y al cabo y que este tipo fuera quién fuera no recibiera lo que merecía, incluso, dándole la oportunidad de seguir matando y aterrorizando la ciudad, a familias enteras y a policías confusos, nadie iba a dormir tranquilo hasta meter el culito de ese cabronazo entre rejas.

Publicado en Alimentación

Cuando nos Sobrepasamos:

Cuando decidimos empezar con una alimentación saludable, solemos sentirnos muy motivados, incluso, emocionados con la expectativa de que nuestros cuerpo y mente va a pasar por fases depurativas y vamos a bajar de peso, puede que a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos. Es ese momento donde apreciamos que todo va a salir bien, que vamos a seguir una línea perfecta de alimentación donde vamos a tener en cuenta la ingesta de vegetales y frutas y apartar de nuestra alimentación los ultra procesados, “¡se acabaron los dulces!”, puede que gritemos, ¿os suena? A mí también 😉

Nos acostumbramos a ello, muchos más pronto que otros, a algunos les cuesta o tienen ciertos antojos de cosas que solían comer y que ahora no lo ven tan adecuado y lo evitan, cada uno es un mundo y eso entra también dentro de lo razonable. Pero, al acostumbrarnos, fallamos, cayendo un poco en “por un día no pasa nada” y, ¡por supuesto que no pasa!, el problema es hacer del “por un día no pasa nada” una costumbre que hacemos prácticamente cuatro días de la semana siendo que, cuando empezamos, lo apartamos de nuestra dieta porque no lo consideramos adecuado para nuestro cuerpo. Podemos caer picando de vez en cuando, creyendo que de verdad es algo pasajero pero seguimos viendo que nos apetece semana tras semana y seguimos comiéndolo. Puede pasar con algo sin la menor importancia pero, poco a poco, caemos en viejos hábitos y puede que los smoothies verdes, se vuelvan Cola-caos, empezamos a hincharnos y a sentirnos mal otra vez, a comer más azúcar del debido y caer en esa alimentación de la que tratamos de salir. Es un proceso lento del que puede que no nos demos cuenta pero que suele ocurrir, a mí me ha pasado más veces de las que podría contar, normalmente, tienden a ser las papas de bolsa o el chocolate, después sigues con los yogures de frutas y caes en comer más de un día pasta, etc.

Somos humanos y caemos en tentaciones, nos encanta comer y los sabores nuevos pueden ser nuestra perdición, pero hay que auto analizarse cuando nos dejamos llevar por esa sensación en nuestro cuerpo que nos pide lo que comíamos, para saber qué ha sido lo que ha motivado ese retorno a la alimentación que se estaba llevando y que considerábamos no adecuada. En ese momento de análisis, se nos pueden pasar varias cosas por la cabeza y suelen ser muy acertadas: por estrés, ansiedades, trabajar demasiado, no tener tiempo para uno mismo y ocuparse de los demás más que de ti. Suelen ser las causantes de antojos, comer a deshoras, picar cuando no toca y tomarte más de una cerveza para olvidarte de lo que ocurre en tu vida. Por supuesto, no hay que ser obsesivo y analizarse cada vez que se tenga un antojo, esto quiero matizarlo, dado que, a veces, nuestro cuerpo nos pide por ejemplo, azúcar. Si esto es lo que ocurre, en vez de comernos un trozo de chocolate con toneladas de azúcar, podemos sustituirlo por comernos un par de dátiles, ¿no creéis?

Se pueden permitir los caprichos durante la semana pero no abusar, el problema es cuando nos sobrepasamos con varias comidas la mayoría de días que ocupan la semana y terminamos en el mismo lugar donde empezamos y decidimos cambiar. Caer, darse cuenta y volver a empezar es lo que cuenta, por ti, para ti.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


When We Exceed Over Ourselves:

When we decide to start with a healthy diet, we tend to feel very motivated, even excited by the expectation that our bodies and minds will go through depurative phases and we will lose weight, we may feel much better about ourselves. It’s that moment where we appreciate that everything is going to work out, that we’re going to follow a perfect feeding line where we’re going to take into account the intake of vegetables and fruits and taking away from our diet the ultra-processed, maybe you we scream: “the sweets are over!”. It sounds familiar? For me, too 😉

We get used to it, many sooner than others, some find it difficult or have certain cravings for things they used to eat that now don’t see it as suitable and avoid it, everyone is a kind of different world and that’s very good. But, when we get used to it, we fail, falling a little bit into “for a day nothing happens” and, of course it doesn’t happen!, the problem is to make “for a day nothing happens” a custom that we do practically four days a week eating it, when we start, we take it away from our diet because we do not consider it suitable for our body. We can fall by biting from time to time, believing it’s really a passing thing, but we still see that we feel like it week after week and we keep eating it. It can happen with something without the slightest importance but, little by little, we fall into old habits and maybe the green smoothies, become “Cola-chaos”, we start to swell and feel bad again, to eat more sugar than we should and fall into that diet that we try to get out of. It’s a slow process that we may not realize but that usually happens, it has happened to me more times than I could count, usually tend to be fried potatoes or chocolate, then you continue with fruit yogurts and fall into eating more than a day pasta, etc.

We are human and we fall into temptations, we love to eat and new flavors can be our undoing, but we have to self-analyze when we get carried away by that feeling in our body that asks us what we were eating, to know what has motivated that return to food that was being carried away and that we considered unappropriate. At that time of analysis, several things can pass through our heads and are often very right: because of stress, anxieties, working too hard, not having time for yourself and taking care of others more than you. They’re usually the cause of cravings, eating in a few hours, biting when you don’t have anything to do, and drinking more than one beer to forget what’s going on in your life. Of course, you don’t have to be obsessive and analyze yourself every time you have a craving, I want to point this, since sometimes our body asks us for sugar for example. If this is what happens, instead of eating a piece of chocolate with tons of sugar, we can replace it with eating a couple of dates, don’t you think?

You can afford the whims during the week but do not abuse, the problem is when we overdo it with several meals most days occupying the week and end up in the same place where we started and decided to change. Falling, realizing for it and starting over is what counts, always for you.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Comentando libro “LUNA” – Tamara Driessen

Luna es tu guía esencial para aprovechar el potencial curativo de la luna y lograr una vida más feliz y satisfactoria. Tamara Driessen está garantizada para ayudarte a desarrollar tu potencial, convertir los desafíos en oportunidades transformadoras y conectarte más contigo mismo. Luna te empodera al centrarte en el momento, inspirándote a celebrar lo positivo de tu vida y ayudándote a encontrar un claro sentido de propósito.

Luna te nutre con rituales lunares para cada ocasión, desde cristales hasta tarot y meditación, que puedes usar durante los ciclos de la luna. Tamara te guía a través de “New Moon Rituals” para inspirar nuevos comienzos y cambios positivos en la vida, rituales lunares para ayudarte a tomar acción y lograr metas personales, rituales de luna menguante para ayudarte a deshacerte de creencias auto limitantes y rituales de luna llena para promover la abundancia y ayudarte a prosperar en la vida.

Al alinearte con las fases lunares y desarrollar una conexión más profunda con la luna, ganarás equilibrio y claridad, dominarás el arte del autocuidado y desarrollarás un verdadero sentido de lo que quieres. Establece tus intenciones con Luna, despierta tu intuición y descubre el potencial que conlleva vivir por los ciclos místicos de la luna (contraportada del libro).

Este libro, sin duda, ha abierto una puerta a algo que desconocía como es lo que nos aporta la Luna aún sin darnos cuenta. Abarca muchos temas, desde los rituales lunares hasta cómo meditar, llevar un diario personal o qué hacer para lograr tus objetivos. Esto al principio me sorprendió porque pensaba que solo hablaba de la luna, los rituales y limpieza de cristales, pero al ver que abarcaba tantos temas, me enganchó mucho más a leer. Algunas cosas ya las hago y en otras, me ha animado a hacerlas porque no son difíciles.

También comenta muchas cosas sobre los diferentes horóscopos, algo que me pareció muy interesante porque hay libros que no adivinan nada de mí como este. Puedo decir que es muy sencillo de leer y entender, va a buen ritmo y se basa en las experiencias de la escritora, se refleja muy bien en la presentación del libro donde explica cómo llegó a saber todo lo que sabe sobre la luna y qué circunstancias lo cambiaron todo en su vida. Hay muchas cosas que desconocemos y ella nos las muestra de una forma muy simple y dinámica, con dibujos incluso, también incluyendo frases muy positivas entre sus explicaciones.

Trata de quitar esa mentalidad limitante en la que creemos de verdad que la luna no puede influirnos cuando la realidad es que sí lo hace. Nos podemos sentir de formas diferentes en luna nueva, en un eclipse, en luna menguante, luna creciente o luna llena, explica que, en cada fase puedes pedir lo que quieras dependiendo de si es algo que quieres que vaya creciendo o desapareciendo, esto ya lo sabía pero el volver a recordarlo ayudó bastante. Creo que todo esto me llevó a mi infancia cuando mi madre me explicaba cómo dejaba que los cristales y los anillos se cargaran con la luz de la luna para ella sentir una mayor energía. Esto solo lo he experimentado con las piedras pero no dudo que funcione en todo lo demás.

Este libro también me recordó un poco a las brujas que suelen mostrar en televisión, estas que hacían sus pociones y ponían un montón de ingredientes para conseguir algo malvado, aunque en este caso, no sea así. Tamara Driessen, te muestra muchos rituales que puedes usar para limpiar tu casa de malas energías, para sentirte en paz y relajada, para meditar… y te hace algunas sugerencias en las que puedes entrar en aquelarres, donde otras personas también pueden enseñarte y hacerlo al mismo tiempo. No sabía que hubiera este tipo de grupos o que hicieran rituales para sanar, así que, fue bastante curioso. Me gustó adentrarme en temas que desconocía.

Toca temas sobre el amor propio, cómo crecer interiormente y qué hacer para sentirte mejor contigo mismo. Creo que con ello, nos ayuda a que nos conozcamos un poco mejor y podamos querernos más cada día, no todos los libros que he leído son tan directos y sencillos al expresar todas estas enseñanzas, pero la escritora lo ha hecho sin problemas, utilizando un lenguaje cercano y comprensivo. Espero de verdad que decidáis leerlo.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Commenting “LUNA” book Written by Tamara Driessen:

Luna is your essential guide to harnessing the moon’s healing potential and achieving a happier, more fulfilling life. Tamara Driessen is guaranteed to help you to realise your potential, turn challenges into transformative opportunities and become more connected with yourself. Luna empowers by grounding you in the moment, inspiring you to celebrate the positives in your life and helping you find a clear sense of purpose.

Luna nourishes you with moon rituals for every occasion, from crystals to tarot and meditation, that you can use during the moon’s cycles. Tamara guides you through New Moon Rituals to inspire new beginnings and positive life change, Waxing Moon Rituals to help you take action and achieve personal goals, Waning Moon Rituals to help you shed self-limiting beliefs, and Full Moon Rituals to promote abundance and help you thrive in life.

By aligning yourself with the lunar phases and developing a deeper connection with the moon, you’ll gain balance and clarity, master the art of self-care and develop a true sense of what you want. Set your intentions with Luna, awaken your intuition and discover the potential that comes with living by the moon’s mystic cycles (the back of the book).

This book has undoubtedly opened a door to something we did not know about what the Moon brings us even without realizing it. It covers many topics, from lunar rituals to how to meditate, keep a personal diary, or what to do to achieve your goals. This initially surprised me because I thought it was just talking about the moon, rituals and crystal cleaning, but seeing that it covered so many topics, it made me feel much more hooked to read it. Some things I already do and in others, it has encouraged me to do them because they are not difficult.

The writter also comments on a lot of things about the different horoscopes, something that I found very interesting because there are books that don’t guess anything about me like this one. I can say that it is very simple to read and understand, it goes at a good pace and is based on the experiences of the writer, it reflects very well in the presentation of the book where she explains how she came to know everything she knows about the moon and what circumstances changed everything in her life. There are many things that we do not know and she shows them to us in a very simple and dynamic way, with even drawings, also including very positive phrases among her explanations.

Try to remove that limiting mindset in which we truly believe that the moon cannot influence us when the reality is that it does. We can feel in different ways in a new moon, in an eclipse, in a waning moon, crescent moon or full moon, explains that, in each phase you can ask for what you want depending on whether it is something that you want to grow or disappear, I already knew this but I was remembering it helped a lot. I think all this led me to my childhood when my mother explained to me how she let the crystals and rings be charged with the moonlight for her to feel more energy. I’ve only experienced this with stones, but I don’t doubt it works on everything else.

This book also reminded me a little of the witches that they usually show on television, these who made their potions and put a lot of ingredients to get something evil, even if in this case, it’s not the case. Tamara Driessen, shows you many rituals that you can use to clean your house with bad energies, to feel at peace and relaxed, to meditate… and makes you some suggestions where you can enter to covens, where others can also teach you and do so at the same time as you do. I didn’t know there were such groups or that they did rituals to heal, so it was quite curious. I liked to dely into subjects I didn’t know about.

It tap topics about self-love, how to grow inwardly, and what to do to feel better about yourself. I think that helps us get to know and love ourselves more every day, not all the books I’ve read are so direct and simple in expressing all these teachings, but the writer has done it without problems, using close and understanding language. I really hope you decide to read it 😉


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Reflexiones

Los Pies sobre el Suelo:

A lo largo de las diferentes fases de nuestra vida, creamos una perspectiva nueva, una forma de ver las cosas totalmente distinta a hace un par de años atrás y creo que ese es el motivo por el que este post ha tenido lugar en mi cabeza durante estos días. Los seres humanos tenemos esa virtud de raciocinio, de creatividad, de imaginar, unos más que otros pero está ahí, esperando a ser usada. Tenemos esa capacidad de tratar de ver las cosas fáciles, de que todo saldrá bien, de que tendremos lo que estamos buscando en cada esquina y eso es exactamente lo que vamos a tener, cayendo entre un espiral de irrealidad y sueño tan rápido que ni nos damos cuenta. Así como imaginar es una virtud, también es un momento en el que nos hemos dormido y debemos despertar.

Muchas personas, hemos podido caer en esos instantes de ignorancia e inocencia donde creemos que todo va a ser perfecto, donde encontramos belleza allá adónde vamos y tenemos claro que nada va a salir mal, que todos nuestros deseos se van a cumplir y vamos a responder a todas nuestras dudas durante el tiempo en el que sonriamos dejando atrás un pasado doloroso o molesto al que no queremos volver, lo sabemos con absoluta certeza, perdiéndonos poco a poco, dejando de conocer cuál es verdaderamente la realidad de las situaciones. La vida es bella, merecemos vivirla y superarnos cada día, pero también es dura, cruel, llena de obstáculos difíciles de atravesar, con un montón de dudas y decisiones por tomar que no cambian de un día para otro. Hay que ver ambas caras de la moneda para diferenciar qué es real de qué no ha sucedido todavía y de que hay cambios que nos van a afectar, sin tener que hacer mucho hincapié en la llamada positividad tóxica.

Cuando somos pequeños, soñamos, nos pasamos el día riendo y jugando, no nos preocupa nada y cada mañana tenemos un chute de energía indescriptible que nos hace levantarnos a las seis para ir a la habitación de nuestros padres a preguntarles qué nos harán para desayunar porque tenemos un hambre imparable. Pero, conforme vamos creciendo, debemos ver con mayor claridad y madurez nuestras opciones, cuáles vamos a poder cumplir y cuáles son solo un espejismo de nuestra mente, incapaces de llevarse a cabo, incluso, qué haríamos si estuviéramos capacitados para llegar a ser un miembro importante de la NASA. Está bien ser positivo pero no dar por hecho que todo en nuestra vida gira entorno a esto, nada es perfecto, ni en nosotros ni en nuestro alrededor y tenemos la oportunidad de aceptarlo. Muchos creen que las cosas vienen a nosotros gracias al aire que respiramos, como si esa opción fuera la única, pero las circunstancias se dan como se dan y nadie puede hacer nada por cambiarlas, el destino es como es y nos traerá lo bueno y lo malo indistintamente.

Estoy segura de que todos hemos tenido momentos en los que hemos divagado, elegido mal por apasionarnos demasiado, creer lo imposible incluso cuando lo era, también elevarse sobre el suelo en vez de tocarlo para no tener que enfrentarnos a la realidad pero, la verdad es que debemos hacerlo, tenemos que verla ante nuestros ojos y aprender la lección que nos traiga en ese momento, aunque no nos guste que no suele o aunque sea amable con nosotros, siempre vamos a caernos, a gritar, a frustrarnos… pero nunca nos podremos mantener impasibles ante una situación, todos nos expresamos y somos sensibles de una forma u otra, aunque no nos guste reconocerlo. Las cosas pasan porque tienen que pasar y no suelen ser buenas, hay que disfrutar de los pequeños momentos de felicidad que se nos otorgan e ir cerrando cicatrices, a la vez que dejamos de ver unicornios volar sobre nuestras cabezas y falsa felicidad, debemos poner los pies sobre el suelo, ver las cosas con perspectiva.

Todo lo que empieza termina y el cambio es lo único constante, en cuanto te das cuenta, ahí está, esperándote al girar la calle. Rotamos, huimos, compartimos, nos abrazamos y aquí seguimos. Para algunos la vida es simple, sencilla, dinámica y les encanta, no tienen altibajos, se llenan de alegría constantemente y no tienen ningún tipo de situación adversa que les perturbe, ni siquiera, una muy pequeña. Vemos que les va genial y pensamos: “pues la mía es un desastre, ¿por qué?”, quizá nunca respondamos a ese por qué, la situación y vida de cada uno es diferente y nos toca vivir cosas más duras para hacernos ver algo, puede que pensemos: “pero, ¿siempre?”, quizá sí, ¿quién sabe? Por eso, a muchos nos llaman supervivientes, porque sobrevivimos a cualquier cosa, a situaciones que otros no podrían y seguimos caminando un día, nos levantamos y reímos aún cuando las cosas no son perfectas para nosotros.

Pongamos los pies en el suelo, VIVIENDO.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


The Feet on the Floor:

Throughout the different phases of our lives, we create a new perspectives, a way of seeing things totally different from a couple of years ago and I think that’s why this post has taken place in my head these days. Human beings have that virtue of reasoning, of creativity, of imagining, more than others but it is there, waiting to be used. We have that ability to try to see the easy things, that everything will work out, that we will have what we are looking for in every corner and that is exactly what we will have, falling between a spiral of unreality and sleep so fast that we do not even realize it. Just as imagining is a virtue, it is also a time when we have fallen asleep and we must wake up.

Many of us have been able to fall in those moments of ignorance and innocence where we believe that everything is going to be perfect, where we find beauty where we are going and we are clear that nothing will go wrong, that all our desires will be fulfilled and we will answer all our doubts during the time in which we smile leaving behind a painful or annoying past that we do not want to return to, we know this with absolute certainty, losing ourselves little by little, no longer knowing what the reality of situations really is. Life is beautiful, we deserve to live it and overcome each day, but it is also hard, cruel, full of difficult obstacles to cross, with a lot of doubts and decisions to make that do not change overnight. You have to see both sides of the coin to differentiate what is real from what has not yet happened and that there are changes that will affect us, without having to place much emphasis on the so-called toxic positivity.

When we were little, we dreamt, we spent the day laughing and playing, we weren’t worried about anything and every morning we had an indescribable energy shot that made us get up at six to go to our parents’ room to ask them what they will do to us for breakfast because we had an unstoppable hunger. But as we grow, we need to see more clearly and with more maturity our options, what we will be able to reach and what are just a mirage of our minds, unable to even be accomplished if we were trained to become an important member of NASA. It’s okay to be positive but don’t take for sure that everything in our lives revolves around this, nothing is perfect, neither in us nor around us and we have the opportunity to accept it. Many believe that things come to us thanks to the air we breathe, as if that option is the only one, but circumstances occur as they occur and no one can do anything to change them, the destiny is as it is and it will bring us good and bad indistinctively.

I’m sure we’ve all had times when we’ve rambled, chosen wrong for being too passionate, believing the impossible even when it was, also stood on the ground instead of touching it so we don’t have to face reality, but the truth is, we have to do it, we have to see it through our eyes and learn the lesson life brings us at that time, even if we don’t like it which it doesn’t usually or even if it’s nice with us, we’re always going to fall, to scream, to get frustrated… but we can never remain impassive in the face of a situation, we all express ourselves and are sensitive in one way or another, even if we do not like to recognize it. Things happen because they have to happen and they are not usually good, we have to enjoy the small moments of happiness that are granted to us and close scars, while we stop seeing unicorns fly over our heads and false happiness, we must put our feet on the ground, see things with perspective.

Everything that starts ends and change is the only constant thing, as soon as you realize, there it is, waiting for you as you turn the next corner. We rotate, we run, we share, we hug, and here we go. For some life is simple, dynamic and they love it, they have no ups and downs, they are constantly filled with joy and they do not have any kind of adverse situation that disturbs them, not even a very small one. We see that they do great and we think, “Mine is a disaster, why?” we may never answer that why, the situation and life of each one is different and it is up to us to live harder things to make us realize of something, we may think, “But, always?” Maybe, who knows? That’s why many of us are called survivors, because we survive anything, situations that others couldn’t and we keep walking one more day, we get up and laugh even when things aren’t perfect for us.

Put the feet on the ground, LIVING.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Relatos

El Hombre de Hielo:

Me desperté de repente, eran las cinco de la madrugada. Esperaba que quién estuviera llamándome al móvil se diera por vencido y este dejara de sonar pero, se paró durante un minuto y luego volví a oírlo. Me incorporé y respondí todavía algo adormilado. La voz de mi interlocutor era suave, segura y aclamante de atención. Pude asegurar de que la tenía. Era él.

– Sé quién te importa. No puedes esconderlo más.

– No me importa nadie, deberías saberlo ya. No me gusta la gente.

– Pero ella sí, ¿verdad? Esa detective morena, de ojos verdes y sonrisa perfecta.

– Ella no… ella no me importa.

– La próxima vez dilo con más seguridad y puede que me lo crea.

– ¿Qué quieres?

– Me gusta cómo se mueve cuando está dormida…

Pude oír una risa estremecedora al otro lado del teléfono, un escalofrío recorrió mi espalda al tiempo que la llamada se cortaba. Deduje que ahora mismo estaría en su casa, iba a asesinarla, a hacer otra obra de arte con la sangre de Mónica. Me vestí tan rápido como pude, cogí el móvil, el arma reglamentaria y la chaqueta, me dirigí hacia el coche y aceleré nada más oí el rugido del motor. No había un solo minuto que perder.

Me sudaban las manos en el volante, notaba el corazón palpitar un tanto frenético y cómo el pánico de que pudiera hacer daño a la única persona que me importaba aumentaba por momentos. Su casa no estaba muy lejos pero, podría llegar demasiado tarde, o quizá me llamó para provocarme. El temido sádico y violento asesino en serie que mutila y adorna sus atrocidades llamado “El Hombre de Hielo”, seguía obsesionado con ganar una batalla conmigo que consideraba casi perdida, su necesidad de control ante lo que ocurría empezaba a amenazar nuestras vidas, él quería que yo investigara el caso, únicamente yo. No tuvo suficiente matando a mi a toda mi familia, ahora tenía que seguir amenazando a por personas que me importaban de verdad.

Llegué hasta su puerta. Saqué la Glock 9mm de la funda y me acerqué a la casa poco a poco, mientras informaba por el móvil con la otra mano a la central para que mandaran refuerzos, si conseguía verme cara a cara con él, podría salir tan malherido como Mónica, si es que, todavía respiraba. Habían forzado la cerradura, la puerta estaba abierta, así que, la empujé con cuidado. Las luces estaban apagadas, pero podía ver gracias a las que provenían de la calle y que entraban por las ventanas. Esperaba ver un montón de sangre en su habitación, verla a ella tratando de evitar desangrarse sin éxito, no sé, esperaba una catástrofe pero, no vi nada de eso. Había estado aquí, me había llamado desde su habitación pero no le había hecho nada, ella seguía durmiendo. ¿Por qué? El móvil vibró en mi bolsillo, así que, guardé el arma y contesté.

– Sabía que esa detective te importaba… – dijo emitiendo esa risa maliciosa otra vez-.

– Esperaba encontrarte aquí para dispararte justo en el entrecejo, ¿te has acojonado?

– No, me has dado el tiempo suficiente para regodearme.

– ¿Qué narices te pasa…?, ¿qué has…?

El sonido de lo que pareció una explosión, me interrumpió. Él seguía riendo sin parar, el sudor caía por mi frente. Mónica se había despertado, había encendido la luz algo adormilada y se acercaba a mí, cuando el “Hombre de Hielo”, una vez más, quiso darme una nueva lección.

– Quizá te gustaría saber qué he hecho con tu central de policía… Será mejor que vengas aquí y ayudes a los heridos, entierres a los muertos y aprendas que no puedes salvar a todo el mundo.

– ¿Eso es una lección? Deberíamos vernos cara a cara…

– Deja de hacerte el héroe ricitos de oro y empieza a ver que solo estamos tú y yo en el campo, solo tú y yo… nadie más.

Colgó. Me quedé en shock mientras Mónica me zarandeaba, quería que la escuchara pero yo tan solo quería ser olvidado en una habitación con poca luz, agazapado en una pared para que nadie pudiera encontrarme, quería desaparecer y no volver a ver a nadie más. Siempre que me involucraba algo pasaba… A lo lejos, oí a Mónica hablar por teléfono, pero muy, muy lejos.

– Sí. Necesito una ambulancia. La policía ya ha llegado, puedo confirmar que han entrado en mi casa y mi compañero está en estado de shock, por favor, ¡vengan rápido!

Todo se quedó borroso, oscureció y no pude controlar mi cuerpo. Caí sin control mientras seguía oyendo las sirenas de los coches policía a lo lejos, muy pero que muy… lejos.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


The Ice Man:

I woke up all of a sudden, it was five o’clock in the morning. I was hoping that whoever was calling me on my cell phone would give up and it would stop ringing, but it stopped for a minute and then I heard it again. I joined in and answered quite sleepy. My interlocutor’s voice was soft, confident and acclaiming of attention. I was able to make sure he had it. It was him.

-I know who you care about. You can’t hide it anymore.

-I don’t care about anyone. I don’t even like people.

-But she does, right? That detective with brown hear, green eyes and a perfect smile.

-She doesn’t… I don’t care about her.

-Next time say it more confidently and maybe I believe it.

-What do you want?

-I love how she moves when she’s sleeping…

I could hear a shuddering laugh on the other side of the phone, a shiver ran down my back while the call was being cut off. I figured he’d be at her house right now, he was going to kill her, make another work of art out of Monica’s blood. I got dressed as fast as I could, took the cell phone, the regulation gun and the jacket, headed for the car and accelerated as soon as I heard the roar of the engine. There wasn’t a single minute to lose.

My hands were up at the wheel, my heart was beating a little frantic and the panic of imagine how he could hurt the only person I cared about increased for moments. Her house wasn’t too far away, but I might arrived too late, or maybe he just called me to provoke me. The dreaded sadistic and violent serial killer who mutilates and adorns his atrocities called “The Iceman”, remained obsessed with winning a battle with me that I considered almost lost, his need for control over what was happening began to threaten our lives, he wanted me to investigate the case, just me. He didn’t have enough killing my whole family, now he had to keep threatening people I really cared about.

I arrived to her door. I pulled the Glock 9mm out of the holster and approached the house slowly, while reporting on the cell phone with the other hand someone to send reinforcements, if I could see myself face to face with him, I could come out as badly hurt as Monica, if she was still breathing. He had forced the lock, the door was open, so I pushed it carefully. The lights were off, but I could see thanks to those coming from the street through the windows. I was hoping to see a lot of blood in her room, see her trying to avoid bleeding out without success, I don’t know, I was hoping for a catastrophe, but I didn’t see any of that. He had been here, had called me from her room but had done nothing to her, she was still sleeping. Why? The cell phone vibrate in my pocket, so I put the gun away and answered.

-I knew you care about of that detective… – I could here that malicious laugh again -.

-I expected to find you here to shoot you right in your forehead, are you scared or something?

-No, you’ve gave me the time to take delight of you.

-What the fuck is happening to you? What did you do?

The sound of what looked like an explosion interrupted me. He kept laughing non-stop, sweat was falling down my forehead. Monica had woken up, ignited the somewhat sleepy light, and approached me, when the “Iceman” once again wanted to teach me a new lesson.

-Maybe you would like to know what I did with the police station… It would be great you come here and help the people who are injured, bury the death ones and lear the lesson you can’t save everyone.

-That’s the lesson? I think we should see each other face to face…

-Don’t pretend you’re the strong man here and start to see we’re the only ones in the field, anybody else.

He hung the phone. I was in shock while Monica started to shaking me, She wanted I listen to her, but I just wanted to be forgotten in a low-light room, crouched on a wall so no one could find me, I wanted to disappear and never see anyone else again. Whenever I got involved with, something happened… At the distance, I heard Monica talking on the phone, but far, far away.

-Yes. I need an ambulance. The police have arrived already, I can confirm that they have entered my house and my partner is in shock, please come quickly!

Everything was blurry, darkened and I couldn’t control my body. I fell out of control while still hearing the sirens of police cars in the distance, very but very… Far.


You can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime