Publicado en Relatos

Alas Blancas:

Érase una vez, un hada. Destinada a estar encerrada en una botella por el resto de sus días, sin una oportunidad de explicarse ante sus hermanas. La tiraron al mar para que se perdiera, para que dejara de alzar su voz y utilizar su magia para hacer el bien, algo que empezaba a estar muy mal visto entre su poblado, alguien que no quería sacrificar vidas humanas para satisfacer la suya propia, creando caos y ayudando a resurgir la magia negra, algo que los padres de Lara lucharon por enterrar para que nunca más ningún hada quisiera corromperse por ese poder.

Sus pequeñas alas empezaron a resquebrajarse poco a poco, las hermanas le habían quitado la magia que poseía desde que nació, desterrada y marchita. Llevaba intentando escapar más tiempo del que habría querido y no existía salida, era una botella sellada con magia. Estaba perdida. Recordó sus risas mientras le daban golpes, la abucheaban y la destinaban a permanecer olvidada, incluso, amando el reino de las hadas más que ninguna otra cosa en el mundo. Recordó sus miradas de satisfacción, aquella determinación que no podía asustarla más y esa condena al no querer cometer los mismos actos atroces que ellas. No pudo quitarse de la cabeza durante meses los gritos, la sangre, la masacre que desataron a través de ciudades repletas de gente inocente. Se volvieron demonios con almas oscuras y sus corazones susurraban “piedad”.

Se sentó una vez más, en el centro de la botella perdida. Se zarandeaba mucho pero esto no le importó para mantenerse conectada con la madre Tierra, con su espíritu y la magia que, algún día residió dentro de ella. Cerró los ojos, inspiró y expiró. Una y otra vez. Nadie pudo derrotarla cuando los hombres lobos quisieron conquistar los bosques, tampoco las brujas, que intentaron absorber su magia para dejarlas sin nada, ni mucho menos, los gigantes que, tan solo querían ver a “esos pequeños bichejos” muertos, los cambiaformas no tuvieron nada que hacer en cuanto dejó claro que estaban allí para defender lo que era suyo y nadie les quitaría lo que habían conseguido con tanto esfuerzo y, por descontado, los humanos echaron dos pasos hacia atrás cuando contemplaron su pureza, su fuerza y el poder que albergaba. Todos ellos prefirieron la paz antes que ser derrotados sin un ápice de duda y, todo ello, lo consiguió con esa luz que salía de su pecho cada vez que se sentaba y respiraba hondo.

Esta vez, sí era fuerte. Su cabeza cayó hacia atrás, sus alas empezaron a extenderse poco a poco y la botella a romperse. Recordó a sus padres cuando le dijeron que era la única que podía controlar los bosques y que debía ser fuerte. La luz en su pecho se iluminó más. Recordó a aquellos niños que jugaban con las flores, subidos a los árboles intentando llamar la atención de sus mayores, las grandes cenas, las conversaciones de cama con sus hermanas, las preocupaciones, que fueron muchas… El cristal, al fin, se rompió en dos y la luz volvió a entrar en su pecho, dejándola exhausta con ambas piernas tocando el agua y sus alas por fin curadas. El aire chocó contra su cara, era la mejor sensación que había tenido en años, el agua fría la hizo sentir de nuevo y el viento, la hizo volar sin perder más tiempo…


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


White Wings:

Once upon a time, there was a fairy. Destined to be locked in a bottle for the rest of her days, without a chance to explain herself to her sisters. They threw her into the sea to get lost, to stop raising her voice and use her magic to do good, which it was something that was very badly seen among her village, someone who did not want to sacrifice human lives to satisfy her own, creating chaos and helping to resurface black magic, something Lara’s parents struggled to bury so that no fairy would ever again want to be corrupted by that power.

Her little wings began to crack little by little, the sisters had taken away the magic she possessed since she was born, banished and withered. She had been trying to escape longer than she would have wanted and there was no way out, it was a bottle sealed with magic. She was lost. She remembered their laughters as she was beaten, booed and destined to remain forgotten, even loving the Fairy Kingdom more than anything else in the world. She also remembered their looks of satisfaction, that determination that could no longer frighten her and that condemnation by not wanting to commit the same terrible acts as them. She could not get out of her head for months the screams, the blood, the massacre they unleashed through cities full of innocent people. They became demons with dark souls and their hearts whispered for mercy.

She sat once more, in the center of the lost bottle. It was shaking a lot but she didn’t care about this to stay connected to Mother Earth, with her spirit and the magic that someday resided within her. She closed her eyes, inspired and expired. Over and over again. No one could defeat her when werewolves wanted to conquer the forests, nor did the witches, who tried to absorb their magic to leave them with nothing, not even the giants who just wanted to see “those little things” dead, the shapeshifters had nothing to do as soon as Lara made clear that they were there to defend what was theirs and no one would take away what they had achieved with so much effort and of course, humans took two steps back when they contemplated her purity, strength and the power she harbored. All of them preferred peace rather than being defeated without a shred of doubt and all of this she got it with that light coming out of her chest every time she sat and breathed deep.

This time, it was stronger. Her head fell backwards, her wings began to spread gradually and the bottle to break. She reminded her parents when she was told she was the only one who could control the woods and that she had to be strong. The light on her chest lit up more while she remembered those children who played with flowers, climbing trees trying to get the attention of their elders, the big dinners, the bed talks with their sisters, the worries, which were many… The glass, at last, broke in two and the light re-entered her chest, leaving her exhausted with both legs touching the water and her wings finally healed. The air hit her face, it was the best feeling she had in years, the cold water made her feel again and the wind, made her fly without wasting any more time…


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Comentando la serie “The Queen’s Gambit”:

Sinopsis: Miniserie de 7 episodios. Kentucky, años 60. En plena Guerra Fría, la joven Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) es una huérfana con una aptitud prodigiosa para el ajedrez, que lucha contra sus adicciones mientras trata de convertirse en la mejor jugadora del mundo ganando a los grandes maestros, en especial a los rusos. (FilmAffinity).

Estuve deseando ver esta serie durante semanas hasta que terminé la que estaba viendo para centrarme en ella. Siempre me ha gustado Anya Taylor-Joy, es una actriz estupenda y en esta serie no se ha quedado atrás, ha sido magnética e interesante, se ha amoldado totalmente al personaje de Beth Harmon, su personalidad original y la ambientación de los años 60 es increíble, te mantiene en la trama. Con esta serie han hecho que un juego como es el ajedrez, sea una aventura que te llega a sorprender.

La mente de Beth es prodigiosa. El conserje del orfanato le enseñó a jugar y se dio cuenta de lo increíblemente inteligente que era, sabía estudiar las partidas, qué mover determinaría el final del juego y el tablero era lo único que podía controlar, sus movimientos eran decisiones que podían hacerla ganar o perder. Me gusta mucho que hayan mostrado de alguna forma cómo las mujeres caían en la bebida y el tabaco sin pensar en las consecuencias, de hecho, no estaba tan mal visto como ahora. Puedes ver cómo un simple juego de ajedrez puede ser la pasión de una chica joven e independiente y que puede llegar a pagar todas sus facturas y viajes.

Me gustó mucho cómo la veías mantener el control, el impulso de dejarlo todo, de ganar a pesar de creer que estaba perdida, esa fuerza que muchos podrían soñar. El ajedrez siempre ha sido un juego al que todos, alguna vez, hemos practicado y nos ha traído horas de cabeza contra nuestro contrincante pero no lo hemos visto como algo más importante que esto, en esta serie, lo muestra y te invita a reflexionar de cómo las decisiones que tomas pueden llevarte a un camino u otro, ya sean correctas o incorrectas, pueden hacer que lo pierdas todo o que ganes un mundo. La elegancia de Beth, cómo demuestra ese temple que la caracteriza y lo calculadora que es, al igual que interesada, coge algo que quiere y cuando lo ha usado, lo tira. Por una parte, es controladora y un tanto manipuladora pero mantiene a sus rivales donde ella necesita tenerlos antes de finalizar una partida, es implacable y tenaz.

Me resultó también interesante ver cómo una chica tan joven podía crear una carrera de algo tan simple como el juego y que por dentro estuviese tan rota y vacía, el ajedrez era su vida y todo lo que tenía, sus miedos hacia competir contra los rusos la abrumaban pero sus amigos la hicieron más fuerte a medida que la ayudaban a practicar, y eso es algo que siempre aprendemos de la vida: los que están a nuestro alrededor también nos enseñan. Te atrae desde su mirada hasta las respuestas cortas, esa forma tan segura de caminar y moverse, de mover las fichas del ajedrez y hacer que toda persona de la sala se voltee a mirarla. De alguna forma, esta serie muestra el empoderamiento de la mujer, su fuerza, constancia y cómo resurgir siendo la única mujer en un juego donde lo que más abunda son hombres siendo los únicos que ganan, rompiendo todas las reglas para derrotar a los mejores del mundo. Me dejó una sensación muy bonita en el cuerpo, la verdad.

Trajo consigo una reflexión delicada, atrayente y algo de lo que se habla mucho pero que la gente no suele llevar a cabo: cumple tus sueños por difíciles o imposibles que parezcan, traspasando las barreras que debas traspasar para llegar a ellos y que sean una realidad y no solo un sueño del que despertar mañana. Debido a la constancia y dedicación de Beth, el centrarse totalmente en su objetivo principal y el seguir adelante por muy difícil que resultara una partida o derrotar a un rival, mostró esta parte tan preciosa que todos los creadores debemos entender, saber y sentir. Hay sueños que se pueden cumplir. Esta serie, definitivamente, se ha convertido en una de mis favoritas y se queda guardada para cuando quiera volverla a ver, son siete capítulos intensos de aprendizaje y de conocer a un personaje elaborado y destacable, 100% recomendada. INCREÍBLE.

Os dejo por aquí el trailer en inglés subtitulado en español para que elijáis por vosotros mismos si queréis perderosla o disfrutarla 😉


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Commenting “The Queen’s Gambit” TV show:

Synopsis: 7-episode miniseries. Kentucky, ’60s. In the midst of the Cold War, the young Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) is an orphan with a prodigious aptitude for chess, who fights her addictions as she tries to become the best player in the world by beating the great masters, especially the Russians. (FilmAffinity).

I wanted to watch this series for weeks until I finished the one I was watching to focuse on it. I’ve always liked Anya Taylor-Joy, she’s a great actress and in this series she hasn’t been left behind, she’s been magnetic and interesting, she’s totally fitted to Beth Harmon’s character, her original personality and the setting of the ’60s is amazing, it keeps you in the plot. With this series they have made a game like chess, an adventure that leads you to surprise.

Beth’s mind is prodigious. The orphanage janitor taught her how to play and he realized how incredibly intelligent she was, she knew how to study the different games, what to move would determine the end of the game and the board was the only thing she could control, her movements were decisions that could make her win or lose. I really like that they have shown in some way how women fell into drink and tobacco without thinking about the consequences, in fact, it wasn’t as badly seen as it is now. You can see how a simple chess game can be the passion of a young and independent girl and she can get to pay all her bills and trips thanks to it.

I really liked how you saw her stay in control, the urge to give it all up, to win despite believing she was lost, that strength that many might dream of. Chess has always been a game that we’ve all practiced and brought us head hours against our opponent but we haven’t seen it as anything more important than this, in this series, it shows it and invites you to reflect on how the decisions you make can lead you one way or another, whether correct or wrong, they can make you lose everything or win a world. Beth’s elegance, how she demonstrates that mettle that characterizes her and how calculating she is, as well as interested, takes something she wants and when she has worn it, throws it away. On the one hand, she is controlling and somewhat manipulative but keeps her rivals where she needs to have them before finishing a game, she is relentless and tenacious.

I found also interesting to see how such a young girl could create a career of something as simple as the game and the fact that she was so broken and empty inside, chess was her life and all she had, her fears of competing against the Russians overwhelmed her but her friends made her stronger as they helped her practice and that is something we always learn from life: those around us also teach us. It draws you from his gaze to the short answers, that sure way to walk and move, to move the chess pieces and make every person in the room look at her. In some ways, this series shows the empowerment of women, their strength, consistensy and how to resurface being the only woman in a game where what abounds most are men being the only ones who win, breaking all the rules to defeat the best ones in the world. It left a very nice feeling in my body, really.

It brought with it a delicate, attractive reflection and something that is talked about a lot but that people do not usually carry out: fulfill your dreams however difficult or impossible they may seem, crossing the barriers that you have to pass through to reach them and become a reality and not just a dream from which to awaken tomorrow. Due to Beth’s constancy and dedication, focusing entirely on her main goal and moving forward as difficult as it would be a game or defeating a rival, showed this precious part that all creators must understand, know and feel. There are dreams that can be fulfilled. This series has definitely become one of my favorites and is saved for when I want to watch it again, its seven intense chapters of learning and meeting an elaborate and remarkable character, 100% recommended. AMAZING.

I left you on the spanish version the trailer in english subtitled in spanish, in that way you chan choose if watch it and enjoy it or lose it 😉


Remember you can support my blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Personajes

Steven: El Testigo

Relato procedente:El Acantilado“. Edad: 25 años.

Ciudad: Nueva Jersey. Ocupación: Aspirante a bombero.

Descripción física:

Cabello negro, lacio, algo largo pero no demasiado, lo suficiente como para que me tapara las ojeras, siempre he odiado tenerlas de soplillo. Ojos marrones, oscuro, algunas chicas que he conocido siempre me han dicho que atraen a la reflexión, a la calma y que tienden a ser profundos, la verdad, no lo sé, pero algo harán si la gente pone tanto enfoque en ellos, ¿no? Piel blanca, casi siempre algo seca, con necesidad de crema en cualquier parte del cuerpo, en búsqueda de productos orgánicos que hicieran que cuidara mejor la piel. Labios algo gruesos, algo que siempre me ha dado un poco igual, nunca los he utilizado para mucho más que para comer. Cuerpo esbelto pero no muy atlético, el ir al gimnasio siempre fue una tarea pendiente pero no me llamó la atención, así que, mis huesos tendían a sonar mientras andaba o me agachaba, un tanto incómodo y embarazoso pero oye, ¿qué más podía hacer?

Descripción de la personalidad:

Siempre me ha gustado dar consejos, pero jamás estar en la línea de fuego. Me atrae observar desde la distancia, apuntar notas mentales mientras me escondo entre la gente, a decir verdad, no he sido demasiado sociable, aunque lo he intentado. He sido un lobo solitario, testigo de las acciones ajenas pero nunca el protagonista, alejado del bullicio y las malas compañías, confío en la gente pero, a la vez, no apostaría ni un dólar por nadie, lo cual, me deja en un soñador que prefiere equilibrar su mundo que formar parte del de los demás. He sido un tipejo nervioso, miedoso y el colón irritable no me dejaba vivir ciertos días, propenso a las pesadillas y a los rechazos, desesperado por perder la virginidad mientras las chicas se perdían en mis ojos buscando en mí solo a un amigo al que contarle sus penas, “hello, friendzone“.

Desconectado:

Siempre he estado solo. Hogares de acogida. Callado, empujado a permanecer a un lado, sin hacer preguntas, tampoco poner excusas y haciendo lo que me pedían que hiciera, hasta que terminaran muriendo en un accidente de coche, cayendo por un precipicio, un día gris, lluvioso y traspasando una carretera resbaladiza. Recuerdo haber cogido el teléfono a las 03:00am, la noticia me impactó pero no me sorprendió. No moví ni un músculo de mi cara al escuchar lo que dijo la policía, mientras me decían que, al ser mayor de edad podía elegir vivir en otro lado y no volver al orfanato. Así lo hice. Nadie supo de mí, ni de mi pasado, tampoco conocía a personas diariamente, las evitaba e ignoraba, mi vida era completo silencio.

Pasara lo que pasase, nadie me echaría de menos. Nadia sabría dónde estaba o me pediría explicaciones de adónde iba o por qué, no tenía redes sociales, tampoco las necesitaba, ni móvil ni número de teléfono. Pagaba el alquiler de un piso que no era muy caro, trabajando en la tienda de abajo, un quiosco con no demasiada gente, atendiendo a idiotas y fumando entre horas, a pesar de querer cumplir uno de mis mayores sueños: ser bombero, una idea estúpida viniendo de alguien tan cobarde, ni siquiera lo tenía como opción, solo como una aspiración o un deseo frustrado. Una vida de robot. Una vida para sobrevivir. Recuerdo sonreír mientras veía películas, escuchaba música o, simplemente, estando tirado en el sofá mirando el techo, recuerdo sentir la libertad mientras no había nadie alrededor, no había placer mayor que ese.

Testigo de un asesinato:

Supongo que aquí se torció todo. Mi vida pasó de ser aburrida e insignificante a importante y con la necesidad de ser cazado hasta la muerte. Tan solo vi a un tío alto, con un sombrero de color beis, una gabardina negra que le llegaba hasta las rodillas, con la cara casi tapada, unos pantalones tejanos y unos mocasines negros, imponente, esperando a un chaval que se acercaba para traerle un USB. El chico no parecía estar muy bien de salud, larguirucho, muy delgado, ansioso, se movía de un lado a otro, sus manos temblaban y sus ojos le caían, mientras le entregaba lo que su futuro asesino necesitaba para a saber qué fin. Le dio dos disparos en la espalda cuando el chico se disponía a alejarse del que fuese el trato que tuviese con él, quizá fuese un último trabajo, quizá el penúltimo a cambio de algo, no tenía ni la menor idea, pero no parecía lícito.

En cuanto vi aquello, me levanté de donde me encontraba, detrás de un coche escondido, ese hombre no me provocó la confianza suficiente como para cruzar esa calle y, por no cruzarla en su momento, tuve que escapar de lo que fue un asesinato a sangre fría en toda regla. Quizá me vio alejarme y no consiguió determinar un blanco en mi espalda, tal como hizo con el chaval que yacía inerte en el suelo a unos centímetros de él, y no pudo hacerse con el testigo que podría descubrir todos sus planes, quizá ir a la policía o encontrar una forma de identificarle. Lo único que puedo asegurar es que fue una experiencia devastadora, estuve planteándome durante días qué hacer con lo que había presenciado, cómo quitarlo de mi cabeza, cómo dejar que simplemente pasara sin más.

El callármelo durante meses, tan solo hizo que mi colon y mis migrañas se volvieran más intensas, que no pudiera ir al baño en tres días o que las náuseas me hicieran detestar la comida, tratando de ignorar mis pensamientos por un momento, dejando a ese chico olvidado por mi propio bien, no sabía cuán peligroso podía ser aquello, así que, como buen cobarde, me eché a un lado sin comentarlo a nadie.

Una corrida por el bosque:

Recuerdo estar asustado. Mi respiración entrecortada. El cansancio. El bosque. El acantilado. Siendo que nada de eso era tan importante. Unos días antes tuve una sensación indescriptible, como si algo fuera a ocurrir, denotando un temor que se movía por todo mi cuerpo, como hormigas correteando para buscar comida y esconderse. Pensé que eran tonterías, invenciones de una mente amenazada por la aparición de ese hombre de gabardina y sombrero que vi en el callejón, empezando a habituarme a esa constante vena maníaca y obsesiva de la que, durante meses no había podido deshacerme.

Vi a un chico con la máscara de V de “Vendetta” observarme desde lejos, en la gasolinera donde había parado a repostar. Caminó algo rápido hacia mí, de una manera tan decidida que supe que venía a matarme, el arma que llevaba consigo no podría engañar a nadie. Eché a correr hacia el bosque sin siquiera pensar si habría una salida, mientras el corría tras de mí, una sudadera con capucha, pantalones cortos y unas deportivas hechas para corredores, le bastaron para cogerme, yo no era ni siquiera competición para él, estaba claro quién ganaría la carrera y el trofeo que tenía que ver con dos balas chocar contra mi pecho mientras mi cuerpo se dejaba caer por el precipicio. ¿La verdad? Ese chico tenía agallas, era fuerte, con coraje al apuntar el arma hacia alguien indefenso y decidir terminar un trabajo que, seguramente, empezó días atrás cuando le mandaron matarme, mi destino estuvo escrito desde ese preciso momento.

Quizá fui poca cosa y nadie notó la diferencia con mi existencia pero, al menos, fui importante y una amenaza para alguien que se podría considerar poderoso. Yo no era ningún talismán, alguien famoso o con ganas de ver la vida de color de rosa, sabía que era simplemente un vendedor en un quiosco, totalmente reemplazable y que nadie me echaría de menos si no respirase, supongo que ellos también lo comprobaron, no querrían que nadie hiciera preguntas. Parecía tonto pero podía saber el resultado de dos más dos, ¿verdad? Quizá mi siguiente vida resultara más interesante, ¿quién sabe?

Un futuro de soledad:

Dicen que cuando estás muerto, estás en paz. Sigues en el mundo de los vivos mientras ellos no lo saben, mientras no encajan bien sus mentiras. Dicen que, a veces, es hermoso ver un prado, el sol y tus ganas de correr y sentirte libre, como muchos otros lo han hecho. Pero no comentan sobre el silencio. Sobre la agonía que supone vivir enjaulado, entre telarañas y podedumbre, entre oscuridad. Les ves a tu alrededor riendo, gritando o comiéndose una galleta, mientras tratas de conversar con ellos y ves que no obtienes respuesta, ni siquiera una mirada. No dicen lo apartado del mundo que llegas a sentirte.

Mi antiguo jefe ya tiene un nuevo dependiente. Alto, con barba y con la costumbre de llevar camisetas de cuadros, como los pueblerinos que parece que nunca tengan ropa limpia y decente que ponerse. No me gusta cómo atiende, tu pasotismo ataca a mi inteligencia y se llega a sentir ofendida, aunque quiera gritarle, no me escucha, aunque quiera conducir, mis manos no son capaces de agarrar el volante, ni siquiera de mirarme a un espejo. Vi cómo quemaban mi cuerpo en el bosque, como si jamás hubiera ocurrido, para que nadie me encontrara o hiciera preguntas, un punto y final a alguien que nunca existió.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Reflexiones

Cuida tu Espacio Personal:

Reconocer tu espacio personal y entender que es lo más preciado que hay en ti y a tu alrededor es un buen principio, dado que, eres tú mismo quién debes saber quién rebasa ese espacio y cómo puedes evitarlo. Para mí, tener un espacio propio, implica paz, una voz interna limpia y positiva, un día a día pausado, permanecer en mi burbuja sabiendo lo que sé y actuando como tal sin necesidad de traspasar el espacio de los demás. Esto, también implica respeto al oír diferentes opiniones, al saber cuándo debes irte de un lugar que no va contigo, cuándo hay demasiado ruido y prefieres estar en silencio contigo mismo.

El espacio personal puede ser una habitación donde te sientas a gusto, tu casa o un lugar donde puedas estar a solas y respirar aire, donde puedas reflexionar sin tener otras opiniones danzando a tu alrededor o diciéndote qué debes hacer y qué no. También se debe cuidar mucho lo que tiene que ver con la distancia física que mantenemos con los demás, más de uno conocerá a estas típicas personas que pretenden rebasar todas las barreras emocionales que has creado sin miramientos, u otras muchas que te gritan estando a un centímetro de tu cara, si lo permites, esa persona lo sigue haciendo las veces que quiera. Cuando ocurra esto, procurad dar uno o dos pasos hacia atrás para volver a tener vuestro espacio físico de movimiento que el otro os ha robado sin preguntar, es un truco que rara vez falla, así la otra persona se da cuenta de que tienes ciertas barreras que no deben traspasar a placer sin tener que decirlo en voz alta.

Cuando nos sentimos agotados, desanimados o con poca energía, en vez de obligarnos a estar con otras personas para “ver” si nos sentimos mejor, deberíamos alejarnos un poco de la multitud, dar un paseo, leer un libro en la biblioteca o en casa, ver una película o entretenernos preparando un buen bizcocho, dado que, respetamos y cuidamos nuestro propio espacio dando a nuestro cuerpo y mente el momento de paz que necesita y que un lugar lleno de gente no nos va a proporcionar, el ruido exterior no es un buen aliado cuando tienes un conflicto interior, es mejor hablarte, reflexionar y entenderte antes de dejarte llevar por intercambios sociales tempranos.

Una de las cosas que observo mucho es que las personas tendemos a estar con otras y en lugares con mucho ruido para evitar tener una charla interna, para no hacer frente a nuestros miedos y reflexionar lo que puede que no hayamos hecho de forma correcta. Es un miedo imperativo no hacerte frente, evitar un enfrentamiento entre mente y corazón, lo racional de lo sentido porque siempre caemos en que la práctica es mejor que sentir algo verdadero, volviéndonos fríos y calculadores en vez de cariñosos y dados a los demás, es una vergüenza. Debemos hacernos preguntas, agradecer todo lo que tenemos y sentir aquello que nos pasa con mayor o menos intensidad pero, sentirlo, no tener miedo a ello, por eso, tener un espacio personal, cuidarlo y respetarlo, puede ser una terapia muy buena para conocernos más, una simbología de amor propio.

Llegados a este punto, también incluiría como espacio personal a aquel donde le dices a otras personas que no puedes quedar porque tienes cosas que hacer, no tengáis miedo de decir “no” por x o y motivo, nadie os va a comer y, si se ofenden, lo siento mucho. No veo como algo positivo el salir o quedar con otros cuando no te apetece o te sientes mal, has tenido un día duro o prefieres simplemente, quedarte en casa leyendo tan solo por quedar bien y complacer a otros, no estás respetando tu espacio, en este caso, porque pones a los demás por delante de tus necesidades cuando debería ser al revés. Entiendo que, al principio, te resulte difícil porque te sabe mal o porque te da pena (cada uno tiene sus motivos), a mí también me pasaba pero recordad que la práctica siempre hace al maestro y poco a poco os va a resultar menos complicado y os vais a sentir mucho mejor.

El espacio personal es una burbuja que podemos crear para sentirnos a gusto, con nosotros, para alejarnos de ruidos externos, de palabras ajenas, de los demás, para tener un momento a solas donde poder encontrarnos y sentir felicidad al entender nuestras emociones y por fin, ser capaces de meditar. Diría que es un espacio de seguridad respetado, cuidado y educado donde tan solo puedes estar tú 🙂


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Take Care of your Personal Space:

Recognizing your personal space and understanding that it is the most precious thing about you and around you is a good principle, because it is you who should know who traspasses that space and how you can avoid it. For me, having a space of my own means peace, a clean and positive inner voice, a day-to-day paused, staying in my bubble knowing what I know and acting as I think is the correct thing to do without beyond the space of others. This also implies respect when you hear different opinions, knowing when to leave a place that doesn’t fit with you, when there’s too much noise and you prefer be in silence with yourself.

Personal space can be a room where you feel at ease, your home or a place where you can be alone and breathe air, where you can reflect without having other opinions dancing around you or telling yourself what to do and what not to do. We must also take great care of what has to do with the physical distance we maintain with others, more than one could know these typical people who intend to overcome all the emotional barriers that you have created without sights, or many others who yell at you being an inch from your face, if you allow this, that person continues doing it as many times as he wants. When this happens, try to take one or two steps back to get your physical space of movement that the other has stolen from you without asking, it is a trick that rarely fails, so the other person realizes that you have certain barriers that should not pass on for pleasure without you feeling forced to say it out loud.

When we feel exhausted, discouraged or with no energy, instead of forcing ourselves to be with other people to “see” if we feel better, we should stay a little away from the crowd, take a walk, read a book in the library or at home, watch a movie or entertain ourselves by preparing a fantastic cake, in that whay, we respect and take care of our own space giving our body and mind the moment of peace that is needed and I think a place full of people don’t gonna provide us that, outside noise is not a good ally when you have an internal conflict, it’s better to talk to you, reflect and understand you before letting yourself be carried away by early social exchanges.

One of the things I observe a lot is that people tend to be with others and in places with a lot of noise to avoid having an internal talk, so we don’t have to face our fears and reflect on what we may not have done correctly. It is an imperative fear not to face yourself, to avoid a confrontation between mind and heart, the rationality of the sense because we always fall into that practice is better than feeling something true, making us cold and calculating rather than affectionate and given to others, it is a shame. We must ask ourselves questions, thank all that we have and feel what happens to us with greater or less intensity but, feel it, not be afraid of it, therefore, have a personal space, take care of it and respect it, can be a very good therapy to know us more, a symbology of self-love.

At this point, I would also include as a personal space the one where you tell other people that you can’t meet with them because you have things to do, don’t be afraid to say “no” for x or y reason, no one is going to eat you and if they feel offended, I’m so sorry. I don’t see it as a positive thing to go out or meet others when you don’t feel like it or feel bad, you’ve had a hard day or you prefer to just stay at home reading just to look good and please others, you’re not respecting your space, in this case, because you put others ahead of your needs when it should be the other way around. I understand that, at first, it is difficult for you because you could feel bad or because you feel sorry for it (everyone has their reasons), it happened to me too but remember that practice always makes the master and little by little it will be less complicated and you will feel much better.

Personal space is a bubble that we can create to feel at ease, with us, to move away from external noises, from outside words, from others, to have a moment alone where we can meet and feel happiness in understanding our emotions and finally being able to meditate. I’d say it’s a respected, cared-out and polite security space where you can only be yourself 🙂


Remember that you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Relatos

El Acantilado:

Corría. Mis pies no podían parar. Miraba hacia atrás repetidamente para ver si aquel chico seguía persiguiéndome. No sabía quién era pero sentía que quería matarme, llevaba un arma y varias veces casi llega a alcanzarme. Mi respiración se entrecortaba, me dolían los pulmones tras haber corrido algo más de tres kilómetros sin haber hecho un pre calentamiento como muchos entrenadores aconsejan antes de salir a correr. Desde hacía unos metros, sentía un pequeño tirón en el gemelo izquierdo pero, no podía parar, algo dentro de mí me decía que no lo hiciera.

Las ramas de los árboles golpeaban mi cara de vez en cuando, a veces, no podía esquivarlas porque tenía miedo a caerme, estaba oscuro y la única luz de la que disponía era la luna llena que se alzaba sobre nosotros, los únicos que parecíamos recorrer ese bosque. Noté la boca seca, mi espalda algo resentida debido a no tener unos zapatos adecuados para correr, sudaba como nunca antes lo había hecho y me sentía empapado, asustado y decidido a seguir adelante aunque no hubiera salida.

Mi amigo atlético continuaba fijo en mí. Digo atlético porque esquivaba todo lo que había en su camino, a veces, se posicionaba detrás de mí, otras saltaba cuatro rocas con tan solo una mano y estaba casi a mi lado, lo cual, me aterrorizaba. No podía verle la cara, llevaba una capucha y una máscara de V de Vendetta, las típicas que solían utilizar muchos jóvenes para reforzar una idea de la que no estaban de acuerdo y vengarse de aquellos que les sometían. Llevaba pantalones cortos y unos zapatos totalmente adecuados para no resbalarse mientras corría y que el impacto al pisar no fuera tan fuerte para las vértebras, ¡este chico sí sabía!

¿Era un chico?, ¿cómo sabía que lo era? Ahora no tenía mucho tiempo para pensar, llevaba corriendo en línea recta más tiempo del que debería y ni siquiera sabía a dónde me dirigía, tampoco si el camino de piedras se terminaría pronto, la incertidumbre se apropiaba de mi mente y el extremo cansancio del resto de mi cuerpo, en este momento, sería capaz de dormir tres días seguidos. Cada vez le notaba más cerca de mí, su respiración era pausada, señal de que salía a correr a menudo o de que tenía esa costumbre de ir cazando a gente por el bosque…

¿Recordáis que dije que no sabía dónde estaba el final de aquel camino? Lo encontré. Frené de lleno ante un acantilado demasiado alto como para saltar, era muy arriesgado. El joven frenó justo a un metro de mí en seco, parecía tranquilo, con un arma en la mano derecha, erguido, de alguna forma supe que estaba decidido a hacer aquello por lo que le habían pagado o dicho. Sabía que no vacilaría. Seguí mirando hacia abajo tratando de decidir qué hacer pero era demasiado cobarde como para plantearme semejante locura, así que, con las manos en alto, decidí volver el semblante hacia él, temblando, asustado.

– ¿Por qué…? – pregunté, mi voz también temblaba pero, ya que iba a morir, quería saber por qué o a quién le serviría, era tan solo un aspirante a bombero -.

– Viste algo que no debiste ver – definitivamente, era un chico joven, a juzgar por su voz, tal como dije, pausada y decidida -.

– ¿El qué?, ¿de qué hablas? – empecé a hacer memoria de las semanas anteriores, hasta que encontré un pequeño recuerdo que me trajo de cabeza durante días tratando de olvidarlo – Oh…

– Lo recuerdas, ¿verdad?

– No diré nada, tampoco lo tenía pensado, ¡me metería en un lío!

– No puedo estar seguro de ello, ¿verdad? No te conozco – quitó el seguro del arma, la cargó y me apuntó con ella – Tranquilo, será rápido.

Reviví el momento. Un hombre alto y robusto, un callejón y sin público, llevaba un sombrero y una gabardina negra, era imponente, parecía que esperara a alguien. Un chico delgaducho se acercó a él para entregarle algo, era bastante joven, estaba algo nervioso pero le entregó un USB, el hombre alto le dio las gracias y, mientras el chico le daba la espalda y se alejaba de él confiando en que no le pasaría nada, dos tiros perforaron su espalda. Yo estaba escondido detrás de un coche, en cuanto vi aquello, salí corriendo, apuesto a que el hombre con sombrero me vio y este chaval trabajaba para él, no era muy difícil de adivinar, pero de nada servía ahora, debí quedarme detrás de ese coche sin moverme, nadie se hubiese enterado…

– Date la vuelta y arrodíllate – me ordenó. Obedecí – Acércate más al borde.

Hice lo que me pidió. Empezó a oscurecerse mi alrededor mientras veía salir sangre de mi pecho, noté que me empujaban por detrás y caía por el acantilado. Decidí cerrar los ojos y dejarme llevar, me dijo que sería rápido. ¿Lo será?


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


The Cliff:

I ran. My feet couldn’t stop. I looked back repeatedly to see if that boy kept following me. I didn’t know who he was, but I felt like he wanted to kill me, he was carrying a gun and several times he almost catch me. My breathing was choppy, my lungs hurt after running a little more than three kilometers without having done a pre-warm-up as many trainers advise before going for a run. For a few feet, I felt a little tug on the left twin but, I couldn’t stop, something inside me was telling me not to.

The branches of the trees struck my face from time to time, sometimes I could not dodge them because I was afraid to fall, it was dark and the only light we had was the full moon that stood above us, the only ones who seemed to roam that forest. I noticed my mouth dry, my back a little resentful because I didn’t have proper running shoes, I was walking around like I’ve never done it before and I felt soaked, scared and determined to move on even if that forest doesn’t have any scape.

My athletic friend was still fixed on me. I say athletic because I dodged everything in his path, sometimes he positioned himself behind me, others jumped four rocks with just one hand and was almost by my side, which terrified me. I couldn’t see his face, he wore a hood and a V mask from Vendetta, the typical ones that many young people used to use to reinforce an idea they disagreed with and take revenge on those who subdued them. He was wearing shorts and shoes that were totally suitable for not slipping while running and that the impact on treading wasn’t so strong for the vertebra, this guy knows how to do it right!

He was a boy? Now I didn’t have much time to think, I had been running in a straight line longer than I should and didn’t even know where I was going, nor if the stone path would end soon, the uncertainty took over my mind and the extreme tiredness of the rest of my body, at this time, I would be able to sleep three days in a row. He was getting closer and closer to me, his breathing was paused, a sign that he went for a run often or that he had that habit of hunting people through the woods…

Do you remember when I said I didn’t know where the end of that road was? I found it. I braked full on a cliff too high to jump, it was too risky. The young man braked just a metre from me, seemed calm, with a gun in his right hand, upright, somehow I knew he was determined to do what he had been paid or told for. I knew he wouldn’t hesitate. I kept looking down trying to decide what to do but I was too cowardly to think of such madness, so with my hands up, I decided to turn my body to see him, shaking, scared.

– Why…? – I asked, my voice was shaking too but I was going to die, I wanted to know why or who my dead body would serve, I was just an challenger firefighter.

– You saw something you shouldn’t have seen – he was definitely a young boy, judging by his voice, as I said, paused and determined.

– What? What are you talking about? – I started to remember the previous weeks, until I found a little memory that brought me upside down for days trying to forget it – Oh…

– You remember it, right?

– I won’t say anything, I’ve never thought about it even so… I can be in trouble if I say something!

– I can’t be sure about it, can I? I don’t know you — he took the lock off the gun, loaded it and pointed it at me – Don’t worry, it’ll be quick.

I relived the moment. A tall, sturdy man, an alley and no audience, wearing a hat and a black trench coat, was imposing, he seemed to wait for someone. A shrewd boy came up to him to give him something, he was quite young, he was a little nervous but he handed him a USB, the tall man thanked him and as the boy turned his back on him and walked away trusting that nothing would happen to him, two shots pierced his back. I was hiding behind a car, as soon as I saw that, I ran out. Probably, the man with a hat saw me and this kid worked for him, it wasn’t very hard to guess, but it was no scape now, I should have stayed behind that car without moving, no one would have known…

-Turn around and put your knees on the floor- he ordered me and I obeyed him – Come closer to the edge.

I did what he asked. It started to get dark around me as I saw blood coming out from my chest, I noticed being pushed from behind and falling off the cliff. I decided to close my eyes and get carried away, he told me it would be quick. Will it be?


Remember that you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Comentando “Spider-man: Into the Spider Verse”:

Sinopsis: El adolescente Miles Morales se convierte en el Hombre Araña de su universo, y debe unirse a cinco individuos impulsados por arañas de otras dimensiones para detener una amenaza para todas las realidades.

Diría que esta es una de las películas que más me ha descolocado porque no conocía las otras dimensiones de “Spider-man”, mucho menos, que existiera una “Spider-woman” y un “Spider-cerdo” que ha sido lo que más gracia me ha hecho de toda la película. Me resultó muy entretenida, tenía una historia bastante básica pero intrigante, hacía que te quedases sentada en el sofá para continuar viéndola. Por lo que me han dicho y lo que he leído sobre ello, el cómic y la película son parecidos pero no pasan exactamente las mismas cosas ni tienen el mismo contexto. Por casualidad, me topé con los cómics y me encantó el dibujo y las historias que lo componían, tenían su originalidad.

Empiezas conociendo a Miles Morales, un adolescente normal al que sus padres le habían cambiado de colegio sin su consentimiento, uno bastante pijo. Se comporta como todos los adolescentes, tan solo quiere que su familia le deje hacer lo que a él le gusta que es dibujar graffitis en las paredes, tiene talento y su tío le apoya, lo que ocurre es que a su padre no le hace gracia que vaya con él porque se supone que es un delincuente. Sin darse cuenta, una araña radioactiva le pica y bueno, ya sabemos qué pasa, ¿verdad? Nota que tiene poderes, se siente extraño y no empieza a entenderlo hasta que le cae uno de los cómics que él leía sobre el famoso “Spider-man” en la cara, no se podía creer que le pasara lo mismo.

Siguen transcurriendo las cosas de forma llevadera, no tiene muchas pausas, directamente se ve envuelto en la necesidad de salvar el mundo, debía evitar que el malo (los superhéroes siempre tienen uno, es un tópico) abriera la puerta a otras dimensiones y destruyera la Tierra, aquí es donde otros “Spider-man” aparecen, se encuentran y trabajan juntos. El rollo película-cómic me ha encantado, es como si vieras el mismo cómic en movimiento, le da ambientación y su originalidad permanece intacta, de hecho, me encantan todos los trajes, incluso, el del simpático “Spider-cerdo”. El conocer otras historias de “Spider-man” da a este mundo que se ha creado en referencia a él la oportunidad de ser más diverso y variado, donde se puede jugar con diferentes puntos de vista y realidades.

Me pasaron las dos horas volando, ni me di cuenta. La recomiendo para cuando no sepáis qué ver u os apetezca cambiar un poco de dinámica en las películas, está muy lograda y entretiene bastante. Os dejo por aquí el tráiler y ya decidís si verla o no (inglés subtitulado en español:


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

http://www.patreon.com/trackontime


Commenting “Spider-man: Into the Spider Verse”:

Synopsis: Teenager Miles Morales becomes spider-man in his universe, and must join five spider-driven individuals of other dimensions to stop a threat to all realities.

I would say that this is one of the films that has unsettle me the most because I did not know the other dimensions of “Spider-man”, much less that there was a “Spider-woman” and a “Spider-pig” that has been what has made me the most funny thing of the whole film. I found it very entertaining, it has a pretty basic context but an intriguing story, it made you sit on the couch to keep watching it. From what I’ve been told and what I’ve read about it, the comic book and the movie are similar but it doesn’t exactly happen the same thing or have the same context. As a casuality, I saw the comics and loved the drawing and the stories that made up it, they had their originality.

You start by meeting Miles Morales, a normal teenager who is changed from school by his parents, he just wants they let him live and do what he likes the most which is draw graffitis on the street walls, he’s talented and his uncle supports and understands him, but his father doesn’t like Miles goes with him because he’s supposed to be a criminal. Inadvertently, a radioactive spider stings him and well, you know what happens next? He notices that he has powers, feels strange and he doesn’t understand what’s happening until one of “Spider-man” comics he was reading drops to his face, he puts everything together and be surprised about him being another “Spider-man”.

Things continue to happen in a bearable way, it doesn’t have many pauses, he’s directly involved in the need to save the world, he had to prevent the bad guy (superheroes always have one, it’s a topic) from opening the door to other dimensions and destroying the Earth, this is where other “Spider-man” appear, meet and work together. The movie-comic roll has delighted me, it’s like you see the same comic in motion, the atmosphere and its originality remains intact, in fact, I love all the costumes, even the friendly “Spider-pig”. Knowing other stories of “Spider-man” gives this world that has been created in reference to it the opportunity to be more diverse and varied, where you can play with different points of view and realities.

The two hours went away fastly and I didn’t even notice. I recommend it when you don’t know what to watch on Netflix or you want to change a little dynamics of what you usually watching in the movies, it’s very accomplished and entertains a lot. I already left you the trailer on the spanish version in english subtitled spanish and you can decide if watch it or not.


Remember that you can support the blog through Patreon, where I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Alimentación

Cándida y Alimentación:

La cándida es un hongo que forma parte de nuestro organismo. El problema es que exista un sobrecrecimiento, el cual, puede provocar irregularidades que tienden a incomodar bastante. Me libré de ella hace casi un año y, unas de las razones por las que tuve esta sobrecrecimiento fue el nerviosismo, algo curioso que no esperaba escuchar pero que sucede, este hace que el pH vaginal se desnivele y produzca cándida, en este caso (podría haber sido otra cosa). Puede provocar migrañas, cansancio extremo o falta de energía, antojos por dulces y harinas, síntomas de colon irritable, poca claridad mental, picor o irritabilidad en la área genital, molestia al mantener relaciones sexuales, cambios de humor.

Puedes tener sobrecrecimiento de cándida una vez al año, quizá ninguna o dos veces cada seis meses, por lo que, es necesario seguir una alimentación adecuada (esto debería ocurrir siempre pero, mucho más cuando pasa), dado que, si no lo hacemos, la cándida cada vez va cogiendo más terreno y no te deshaces de ella, puede pasar lo que me ocurrió a mí: una cándida recurrente, la cual, cuesta mucho más de tratar. Se aconsejan varias cosas, las cuales, también me sirvieron de mucho.

Es muy importante evitar azúcares y harinas, dado que, esto es un buen alimento para ella, al igual que los fermentados y el alcohol. Eliminar productos procesados, incluir cereales integrales y sin gluten, al igual que se deben eliminar aquellos alimentos que contengan almidón como es la patata, boniato, remolacha, calabaza y zanahoria. Y, por supuesto, la fructosa con un índice glucémico alto también debería apartarse de la dieta, es azúcar de igual forma. Es una buena idea incluir probióticos a tu alimentación, tales como el chucrut, kimchi, kefir de agua, yogures de coco o almendra, té kombucha y vinagre de manzana. Se aconseja también el mantener un sistema inmunológico alto mediante la ingesta de vegetales, propiciando una alimentación más limpia y natural y un estado emocional más equilibrado.

¿Cómo se trata? Cuando vas al ginecólogo, suelen hacerte una citología para sacar una muestra, determinando si tienes algún tipo de infección u hongo. Cuando el diagnóstico es cándida, te mandan un óvulo que introduces en la vagina, pasando toda la noche con él dentro, tratando de no acostarte de lado, sino hacia arriba preferiblemente. De normal, cuando te levantas y orinas, el hongo cae. Te suelen dar una crema para que te la apliques por el exterior de la vagina y ayude a la irritabilidad o picor que puedas sentir. Depende si la cándida la tienes desde hace poco o ha sido recurrente, necesitarás más tiempo de aplicación que otras o necesitarás más de un óvulo.

Lo curioso de esto es que los médicos no te dicen que cambies de alimentación al diagnosticarte que tienes un sobrecrecimiento de cándida, tan solo te recetan las cremas y el óvulo, creyendo de verdad que para nada afecta a tu estado emocional y al día a día. Por lo tanto, esto debería ser un trabajo nuestro cuando notemos que algo no funciona en nuestras zonas íntimas, somos las que debemos cuidarnos y tomar más atención en ello, dar tiempo a nuestro cuerpo a que mejore y ayudarlo a que se recupere lo más rápido posible. Esto demuestra que en cualquier estado de salud, debemos mantener una alimentación lo más sana y equilibrada posible, evitando todo tipo de productos procesados, azúcares y harinas.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, donde escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Candida and Food:

Candida is a fungus that is part of our organism. The problem is the overgrowth of it, which can cause irregularities that tend to make it quite uncomfortable. I got rid of it almost a year ago and some of the reasons I had this overgrowth was nervousness, something curious that I did not expect to hear but that happens, this causes the vaginal pH to become uneven and produce candida, in this case (it could have caused something else). It can cause migraines, extreme tiredness or lack of energy, cravings for sweets and flours, symptoms of irritable colon, little mental clarity, itching or irritability in the genital area, discomfort when having sex, mood swings.

You may have candida overgrowth once a year, perhaps none or twice every six months, so it is necessary to keep following a proper diet (this should always happen but, much more when it really happens), if we don’t, the candida is getting more and more ground and you don’t get rid of it, what happened to me: a recurring candida, which costs much more to treat. Several things are advised, which also served me well:

It is very important to avoid sugars and flours, in fact, this is a good food for her, as well as fermented beer and alcohol. Eliminate processed products as well as those foods containing starch such as potato, sweet potato, beetroot, pumpkin and carrot, include in your diet whole grains and gluten-free cereals. And, of course, fructose with a high glycemic index should also be removed from the diet, it is sugar in the same way. It’s a good idea to include probiotics such as sauerkraut, kimchi, water kefir, coconut or almond yogurts, kombucha tea and apple cider vinegar. It is also advised to maintain a high immune system by ingesting vegetables, promoting cleaner and more natural diet and a more balanced emotional state.

How is it treated? When you go to the gynecologist, they usually do a cytology to take out a sample, determining if you have any type of infection or fungus. When the diagnosis is candida, they send you an egg that you insert into the vagina, spending all night with it inside, trying not to lie on your side, but upwards preferably. Normally, when you get up and pee, the fungus falls. They usually give a cream to be applied to the outside of your vagina and help irritability or itching you may feel. It depends on whether the candida has had it recently or has been recurrent, you’ll need more application time than others, or you’ll need more than one egg.

The funny thing about this is that doctors don’t tell you to change your diet by diagnosing that you have a candida overgrowth, they just prescribe the creams and egg, really believing that it doesn’t affect your emotional state at all and day by day. Therefore, this should be our job when we notice that something is not working in our intimate areas, we are the ones who must take care of ourselves and take more attention to it, give our body time to improve and help it recovers as quickly as possible. This shows that in any state of health, we must maintain as healthy and balanced a diet as possible, avoiding all kinds of processed products, sugars and flours.

Remember that you can support the blog through Patreon, where I write short stories more elaborate and personal:

www.patreon.com/trackontime

Publicado en Reflexiones

Control de Impulsos:

Este post lo considero importante y el tema me trae muchos recuerdos de cómo empecé a aprender a controlar los impulsos y cómo el trabajo diario da frutos conforme te dedicas tiempo y tratas de hacerlo cada día mejor. Un impulso es algo que haces sin pensar, normalmente, es descontrolado, no tienes ningún tipo de elección sobre ello, ocurre sin más y está conducido por emociones como la rabia, ira, extrema tristeza, enfado u odio, creo que son las peores que una persona debería experimentar.

Hubo un tiempo en el que no controlaba lo que pensaba, simplemente, actuaba. Todo venía dado por un ataque de rabia, perdía el rumbo y terminaba haciendo daño a alguien o a mí misma, lo cual, tendía a ser frustrante más tarde. Tras estos ataques, me dolía todo el cuerpo, la cabeza, migrañas, náuseas y temblores, digamos que yo misma me ponía en un estado fuera de control que me producía efectos en el cuerpo. Decidí ponerle fin y calmarme, pensar primero y actuar después, evaluar cada paso y mis comportamientos en referencia a ello y tomar una correcta decisión en cuanto una situación tuviera lugar. Podría decir que no dejaba que mis emociones interfirieran y a respirar profundamente cuando algo acababa de pasar y no sabía cómo gestionar, lo pensaba centrándome en ello y cuando tenía la solución, actuaba con paciencia. Poco a poco, esos ataques se disiparon y ya no tengo impulsos.

Por aquí os dejo algunos consejos que a mí me sirvieron mucho y espero que a vosotros también:

  1. Respira: Como he dicho anteriormente, es una buena técnica para afrontar la situación en la que estás, sabiendo de primera mano que no te beneficia en nada gritar y tirar los objetos que encuentres contra la pared, tampoco es una solución. Inhalar y exhalar, te va a ayudar a que te concentres en tu respiración y a dejar que los niveles de ansiedad y nerviosismo bajen, no nos vamos a engañar, te hierve la sangre pero, no debes dejar que esas emociones te dominen.
  2. Aparta las emociones de la situación: Esto creo que puede llegar a ser lo más complicado porque una situación difícil tiende a producir emociones pero, esta es la única manera en la que podrás ver las cosas con perspectiva. Hay decisiones que sí se pueden tomar de corazón pero otras, de una forma práctica y conveniente, siempre pensando en ti misma. La forma de apartarlas es no pensando en ellas, centrándote en lo que ocurre y en la solución inmediata, es difícil pero todo es cuestión de práctica.
  3. Háblate: De la forma más amable posible. Lo que me ha ayudado siempre mucho ha sido “tranquila, calma, todo está bien”, tu cuerpo y tu mente deben saber que tienes la situación bajo control y que nada interferirá en tu decisión, no hay por qué alterarse (aunque esta última parte no te la aseguro, en situaciones así todo el mundo puede llegar a ponerse algo nervioso o, puede que controles esta parte también y sea más beneficioso para ti).
  4. Frena el impulso: Tu mente, automáticamente, querrá que actúes de la misma forma: violentamente, hacia otros o hacia ti misma, incluso, con objetos, por lo que, debes respirar hondo, concentrarte y visualizar todas esas veces que actuar así te ha producido malestar, decirte que esa no es la forma de llevar la situación y que eres fuerte como para dejar pasar el impulso.
  5. Agárrate a un objeto: Esto, a veces, ayuda. En vez de tensar tu cuerpo y empezar a gritar, coge un objeto y presiónalo con una mano, de esta forma, solo concentras la fuerza en esa mano y no pasa al resto del cuerpo, es como hacer un puente. Mientras estás intentando controlar estos impulsos las primeras veces, sirve de ayuda.
  6. No reacciones: Esto es muy importante. Ya no solo en una situación, sino en personas que te rodean que tan solo buscan una reacción tuya y quieren ver cómo pierdes los estribos para que todo el mundo vea lo “loca” que estás, esto es un impulso si dejas que ocurra y que ellos se alimenten de ella. Aquí sirve de mucho el no prestar atención, no escuchar a nadie y seguir a tu ritmo respirando profundamente y manteniendo tu cabeza en otra parte o en lo que estás haciendo. Se trata de no identificarte con la emoción que notas que empieza a salir de ti, es frenar y pensar que esa reacción le va a proporcionar a la otra persona la satisfacción suficiente como reabastecerse durante todo el día, así que, aquí también es de utilidad el pensar en vez de seguir a la emoción.
  7. Meditar: Es algo que siempre aconsejo, a parte de hacer ejercicio y envolverse de naturaleza. No importa cuánto tiempo lo hagas, la cuestión es que calmes tu cuerpo y te centres en ti misma, en fluir y no en reaccionar, te ayudará a frenarte antes de un impulso.
  8. Analiza la situación: Esta sección va para las personas que se ven impulsadas a pegar a otras, la verdad, hay veces que esta tentación se nos presenta más de tres o cuatro veces por semana pero, lo que aconsejo es que penséis en cómo os afectaría si respondéis de forma violenta, desde cómo actuaría la otra persona en respuesta a llegar a la ley en sí misma, podrían denunciaros, por ejemplo, ¿verdad? Pensad si ese movimiento es seguro, cuántas personas más hay, cuántas otras no tardarían ni un segundo en echarte de tu trabajo u organización, pensad si vale la pena perder un minuto. Si es cuestión de vida o muerte o para salir de un lío porque no puedes hacer otra cosa, lo aplaudo, pero pensadlo bien, esta sería otra reacción que otros esperarían de vosotros para señalarte como el malo, así que, reflexiona antes del primer puñetazo 😉

Hay un refrán que dice: “pienso, luego existo”, el cual, viene a significar que no debemos ser impulsivos en nuestras actuaciones, hablar más de la cuenta o a contar todo lo que vamos a hacer para demostrar nuestro poder sobre otro que cree que somos inferiores, dejad que lo crean, te da una sensación de paz indescriptible porque no hay impulso que parar, simplemente, pasas. Creo que también tiene mucho que ver con tu organización emocional, en cómo transformas la rabia en paz mediante esas respiraciones que os he comentado o la meditación.

Pensad que cualquier acción tiene una consecuencia, por lo que, actuar demasiado rápido puede causar más problemas tanto a ti como a los que te rodean, incluso, afectar a tu cuerpo de forma invasiva. Todos hemos venido a aprender y progresar, a controlar un poco nuestras emociones y entenderlas, ver de dónde provienen y cómo ser la mejor versión de nosotros mismos día tras día, no a caer en situaciones que van a ir agravándose por no pensar antes de actuar, hay que ser analíticos y saber que no todo viene en el momento que queremos y tampoco de la forma que deseamos, aunque lo seguro es que vendrá, estar relajados y seguir conquistando nuestra paz interior, te aseguro que no habrá ningún impulso, al menos yo, ya no los tengo 🙂


Recuerda que también puedes apoyar mi blog en Patreon donde escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Control of Impulses:

I consider this post important and the topic brings back many memories of how I started learning to control my impulses and how daily work pays off as you spend time with yourself learning and try to do it better every day. An impulse is something you do without thinking, normally it is out of control, you have no choice about it, it happens simply and it is driven by emotions such as anger, extreme sadness or hatred, I think they are the worst emotions a person should experience.

There was a time when I didn’t control what I was thinking, I was just acting. Everything was caused by a fit of rage, I lost my way and ended up hurting someone else or myself, which tended to be frustrating later. After these attacks, my whole body, head, migraines, nausea and tremors ached, let’s say I put myself in an out-of-control state that had side effects on my body. I decided to put an end to it and calm down, think first and act later, evaluate every step and my behaviors in reference to it and make a correct decision as soon as a situation took place. I could say that I didn’t let my emotions interfere and take a deep breath when something had just happened and I didn’t know how to manage it, I thought about it focusing on it and when I had the solution, I acted patiently. Gradually, those attacks dissipated and I have no more impulses.

I leave you here some advises which I found useful and I hope help you the same way:

  1. Breathe: As I said before, it’s a good technique to deal with the situation you’re in, knowing firsthand that it doesn’t benefit you from shouting and throwing the objects you find against the wall, it’s not a solution either. Inhaling and exhaling, it’s going to help you focus on your breathing and let anxiety and nervousness levels drop, we’re not going to deny that your blood is boiling in that moment I know but you shouldn’t let those emotions dominate you.
  2. Take emotions away from the situation: This I think can become the most complicated because a difficult situation tends to produce emotions but, this is the only way you can see things with perspective. There are decisions that can be made from the heart but others, in a practical and convenient way, always thinking of yourself. The way to set them aside is not by thinking about them, focusing on what is happening and the immediate solution, it is difficult but it is all a matter of practice.
  3. Talk to yourself: In the kindest way possible. What has always helped me a lot has been “calm, breathe, everything is fine”, your body and your mind should know that you have the situation under control and that nothing will interfere with your decision, there is no need to be nervous (although this last part is not sure, in difficult situations everyone can get a little nervous or, maybe you control this part as well and it is more beneficial for you).
  4. Stop the impulse: Your mind will automatically want you to act the same way: violently, to others or to yourself, even throwing objects away, so you have to take a deep breath, focuse and visualize all those times that acting like this has caused you discomfort, tell you that’s not the way to take care of the situation and that you’re strong enough to let the impulse goes.
  5. Hold an object: This sometimes helps. Instead of makes your body tense and starting to scream, grab an object and press it with one hand, so you just focuse the strength on that hand and it doesn’t pass to the rest of the body, it’s like making a bridge. While you’re trying to control these impulses the first few times, it helps.
  6. Don’t react: This is very important. Not only in one situation, but in people around you who are just looking for a reaction from you and want to see how you lose your temper so everyone can sees how “crazy” you are, this is an impulse if you let it happen and have them feed on it. It’s good here not paying attention, not listening to anyone and keeping your breathing deeply and your head somewhere else or in what you’re doing. It’s about not identifying with the emotion you notice starting to come out of you, it’s about stoping yourself and thinking that reaction is going to give the other person enough satisfaction to restock themselves throughout the day, so it’s also helpful here to think instead of following the emotion.
  7. Meditate: It is something that I always advise, in addition to exercising and wrapping yourself in nature. No matter how long you do it, the point is that you calm your body and focus on yourself, flow and not react, it will help you slow down before an impulse.
  8. Analize the situation: This section goes for people who are driven to hit others, the truth, there are times when this temptation is presented to us more than three or four times a week but, what I advise is that you think about how it would affect you if you respond violently, from how the other person would act in response to reaching the law itself, they could put a legal complain against you, for example, right? Think about whether that move is safe for you, how many people there are, how many others wouldn’t take a second to kick you out of your job or organization or family, think about whether it’s worth wasting a minute. If it’s a matter of life or death or to get out of trouble because you can’t do anything else, I support it, but think about it, this would be another reaction others would expect from you to point you out as the bad guy, so reflect before the first hook 😉

There is a proverb that says, “I think, then I exist,” which means that we should not be impulsive in our actions, talk too much about things we shouldn’t say out loud or tell everything we are going to do to demonstrate our power over another who thinks we are inferior, let them believe it, gives you an indescribable sense of peace because there is no impulse to stop, you just pass. I think it also has a lot to do with your emotional organization, how you transform anger into peace through those breaths I’ve told you before or meditation.

Think that any action has a consequence, so acting too fast can cause more problems for you and those around you, including invasively affecting your body. We have all come to this world to learn and progress, to control our emotions a little and understand them, to see where they come from and how to be the best version of ourselves day after day, not to fall into situations that will aggravate by not thinking before acting, we have to be analytical and know that not everything comes at the time we want and also in the way we want, although it will surely come, be relaxed and continue to conquer our inner peace, I assure you that there will be no impulse, at least I no longer have any 🙂


Remember that you can support my blog through Patreon, I write there short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Personajes

La Mente: De Lamentar

Relato procedente:Tomando un Café“. Edad: Eterna.

Nombre: La Mente de Lamentar. Ciudad: Cerebro Humano

Descripción física:

Mi brillante cabello tiene un color dorado característico, casi perfecto, es casi una extensión de mi inteligencia, ondea al viento, llegando a más abajo de mis voluptuosos pechos. Mis ojos verdes expiran confianza, hacen que la funda a la que pertenezco haga lo que me place, lo cual, me tiende a llenar de excitación. Mis labios finos, siempre pintados con un color carmín intenso, dejan que susurre en su oído cualquier cosa para volverla loca, mientras una sensación de placer invade mi cuerpo, me gusta sonreír mientras la veo desesperada tratando de abarcar a todo. Mi cuerpo esbelto y mi piel fina y suave, son dos ingredientes perfectos para seducir un corazón débil, tiende a encontrarse con una loba incansable por manejar cualquier situación a placer. Diría en general que soy increíble y que todo el mundo lo sabe.

Descripción de la personalidad:

Puedo cambiar de personalidad a placer, puedo controlar el cuerpo en el que habito incrustando cualquier pensamiento que produzca miedo, temor, duda, culpabilidad o sed de venganza, pero lo que más me gusta es hablar, mantenerlo entretenido, enterrado entre un millar de cosas que hacer para que no se dé cuenta de quién es realmente, no debo separarme del cuerpo en el que habito, me gusta controlar, no ser controlada o analizada, quizá echada a un lado. Me encanta crear drama y caos, nunca sabes cómo va a reaccionar el ser humano pero me encanta presionarlo para averiguarlo. Digamos que soy una puta egoísta con hambre de un buen show de sangre, sé que “el cuerpo” y los que están a su alrededor siempre me lo darán. Me alimento y sonrío, esta es mi vida y la adoro.

Un personaje a parte:

Todo está ligado a un cuerpo humano. Cuerpo-mente forman un vínculo irrompible, por ello, si algo no funciona en tu mente, tampoco lo hará en tu cuerpo, causando molestias de toda índole. Por tanto, yo estoy ligada a ese cuerpo y esa alma que habita dentro del mismo, aunque los más inteligentes han sabido mantenerme a raya sabiendo que soy un personaje a parte, un actor detrás del escenario, no debo actuar si no se me permite. Aunque siempre me gusta mantener a mi huésped ocupado con pensamientos e ideas estúpidas sobre sí mismo y los demás, no estoy acostumbrada a la crítica o a que me aparten de los grandes planes, el corazón siempre es el que se lleva la mejor parte, el que parece que esté siempre ligado a las emociones, algunas que puedo controlar y otras donde “el cuerpo” es demasiado listo como para dejar que yo interfiera.

Comparto cama con el ego, es sexy, encantador, travieso y un poco traidor, las cosas que más me gustan en un personaje de ese calibre. Tenemos muchas cosas en común, entre ellas, el hecho de que cuando el ser humano que ocupamos se da cuenta de que nosotros le llevamos hacia adelante en su vida en vez de él mismo, tiende a apartarnos de su lado de lleno, dejándonos atrás y sin poder hacer mucho más para abastecer nuestra existencia, es frustrante y agotador, por lo que, cojo la mano del ego y juntos, permanecemos en las sombras en silencio.

La joven Jean:

Es dulce, algo inocente y suele incomodarse cuando tiene demasiado trabajo en la oficina, está enganchada al café y le encanta ir a la cafetería de enfrente para poder disfrutar de unos momentos a solas. Siempre me ha dejado entrar en su cabeza, me ha dejado escudriñar entre sus debilidades, tratando que no se sintiera suficiente para su familia y tuviera que irse para no volver a sentirse desdichada, conseguí todo esto en unos años, incluso, mantenerla nerviosa, estresada con tanto trabajo y los niños, con sus amigos viniendo a cenar a casa cada miércoles para compartir algunas anécdotas, incluso, me abrí paso a una nueva opción para volverla loca: la ansiedad, no sabía muy bien lo que era por ella misma, tan solo sabía que se mareaba y se le cortaba la respiración.

Empezó leyendo algunos libros estúpidos de auto ayuda para dejar atrás el pasado, otros sobre cómo recuperar la auto estima mientras entendía que debía quererse tal y como era con sus imperfecciones y todo, aprendió a entender cómo podía separar la mente de ella misma, de sus actuaciones y a ser compasiva con los demás, a saber que el amor era lo único que podía hacer que la existencia humana valiera la pena, mientras dejaba atrás mis palabras. Me sentí poderosa mientras la controlaba, mientras movía la tela de sus emociones y le hacía creer que la vida iba a ser así de dura siempre, que tan solo debía acostumbrarse a ella, viéndola resistirse una y otra vez, agonizando entre sollozos, pero jamás me había sentido tan derrotada como cuando me hizo callar en la cafetería de aquella manera, tan solo me necesitaba detrás del escenario, una vez más, con la única compañía del ego.

Maldad y conflicto:

Esto es por lo que voy por ahí buscando emociones que explotar, nada sería lo mismo si esto no se llevara a cabo. Tan solo quiero y me gusta crear drama, ver cómo la gente se pelea y no quedan buenas respuestas y emociones positivas en el individuo que habito, diría que la negatividad casi la injerto en su organismo como parte de un mecanismo perfectamente amoldado excusándolo como una actitud cultural o comportamiento que proviene de una sociedad patriarcal, todo es normal, así es como eres, acéptalo, siempre sabiendo que es mentira pero sin “el cuerpo” entenderlo como tal, debe creer ciegamente en todo lo que le digo, es crucial para crear caos en su vida y en la de los demás.

Creo que todo reside también en el hecho de que el ser humano cree que es su voz interior la que le habla cuando, realmente, hace unos años ya me he encargado yo de acallarla y abrirme paso para ocupar su lugar y que no escuche buenas propuestas del corazón, me niego a solo estar cuando “el cuerpo” necesita que le recuerde algo, que organice o que le diga qué día es hoy, ayudarle a expresarse o a hablar en otro idioma para que se sienta triunfador de alguna manera, no me siente poderosa, no solo existo para eso, ¿verdad?

Un futuro de oscuridad y soledad:

Diría que viviendo en un cuerpo como el de Jean, estoy casi segura de que fracasaré en la búsqueda de su inseguridad y tratar de minar su auto estima, creo que esos libros y vídeos con los que alimenta su conocimiento van a hacer de mí una ruina, un punto y final a una maldad definitiva. Todavía hay veces que me escucha, sobretodo cuando tiene tantas cosas en la cabeza o no es capaz de gestionar sus emociones, actúo en cuanto tengo la oportunidad pero, al parecer, ya tiene pillados todos mis trucos y no tengo mucho más que hacer que callar y seguir sus movimientos desde lejos.

Podríais decir que no estoy sola, que todavía tengo al ego. Por supuesto que le tengo, pero él también se siente solo, está acostumbrado a ser dueño de un escenario donde todo el mundo le aplaude y le mira como una estrella de rock, como alguien brillante, mientras que ahora le miro y Jean simplemente, lo ha convertido en nada, a penas se levanta de la cama, ha empezado a dejarse barba por aburrimiento y ya no presta atención al odio. No dejo de pensar que es así como terminaré, es un futuro no muy lejano. No suelo rendirme, así que, seguiré intentando introducir pensamientos en Jean, casi imperceptibles para volver a renacer mientras ella se resista a ellos, quizá sea una buena reacción con la que poder absorber sus emociones y alimentarme. ¿Creéis que servirá?


Recuerda que también puedes apoyar mi blog a través de Patreon, donde escribo escritos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Relatos

Tomando Café:

Pude mirarla a los ojos, justo enfrente de mí, sintiéndome en ella, flotando entre vagas palabras que empezaban a fluir rápidamente mientras tomaba café en la cafetería cercana a mi oficina. Ella era la única que hablaba y yo era la que no dejaba de escucharla, incluso de observar cómo movía las manos con incesante ímpetu, quería explicarse a sí misma, lo tenía todo tan claro… oscilando entre explicaciones que, para mí, eran más bien ambigüas. Me ataba a esos llamados estereotipos, a esas miradas inquisidoras cuando no actúas de la forma en la que espera todo el mundo y ese juicio al ponerme una chupa de cuero en vez de una americana azul para impresionar a mi jefe,

Eran las 09:00am y ya empezaba a hartarme, espera a que fuesen las 11pm, seguro que acababa reventada. A veces, he llegado a calificarla como cotorra y se ha enfadado mucho, no acepta demasiado bien las críticas, aunque siempre he agradecido que me ayude con la organización y el trabajo, es genial y muy perfeccionista, lo cual, me lleva a que mi jefe siempre agradezca mi trabajo bien hecho, dejándome caer entre otra de sus idas de olla, haciéndome preocparme de cosas que ni siquiera deberían pasarme por la cabeza hoy cuando la fiesta de cumpleaños de Sarah es el mes que viene. Llegaba a agotarme.

Me había bebido media taza del café y la jaqueca empezaba a asomarse, rezaba porque me cambiaran la hora de yoga y meditación al terminar el trabajo, de esa manera, no tendría que escucharla planificar nada más. Estaba notando que mi respiración se entrecortaba pero no quería que ella se diese cuenta, mientras le seguía sonriendo y moviendo la cabeza en señal de que entendía lo que decía. Su cabello dorado le llegaba hasta más abajo de los pechos, unos ojos verdes preciosos y una sonrisa maliciosa, labios finos y cuerpo perfecto, una camiseta de manga larga con algo de escote y unos tejanos, a veces, sacaba su portátil de la nada y empezaba a teclear tanta información que me perdía entre frases antes de que terminase de hablar.

Dejé el café a un lado. Entre la planificación del cumpleaños de la niña para el mes que viene, la reunión en la oficina de mañana, la cena con unos amigos en nuestra casa el próximo miércoles y el trabajo que debía terminar para esta misma tarde, notaba como si la garganta fuese a cerrarse, me mareara y no podía responder a nada, me temblaban los labios, empezaba el tic en el ojo y mi pierna izquierda se movía con inquietud. Lo único que quería era que callara… necesitaba que se… callase.

– Me da la sensación de que no me estás escuchando, tienes que estar atenta, esto es importante – su voz sonaba como un pitido estruendoso en los oídos, tan egoísta, siempre arrastrándome a su abismo personal – Debes escuchar, esto es lo que siempre haces, ¿lo ves? Por eso tu madre no quiso celebrar aquella fiesta en tu casa, no eres suficiente porque no te esfuerzas, no escuchas… vas tres pasos por detrás de los demás, veremos cómo sale el trabajo de esta tarde y la reunión de mañana, no querrás que piensen que eres una fracasada, ¿verdad? – por fin me dejó hablar tras mostrarme esa misma sonrisa de satisfacción después de destrozarme la moral -.

– No tengo por qué escucharte más, ya ha sido suficiente – me empecé a levantar de la silla lentamente enfrentándome a ella y proseguí con mi discurso mientras me miraba algo cohibida – No has dejado de parlotear desde que hemos llegado, me haces creer que necesito el control de todo cuando no lo tengo en absoluto, no quiero planear el cumpleaños de mi hija ahora mismo y estoy segura de que el trabajo y la reunión saldrán perfectos, ¡no necesito que me machaques más, déjame en paz un rato!

Su voz se disipó, sus manos y su cuerpo empezaba a desvanecerse, sus ojos desorbitados porque no quería irse, quería gritar pero ya no podía. Mientras dejaba de ser la protagonista de mi vida y de mi historia, fui recogiendo mis bártulos para dirigirme a mi oficina, sin jaqueca, sin mareos y con la ansiedad a raya, no había nada como conseguir acallar a tu MENTE una vez más, ¿verdad?


Recordad que también podéis apoyar el blog en Patreon, suelo actualizar relatos y escritos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Drinking Coffe:

I was able to look her in the eye, right in front of me, feeling in her, floating among vague words that were beginning to flow quickly as I had coffee in the cafeteria near of my office. She was the only one who spoke and I was the one who kept listening to her, even watching her hands move with incessant impetus, she wanted to explain herself, she had everything so clear… oscillating between explanations which, to me, were rather ambiguous. I tied myself to those so-called stereotypes, to those inquisitive looks when you don’t act the way everyone expects and that judgment by wearing a black leather jacket instead of a blue American one to impress my boss,

It’s 09:00am and I’m starting to get fed up, wait till 11pm, I’m sure I’ll feel exhausted. Sometimes, I usually qualify her as a chatterbox and she gets very angry, she does not accept the criticism too well, although I have always thanked her for helping me with the organization and the work, she is great and very perfectionist, which leads me to my boss always appreciates my job well done, letting me fall between another of her crazy paranoia, making me worry about things that shouldn’t even happen to my head today when Sarah’s birthday party it’s next month. I get tire out.

I had drunk half of my cup of coffee and the headache was starting to peek out, I prayed that I would change the time of yoga and meditation at the end of work, so I wouldn’t have to listen to her plan anymore. I was noticing that my breathing was choppy but I didn’t want her to notice, as I kept smiling at her and shaking my head in a sign that I understood what she was saying. Her golden hair reached her further down her breasts, beautiful green eyes and a malicious smile, thin lips and perfect body, a long-sleeved white T-shirt with some neckline and jeans, sometimes pulling her laptop out of nowhere and starting to type so much information that I missed out between sentences before she finished talking.

I put the coffee aside. Between planning the girl’s birthday for next month, meeting in tomorrow’s office, having dinner with friends at our house next Wednesday and the work I was supposed to finish for this very afternoon, I noticed as if my throat was going to close, I got dizzy and I couldn’t answer anything, my lips trembled, I started to have a tic in my eye and my left leg was moving restlessly. All I want in this precise moment is she’s able to shut up… I need she… Shuts up.

– I have the feeling that you are not listening to me, you have to be attentive, this is important – her voice sounded like a thunderous beep in the ears, so selfish, always dragging me into her personal abyss – You must listen, this is what you always do, see? That’s why your mother didn’t want to celebrate that party at home, you’re not enough because you don’t try, you don’t listen… you go three steps behind the others, we’ll see how work comes out this afternoon and tomorrow’s meeting, you don’t want them to think you’re a loser, do you? – she finally let me speak after showing me that same smile of satisfaction after tearing my morale apart -.

– I don’t have to listen to you anymore, it’s been enough – I started to get up from the chair slowly facing her and I continued with my speech while she was looking at me self-conscious – You haven’t stopped chattering since we got here, you make me believe I need control of everything when I don’t have it at all, I don’t want to plan my daughter’s birthday right now and I’m sure the work and the meeting will come out perfect, I don’t need you to crush me anymore, leave me alone for a while!

Her voice dissipated, her hands and body was beginning to fade, her eyes exorbitant because she didn’t want to leave, she wanted to scream but she couldn’t anymore. As I began to be the protagonist of my life and my story, I took my stuff to go to my office, without headache, without dizziness and with the anxiety at bay, there was nothing like getting your MIND down once more, right?


And remember that also you can support the blog through my Patreon, there I update stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime