Publicado en Recomendaciones

Commenting “Surrounded by Idiots” Book – Thomas Erikson

Resume: “Surronded by Idiots” in his simple yet ground-breaking method for assessing everyone we communicate with based on four personality types: Red, Blue, Green and Yellow. From body language to conflict handling, this entertaining read will give you all the tools you need to understand and influence those around you-in an out of the office-and ensure the idiot out there isn’t you! (from back of the book)

This book is quite curious, until today even reading it I don’t know how to describe it completely. I was looking for something where I can learn about social interactions, body language and obviously, I like Sociology so I thought this would be a great book. What it surprises me was that I saw myself submerged in lots of Green – Blue colours where I’ve felt confused. I don’t say that’s not interesting because it’s the basis of this book but probably, the writer could give another perspective more close than this one (all of this in my opinion, I don’t say he doesn’t write or investigate well).

The things I really found interesting were all body language issue, how people are perceived in society, how we communicate and how following your guts is always a key to know someone and leave if you have to. That’s would be more atractive to reading if the writer doesn’t include the four types of personality and give another to understand his point. The thing is it confuse more than the begining, so I think I learned a lot from it but in certain pieces from the book, in others you get confused in the different personalities, sometimes.

I think Thomas Erikson writes really good, in fact, it’s really easy to read him (apart of the personalities issue), this book got a international bestseller so I consider that this depend of your interests when you decide to buy it. I did it because the idea of understand better the human behavior attracted me a lot and obviously, the title. One of the points I really loved is when he explains why we’re misunderstood and have conflicts with others, how you get the lies of others arround you and get to understand that the bad behavior is the problem in the interaction not the person itself.

For people who like Sociology, for example, even Psychology, could be a good read, it’s entertaining and interesting, sometimes a rollercaster. I recommend it a 70%, I just liked it not like adore it or put it between my favorites, it’s one which I gonna read again just for the important parts or get information. I leave you here a short video where you can see what this book is all about and you decide if read or not wotth it for you:


Comentando el libro “Surronded by Idiots” de Thomas Erikson:

Resumen: “Surronded by Idiots” en su método simple pero innovador para evaluar a todos con los que nos comunicamos basado en cuatro tipos de personalidad: Rojo, Azul, Verde y Amarillo. Desde el lenguaje corporal hasta el manejo de conflictos, esta entretenida lectura te dará todas las herramientas que necesitas para entender e influir en los que te rodean, y asegurarte de que el idiota no seas tú! (parte posterior del libro).

Este libro es bastante curioso, hasta hoy incluso leyéndolo no sé cómo describirlo por completo. Estaba buscando algo donde pudiera aprender sobre las interacciones sociales, el lenguaje corporal y obviamente, me gusta la sociología, así que, pensé que este sería un gran libro. Lo que me sorprende es que me vi sumergida en un montón de colores verdes – azules donde me he sentido bastante confundida. No digo que no sea interesante porque es la base de este libro, pero probablemente, el escritor podría dar otra perspectiva más cercana que ésta (todo esto en mi opinión, no digo que no escriba ni investigue bien).

Las cosas que realmente encontré interesantes fueron temas como el lenguaje corporal, cómo se percibe a las personas en la sociedad, cómo nos comunicamos y cómo seguir tus instintos siempre,ya que, es una clave para conocer a alguien y marcharte si es que tienes que hacerlo. Eso sería más atractivo para leer si el escritor no incluyese los cuatro tipos de personalidad y dar a entender mejor su punto. La cosa es que confunde más que el principio, así que, creo que aprendí mucho de él pero en ciertas piezas del libro, en otras te confundes en las diferentes personalidades, a veces y no siempre.

Creo que Thomas Erikson escribe muy bien, de hecho, es muy fácil leerlo (aparte del tema de las personalidades), este libro tiene un bestseller internacional, así que, considero que esto depende de tus intereses cuando decides comprarlo. En mi caso, lo hice por la idea de entender mejor el comportamiento humano, me atrajo mucho y obviamente, el título. Uno de los puntos que realmente me encantó es cuando explica por qué nos malinterpretan y tenemos conflictos con los demás, cómo sabes si otros mienten a tu alrededor y llegas a entender que el mal comportamiento es el problema en la interacción y no la persona en sí.

Para las personas que les gusta la sociología, por ejemplo, incluso la Psicología, podría ser una buena lectura, es entretenido e interesante, a veces una montaña rusa. Lo recomiendo un 70%, me gustó pero no para adorarlo o ponerlo entre mis favoritos, es uno que voy a leer de nuevo sólo para las partes importantes u obtener información. Os he dejado arriba en la versión en inglés un vídeo que trata sobre lo que explica el escrito en el libro con más detalle (no está subtitulado), así podéis decidir por vosotros mismos si vale la pena leerlo o no.

Publicado en Relatos

Carrera:

No era alguien a quién le gustase la comodidad, que tuviera paciencia con los demás o que le gustase la compañía, por ello, jamás podría vivir en una calle en la que pudiera toparme con vecinos plastas e insufribles, por lo que, decidí ir de motel en motel, donde me llevase la carretera. Ni siquiera recordaba lo que era llenar una nevera de comida o hacer la cama cada mañana, tan solo pasaba la noche, compraba algo de comer cuando tenía hambre en alguna gasolinera cercana y aceleraba hasta que me cansara lo suficiente como para parar a beber agua o a comer algo en cualquier restaurante que me encontrara de camino.

No quería recordar. Llevaba desaparecida más de tres años y hasta podría reconocer que me gustaba, nadie venía a pedirme explicaciones y tenía el mínimo contacto con cualquiera que se me acercara a menos de un metro. Huía. Siempre lo hacía. Llámame cobarde o quizá oportunista pero, a decir verdad, nadie quiere quedarse atrás en un pozo oscuro mientras otros miran cómo te rompes en mil pedazos. Solía ser la hija de un par de ricachones que querían que estudiase la carrera de Derecho, me labrase un buen futuro y terminase defendiendo a asesinos psicópatas y a un par de violadores para ganar lo suficiente como para no pedirles más dinero pero oye, nadie es perfecto, ¿no?

La carretera no me persigue, no intenta encontrarme, saber cuál fue el último restaurante que visité o la última persona que me vio con vida, no trata de acosarme cuando está claro que no voy a volver, en cuanto subo a mi moto, yo tengo el control. Jamás me había sentido tan viva, tan conectada conmigo misma, tan libre como lo era ahora, alejada de todo aquello que me tenía retenida entre las fauces del dinero y los caprichos, no podía dejar que siguieran controlando mi vida. Jamás fui amante de que me importase el qué dirán o lo necesario que es quedar bien con aquellos que te pagan, lo siento pero, prefiero racionar mi comida antes de convertirme en otro tiburón narcisista en esta sociedad hipócrita.

Una maravillosa Yamaha YZF-R125. Mi billete hacia la libertad. Un montón de horas pasadas entre un acelerador, freno y cambio de marchas, el aire chocando contra el casco y mi alrededor quedándose atrás a toda velocidad. Tan solo tenía un objetivo a larga distancia y era el infinito, con dinero robado se podía ir a cualquier parte dejando atrás todo aquello que conociste. Sentía esa electricidad correr por todo mi cuerpo al sentir como si alguien me persiguiera, la adrenalina era la mejor droga que jamás había probado. Solía quitarme muy poco el casco y cuando entraba en una tienda llevaba una gorra para que no me reconocieran, así que, podría considerarme a salvo sin importarme mucho si estaban a poca o mucha distancia de mí o si sería buena idea quedarme en una ciudad más de tres días, de normal, hacía lo que quería, algo que mis padres considerarían aberrante.

Un futuro incierto, horas pasadas conduciendo, disfrutando momentos de soledad, abarcando mis pensamientos y superando circunstancias pasadas, me gustaba lo que no esperaba, quería no saber qué iba a hacer mañana, era adicta a ello y no tenía vergüenza de admitirlo. No soportaba los horarios, tampoco esas dictaduras en cualquier trabajo donde eras más una esclava que una persona, mucho menos esa vida de mujer florero en la que solo sirves para tener hijos, cuidarlos y cocinar, eso no es vida. No era alguien que se dejase llevar por normas absurdas que me llevase por el camino de otros, tenía el mío propio y empezó hacía tres años, visitando lugares que no esperaba, viendo cosas y conociendo gente a la que no volvería a ver, sin comprometerme a nada. Eso era la vida. Eso era ser libre. Adoraba serlo. Y lo había logrado.


Road:

I wasn’t someone who liked comfort, who was patient with others, or who liked company, so I could never live on a street where I could run into insufferable neighbors, so I decided to go from motel to motel, where I took the road. I didn’t even remember what it was like to fill a fridge with food or make a bed every morning, just spend the night, buy something to eat when I was hungry at a nearby gas station and speed up until I got tired enough to stop to drink some water or eat something at any restaurant that I find on my way.

I didn’t want to remember. I had been missing for more than three years and I could even admit that I liked it, no one came to ask me for explanations and had the minimum contact with anyone who approached me less than a metre away. Escape. I’ve always did. Call me a coward or perhaps opportunistic, but no one wants to be left behind in a dark pit while others watch you break into a thousand pieces. I used to be the daughter of a couple of rich guys who wanted that I studied law, have a good future and end up defending psychopathic killers and a couple of rapists to win enough money to don’t ask them for more, but hey, nobody’s perfect, right?

The road does not chase me, it does not try to find me, know what was the last restaurant I visited or the last person who saw me alive, does not try to harass me when it is clear that I will not return, as soon as I get on my bike, I am in control. I’ve never felt so alive, as connected to myself, as free as I was now, away from everything that had me held between the jaws of money and whims, I couldn’t let them keep controlling my life. I was never a lover that I cared what they’re going to say or what it takes to look good with those who pay you, I’m sorry, but I’d rather ration my food than become another narcissistic shark in this hypocritical society.

A wonderful Yamaha YZF-R125. My ticket to freedom. A lot of hours spent between an accelerator, brake and gear shift, the air crashing into the hull and around me staying behind at full speed. I only had one long-distance goal and it was infinity, with stolen money you could go anywhere leaving behind everything you knew. I felt that electricity run all over my body feeling like someone was chasing me, adrenaline was the best drug I’d ever tried. I used to take my helmet off very little and when I walked into a store I wore a cap so they wouldn’t recognize me, so I could consider myself safe no matter how much if they were a short or too far from me or if it would be a good idea to stay in a city more than three days, normally I do what I want, something my parents would consider aberrant.

An uncertain future, past hours driving, enjoying moments of solitude, encompassing my thoughts and overcoming past circumstances, I liked what I didn’t expect, I wanted not to know what I was going to do tomorrow, I was addicted to it and I was not ashamed to admit it. I couldn’t stand the schedules, nor did those dictatorships in any job where you were more of a slave than a person, let alone that life as a vase woman in which you only serve to have children, care for them and cook, that’s not life. I wasn’t someone who got carried away by absurd rules that took me down the path of others, had my own and started three years ago, visiting places I didn’t expect, seeing things and meeting people I would never see again, without committing to anything. That was life. That was being free. I loved feeling like one. And I had made it.

Publicado en Relatos

Memorias Ahogadas:

Cuando abro los ojos, sigo viendo mis pecados de reojo. Otro otoño que tratar de ahogar, otro recuerdo roto tras tanto tiempo pasado. Jamás podría olvidarlo. Toparme con un pasado quebrado una y otra vez, incluso, estando sola en un mismo abismo, observando las personas pasar a través de la ventana, inspirando miedo y expirando esperanzas surrealistas. No sabría cómo encontrarme con el perdón, con las mil y una formas de expresar lo que siento y no encontrar salida, tampoco el hecho de ser un peón más de una pirámide inalcanzable.

Podrían pasar los días y las horas sin nada que cambiara, sin una razón para no odiar lo que hice, lo que dije o sentí. Podría decir que una sonrisa lo arreglaría todo, sincera, sin ser escondida, sin tratar de escapar de la situación, pero mentiría si creyera que el mundo es tan simple y fácil. Dejé de creer en arcoiris y unicornios en el momento en que empecé a gatear, dejé de creerme las cuentos alegres y las palabras bonitas mucho antes de que me salieran los dientes y la maldad consiguiera devorarme.

Un nuevo otoño que recordar. Que echar de menos. Que celebrar. Mientras trato de cambiar de vida, de hábitos y rutinas para que nada me delate. Las expresiones de la cara son mapas inequívocos de aquello que se te pasa por la cabeza, por lo que, agradezco ser una momia que no mueve ni un músculo. Podría tiritar pero notarían mi debilidad, pequeños entrecijos de los que dudar, en los que encontrar un solo motivo por el que culparme. Quizá mi cabeza no deja de hablar, quizá los susurros tienden a volverme loco, teniendo siempre la certeza de que puedo escuchar cuando quiero o, al menos, eso decía mi madre antes de emitir su último suspiro aquel otoño del ’93, agonizando mientras mis manos permanecían alrededor de su cuello sin saber muy bien cómo toda mi vida había estado rodeando ese preciso momento.

Inspirar un nuevo otoño. Expirar una nueva víctima. Entre los árboles, asustada, corriendo muerta de pies y manos antes de empezar a cazarla, antes de encontrar la forma de silenciarla mientras mis manos buscan su cuerpo provocando, una vez más, que mis recuerdos permanezcan ahogados entre últimos suspiros y palabras vacías…


Drowned Memories:

When I open my eyes, I still see my sins of resusing. Another fall than trying to drown, another broken memory after so long past. I could never forget it. To run into a broken past over and over again, even being alone in the same abyss, watching people pass through the window, inspiring fear and expiring broken hopes. I wouldn’t know how to come up with forgiveness, with a thousand and one ways to express how I feel and find no way out, nor the fact that I’m a pawn more than one unreachable pyramid.

It could be days and hours without anything changing, for no reason not to hate what I did, what I said or felt. I could say that a smile would fix everything, sincere, without being hidden, without trying to escape the situation, but I would lie if I thought the world was so simple and easy. I stopped believing in rainbows and unicorns the moment I started crawling, I stopped believing the joyful tales and the pretty words long before my teeth came out and evil managed to devour me.

A new autumn to remember. What to miss. What to celebrate. While I try to change my life, habits and routines so that nothing gives me away. Face expressions are unequivocal maps of what’s going through your head, so I appreciate being a mummy that doesn’t move a muscle. I could ty down, but you’d notice my weakness, small entrees to doubt, in which to find only one reason to blame myself. Maybe my head won’t stop talking, maybe whispers tend to drive me crazy, always being sure that I can hear when I want to, or at least that’s what my mother said before she made her last sigh that fall of ’93, dying while my hands were around her neck without knowing very well how my whole life had been surrounding that very moment.

Inspire a new fall. Expire a new victim. Among the trees, frightened, running dead to her feet and hands before I start hunting her, before finding a way to silence her as my hands search for her body, causing, once again, my memories to remain drowned among last sighs and empty words.

Publicado en Recomendaciones

Commenting “Cobra Kai” TV Show:

I started watching Cobra Kai on YouTube Originals, where I could watched the first season but I didn’t finish it because they asked a payment to continue watching it so I stopped. My first impression was it had potential and it’s the one martial arts TV show which worth spend time with and give it an opportunity. Time later, Cobra Kai is on Netflix and I saw my moment to watch it, finally and I’m glad to did it. For me, it’s one of the best martial art TV shows I’ve ever watched. I know there’s a lot teenager moments but I love to know more about the culture of Karate in this place and how the most peaceful movements can equilibrate your emotions and breathing. Amazing.

Cobra Kai is considered as the stronger Karate group where teenagers can practice it and learn, what happen is their sensei is very strict and sometimes, in my opinion, violent. His way of teaching could be non-ethical but kids learn fast and continue their practices with determination, also adding the Karate morals on the go in their lives too. The guys who are bullied at school are the ones who bully later, and other more are the ones who people afraid the most just because the fact they’re strong and imparable, because they don’t allow mercy in any circumstance, which I think it’s a little bit exagerate for teenagers who are controlled by the fear they have for the abusers they see every day at school. Sometimes, they play dirty and the rivalry the sensei have since long time ago is quite tense and misunderstood, their ways of teaching are different and they just can’t to see each other anymore.

For the other hand, we have “The Miyagi-Do”, a new dojo who sensei Daniel Larusso opened after a while and teachs teenager to defend themselves and no attack, also find the balance and focuse on their emotions. I found this practice more effective than Cobra Kai teaching because I could see the real meaning of Karate and martial arts in general. I’ve been practicing long time ago, I seeing this in perspective I could find the conclusion that martial arts are not about fight every time you have an argument with someone, althought, you fight when you don’t have any other method to find a solution and any other way to go away from the place or the fight, even it’s all about defence not strike first, strike hard and with no mercy as Cobra Kai group think and practice.

Of course, as a teenager rivals they are (between Cobra Kai and Miyagi Do students, even their senseis), you can see lots of fights, some created for Cobra Kai guys and some for the new sensei who is coming from the Jonny Lawrence past who is incredibly manipulative, agressive and teaches things that not even Jonny know about turning the students agaist him sometimes. Also, we can see some love scenes, as obvious, very innocent, not much creative because you know what gonna happen and how everything gonna end because they’re just kids but you could find it really interesting. Also you can see the first tournament, one where you can notice how fights could be in the real life, at least, they’re very similar. It’s incredible interesting because it gets a lot of real ideas in all life terms even in martial arts and put them in front of you, I think it really has potential.

I gonna leave you here the trailer with the 2 season in one video and you can decide if you want to watch it finally or not. ¡Enjoy!


Comentando la serie “Cobra Kai”:

Empecé a ver Cobra Kai en “YouTube Originals”, donde vi la primera temporada, pero no la terminé porque me pidieron pagar para seguir viéndolo, así que, paré de verla. Mi primera impresión fue que tenía potencial y es la única serie de artes marciales a la que vale la pena dar una oportunidad. Tiempo después, me enteré de que Cobra Kai estaba en Netflix y encontré el momento para volver a verla finalmente, me alegro de haberlo hecho. Para mí, es una de las mejores series de artes marciales que he visto. Sé que hay muchos momentos de tipo adolescente pero me encanta saber más sobre la cultura del Karate y cómo los movimientos más pacíficos pueden equilibrar tus emociones y respiración.

Cobra Kai es considerado como el grupo de Karate más fuerte donde los adolescentes pueden practicarlo y aprender, lo que sucede es que su “sensei” es muy estricto y a veces, en mi opinión, violento. Su forma de enseñanza en muchas ocasiones no es ética, pero los niños aprenden rápido y continúan sus prácticas con determinación, agregando también la moral del Karate sobre la marcha en sus vidas. Los chicos que son acosados en la escuela son los que intimidan más tarde, y otros son los más temidos porque son fuertes e imponentes, porque no permiten la misericordia en ninguna circunstancia, lo que creo que es un poco agresivo para los adolescentes, dado el miedo que sienten en la escuela con los abusones, aunque también les dote de confianza y auto estima. A veces, juegan sucio y la rivalidad que los “sensei” tienen entre sí desde hace mucho tiempo es bastante tensa e incomprendida, sus formas de enseñar son diferentes y no pueden ni verse.

Por otro lado, tenemos “The Miyagi-Do”, es un nuevo dojo que el “sensei” Daniel Larusso abrió después de un tiempo y enseña a los adolescentes a defenderse y no atacar, encontrar el equilibrio y centrarse en sus emociones. Esta práctica me pareció más efectiva que la enseñanza de “Cobra Kai” porque se puede ver el verdadero significado del Karate y las artes marciales en general. He estado practicándolas desde hace mucho tiempo y viendo esto en perspectiva, puedo encontrar la conclusión de que en las artes marciales no se trata de luchar cada vez que tienes una discusión con alguien, tan solo cuando no tienes ningún otro método de salida o de encontrar una solución válida, incluso, si estás atrapado. Por supuesto, no creo que se trate de golpear fuerte, golpear duro y sin piedad, como el grupo de “Cobra Kai” piensa y practica.

Como los estudiantes de “Cobra Kai” y “Miyagi-Do” y sus “senseis” Jonny Lawrence y Daniel Larusso son rivales, podemos encontrar varias peleas normalmente creadas por el grupo de los “Cobra Kai” y por el nuevo “sensei” proveniente del doloroso pasado de Jonny, el cual, es manipulador y agresivo, incluso, enseñando a los chicos cosas que ni siquiera Lawrence sabía y poniéndolo en contra de él. Como en toda serie de adolescentes, podemos encontrar escenas de amor bastante obvio e inocente, no muy creativos porque sabes qué va a ocurrir y por qué y cómo terminará. También podría añadir el primer torneo al que participan donde se muestra cómo sería un campeonato en la vida real de artes marciales, si no igual, bastante similar. Es interesante porque tiene un montón de ideas realistas en todos los términos de la vida en general, incluso, en artes marciales, puestas frente a ti. Tiene potencial, a mi parecer.

Os he dejado en la versión en inglés un vídeo con ambas temporadas subtitulado al español y así, podéis decidir si verla o no. ¡Disfrutad!

Publicado en Recomendaciones

Patreon:

Preparando algunas cosas para escribir en esta plataforma llamada “Patreon”, recordé que no la había presentado por aquí y no había dado a conocer el mío, así que, creo que mi blog es la mejor forma que tengo de expresión y de mostraros de verdad qué hago, qué escribo, cómo y dónde, por lo que, aquí estamos, en esta entrada. Entre todo esto, me he dado cuenta de que ya que quiero vivir de escribir, necesito una plataforma que me dé dinero por lo que hago. Obviamente, el blog está muy bien pero no cobro nada por ello y son muchas horas dedicadas a escribir, traer temas interesantes y, por supuesto, tratar de expresarme lo mejor posible. Aquí es donde entró Patreon.

Es un lugar donde creadores de contenido, ya sea escritores, cantantes, músicos, pintores, modelos, etc. ponen a disposición del público todo aquello que hacen mediante lo que llaman “mecenazgo”. Es una forma de ayudar a los creadores a que sigan con su pasión, incluso, que puedan vivir de ella mientras el público que quiera (mecenas) se suscribe a su Patreon pagando una cantidad de dinero que se pueda permitir al mes para apoyarlo. En mi caso, es la escritura, como ya sabéis, así que, lo que traigo a Patreon son escritos de diferentes tipos exclusivos (QUE NO PUBLICO EN NINGÚN OTRO SITIO, ni siquiera aquí) para ofrecer digamos un servicio más personalizado, cercano y que guste tanto o más que este blog, aunque éste va a seguir activo, no os preocupéis.

He clasificado los escritos y los pagos de la siguiente manera:

  • Relatos Inéditos: Incluyo relatos más detallados que en el blog en cuanto a descripciones de los personajes, ambientación e historia, dado que, van a ser más extensos que los que escribo aquí. Por supuesto, he pensado en subirlos en pdf para que podáis leerlos cuando queráis, guardarlos y seguirlos. Pagos: 3 libras/ 4 euros/ 4.40 dólares.
  • Historias por Capítulos: Son historias largas (como si estuviese escribiendo un libro) por capítulos de principio a fin, no van a ser de 30 ni de 40, pero sí de 10 o 12 por cada una, por ejemplo. También las subiré en formato pdf. Pagos: 5 libras/ 6 euros/ 6.40 dólares.
  • Escritos Personales: Aquí estoy añadiendo textos a la página directamente de cosas que escribo de forma diaria pero que no publico en ninguna parte, ni siquiera en el blog, quizá también algunas ideas de mi libro, reflexiones y, tal vez, algún evento importante escrito en mi diario. Este no lo subo en pdf, sino que lo escribo en el formato texto. Pagos: 9 libras/ 10 euros/ 10.40 dólares.

Esto no es algo obligatorio, podéis permanecer en este blog, si queréis, igualmente. El principal objetivo de Patreon es el colaborar a que pueda traer más cosas nuevas y que, finalmente, pueda dedicarme a esto al 100%, sin trabajos extra. Me gustaría de verdad irme de la empresa en la que estoy y que no me llena en absoluto, en la que solo hago horas y horas y tan solo me trae estrés y dolores de cabeza. Por supuesto, no es una limosna ni obligo a nadie a hacerlo, también es una forma de remunerar todas las horas que dedico, aunque me apasione escribir, me gustaría obtener un reintegro para poder dedicarme a esto que es lo que siempre he soñado.

He tratado de poner unos importes lo más económicos posible para que, quién decida ayudar o invertir mensualmente en el que elija de los tres tipos de escritos arriba mencionados, que pueda hacerlo sin problemas y no les resulte un esfuerzo. Incluir otra plataforma más implica tiempo y dedicación, lo cual, me responsabilizo hacer, me encanta traer ideas nuevas, escribir y crear personajes, ya lo sabéis los que lleváis tiempo por aquí. Así que, sin más dilación, os dejo el link:

https://www.patreon.com/trackontime

*Respondo a cualquier pregunta, dejádmela en comentarios.

Publicado en Reflexiones

Amor Idealizado:

Mi percepción sobre este tema en concreto es que en las sociedades en las que vivimos, no tenemos ni idea de qué es el amor, simplemente, tendemos a idealizarlo, deseamos tener aquello que vemos en las películas, una unión irrompible, un compromiso duradero y un amor infinito que jamás se va a disipar, idealizamos a la otra persona, la describimos tal como se muestra hacia nosotros pero sin entender la realidad en sí misma, sin ver al otro tal cual es debido a esa neblina que nos ciega y a la que podemos denominar “enamoramiento”.

Nuestras percepciones, visiones, opiniones racionales… desaparecen. Nos confunde esa imagen perfecta del otro que deseamos de verdad que nos guste, que nos atrape, que sea el amor de nuestras vidas y sea increíble, como en las películas. Nos han inculcado desde pequeños que los matrimonios duran para siempre y que hay que servir a tu pareja, sus necesidades y compartir responsabilidades, que por muchas peleas que existan, debéis terminar juntos “hasta que la muerte os separe”, hasta la mismísima eternidad pero esto y como muchas otras cosas es una cuestión de idealizar el “amor” que, al parecer, es todo superficialidad y mostrarse como una pareja perfecta hacia los demás cuando hay tantas brechas que ni siquiera se puede sostener por sí misma.

Tendemos a creer en todo lo que vemos sin cuestionarlo, sin analizarlo dos veces, no nos resistimos a las tentaciones o tratamos de comprender el por qué de las cosas, nos lanzamos a por todas por el simple hecho de que la otra persona tiene los mismos gustos o viste bien, quizá que es alto y su mirada penetrante, dejamos entrever esa inquietud de “le gustaré o no” cuando ni siquiera se trata de eso al hablar del amor. Ya no se contempla el compañerismo, la amistad en la pareja, las caricias de cariño, las conversaciones hasta altas horas de la madrugada, el apreciar una sonrisa, el apoyarse en los buenos y malos momentos, el alegrarse por los logros del otro, respeto mutuo y unas grandes dosis de amor propio, se ha perdido esa esencia de que cada uno debe ser feliz consigo mismo y luego compartir esa felicidad con su pareja.

Se deshechan ideas como estas para pasar a formar parte del superficial mundo de la moda y las etiquetas, las toneladas de maquillaje y tu forma de hablar, contemplamos ese mundo de apariencias para poder quejarnos del típicazo “no eres como esperaba o no eres el tío del que me enamoré” sabiendo al final de una relación quizá tóxica que simplemente, fue eso, una idealización absurda, una idea equivocada que te formaste de la otra persona para poder darle un lugar en tu vida, un nuevo capricho que disfrutar por un tiempo y que dejar de lado porque el supuesto “amor” desvaneció. Nos embriagamos de palabras sin profundidad, de físicos y apariencias perfectos a simple vista, nos acostamos con alguien y ya creemos que lo tenemos encadenado a nosotros, tendemos a creer con inocencia ese “sin ti no soy nada” que trae cada película romanticona del momento, y ese “te necesito en mi vida” cuando el amor no se trata de necesidad, sino de amor propio y respeto, se trata de que todo lo que necesitas está en ti aunque estéis a kilómetros de distancia. Estupideces de la era moderna…

Me parece incluso increíble cómo entendemos el amor a través de los celos, es decir, si nuestra pareja se pone celosa porque hablamos con otra persona o miramos de cierta forma o otro u otra o decimos que es guapo o guapa, ya nos derretimos pensando que nos quiere por actuar de esta forma cuando lo que está haciendo en ese mismo instante es tratarte como una pertenencia y una posesión sin igual, hasta el punto de que pueda prohibirte hablar con otra gente para controlar esa parte de la relación volviéndose tóxica e insana y se trata como algo normal a estas alturas. También se acentúa bastante el “si te vas me muero”, ¿por qué alma de cántaro?, ¿es que te va a faltar de comer, bebida o incluso, una higiene apropiada cuando se marche a x o y lugar?, ¿es que vas a dejar que tus planes cambien por ello? Es inconcebible cómo nos dejamos llevar por estos tópicos, por estas constantes que la sociedad nos trae como algo normal, que las películas nos hacen ver como ideal en el amor cuando no se trata de estar encadenado y depender de alguien, se trata de compartir tu vida con tu pareja de forma individual, libre y consciente.

Si idealizas a alguien, es mejor que no empieces una relación. Si das un paso sin estar segura, es mejor que no lo des, tropezarás. No hay que idealizar el amor, sino sentirlo. Muchas veces, somos incapaces de sentir esto de forma romántica y lo sientes en forma de amistad, el amor de tu vida no tiene por qué ser tu pareja, puede ser algún amigo/a, el vecino de enfrente que es homosexual, tu profesora de biología con la que tienes una relación alumno-profesor muy buena y conectáis al instante, puede ser tu hermana, tu prima o tu cantante favorito, no debemos etiquetar y ser tan racionales con algo que trata de energías y corazón. Vivamos el amor y dejémonos fluir…


Idealized Love:

My perception of this particular issue is that in the societies in which we live, we have no idea what love is, we simply tend to idealize it, we want to have what we see in the movies, an unbreakable union, a lasting commitment and an infinite love that will never dissipate, we idealize the other person, we describe it as shown to us but without understanding reality itself, without seeing the other one as it is because of that mist that blinds us and which we can call “fall in love”.

Our perceptions, visions, rational opinions… Disappear. We are confused by that perfect image of the other that we really want to like, to catch us, to be the love of our lives and to be incredible, as in the movies. We have been taught since we’re kids that marriages last forever and that you have to serve your partner, their needs and share responsibilities, that no matter how many fights there are, you must end up together “until death tear you apart”, to eternity but this and like many other things is a matter of idealizing the “love” that, it seems, is all superficiality and show both of you as a perfect couple to others when there are so many gaps can hold on its own.

We tend to believe in everything we see without questioning it, without analyzing it twice, we do not resist temptations or try to understand why things, we throw ourselves at all for the simple fact that the other person is handsome or dresses well, maybe it is high and its piercing gaze, we let us see that restlessness of “I will like her or not” when it is not even about that when talking about love. We no longer contemplate partnership, friendship in the couple, caresses of affection, conversations until the early hours of the morning, appreciating a smile, relying on good and bad times, being happy for each other’s achievements, mutual respect and a great dose of self-love, that essence has been lost that everyone must be happy with themselves and then share that happiness with their partner.

Ideas like these are undone so we can complain about the typical “you’re not as I expected or you’re not the guy I fell in love with” knowing at the end of a perhaps toxic relationship that just become toxic, an absurd idealization, a misconception that you formed from the other person to be able to give her a place in your life, a new whim to enjoy for a while and to put aside because the so-called “love” faded”. We get drunk on words without depth, of physicist and perfect appearances with the naked eye, we sleep with someone and we already believe that we have him chained to us, we tend to believe with innocence that “without you I am nothing” that brings every romantic film of the moment, and that “I need you in my life” when love is not about need, but about self-love and respect, it’s about everything you need is in you even if you’re miles away. This is the stupid things from the modern era…

I find it even amazing how we understand love through jealousy, that is, if our partner gets jealous because we talk to another person or look at another way or another or say that he is handsome or beautiful, we already melt thinking that he wants us to act this way when what he is doing at that very moment is treating you as a belonging and a possession like no other, to the point where he could don’t allow you to talk with other people to control that part of the relationship by becoming toxic and insane and treated as normal at this point. There’s also a lot of accentuation of “if you leave I’m dying,” why can’t you let your plans change for it? It is inconceivable how we get carried away by these topics, because of these constants that society brings us as normal, that movies make us see as ideal in love when it comes not to be chained and depend on someone else, it is about sharing your life with your partner individually, freely and consciously.

If you idealize someone, you better not start a relationship. If you take a step without being sure, you’d better not take it, you’ll stumble. You don’t have to idealize love, you have to feel it. Many times, we are unable to feel this romantically and you feel it in the form of friendship, the love of your life does not have to be your partner, it can be some friend, the neighbor in front who is homosexual, your biology teacher with which you have a very good student-teacher relationship and connect instantly, it can be your sister, your cousin or your favorite singer, we should not tag and be so rational with something that deals with energies and heart. Let us live love and let it flow…

Publicado en Sin categoría

Masturbación y Cultura:

Qué mejor forma de volver a hacer reflexiones en el blog hablando de uno de los temas más peliagudos de esta sociedad, ¿verdad? Diría que es interesante cómo nos empeñamos en tratar ciertos temas como es la sexualidad como un tabú, algo de lo que no se puede hablar o, como mucho, de lo cual tan solo se permite susurrar entre personas del mismo sexo, jamás con alguien de distinto, ¿podrían pensar que eres una puta? Todo parece ir entorno a esa idea que nos han creado desde que somos pequeños a que masturbarse es pecado, está mal o es vergonzoso, incluso yo cuando era adolescente no me atrevía a hablar de este tipo de cosas en público, ni siquiera con mi familia, me ruborizaba y mentía diciendo que yo no hacía nada de eso o que no sabía de qué estaban hablando cuando era consciente de que todo el mundo lo hacía en su intimidad pero prefiriendo no mostrarlo.

Muchos pueden interpretar la masturbación como algo asqueroso, indecente, pecado, un tema del que no se debe tratar en una conversación, pervertido, fuera de lugar, guarro, algo que solo hacen las “putas” o un acto vergonzoso. Por supuesto, se puede entender así, todo el mundo es libre de hacerlo, incluso, de opinar. Pero, vamos a otorgarnos esa puerta entreabierta que nos hace cuestionar estas palabras anteriores porque tan solo son cosas que otros opinan, que otros interpretan o que pretenden mostrar frente a los demás, no nuestra propia opinión porque, todos debemos sincerarnos, disfrutamos con ello, son unos instantes compartidos con nosotros mismos que, a veces, necesitamos en momentos de estrés extremo o quizá, para desconectar del trabajo, la verdad, da igual cuál sea el fin, puede que te guste y ya está, te sientas a gusto al terminar o durante el proceso, digamos que negándolo, tan solo nos mentimos a nosotros mismos.

Después de tanto tiempo avergonzándome, puedo considerar el masturbarse como un acto de amor propio, auto cuidado, auto conocimiento de tu sexualidad, un momento a solas en el que no compartes con nadie más y te permites tener no como esos descansos que prometes cogerte en el trabajo y que nunca te los concedes, diría que es una forma de mirarte y comprenderte un poco más. Viéndolo de esta forma no hay nada de malo en disfrutar de uno mismo en la intimidad, aún escuchando a gente burlándose de aquellos que lo hacen como en el colegio o instituto lo hemos podido vivir, experimentando las mismas risas en el trabajo traídas de personas que consideraría incultas y con poco amor propio para considerar algo así como un pasatiempo del que mofarse. Comentarlo en público como lo estoy haciendo ahora tiende a hacerte sentir bien, a ver que no hay nada de malo en ello y en sentir un poco más de confianza en ti misma que creo que de eso falta bastante en la sociedad en la que vivimos.

Hay incluso comentarios extremos, desde no practicar el sexo hasta el matrimonio o el hecho de que masturbarse te va a llevar al infierno cuando tocarse un brazo no está penado, diría que lo mismo debería pasar con tocar una parte íntima de tu cuerpo, es tuya, ¿no? Veo demasiado pensamiento limitante, un conglomerado de críticas hacia algo que debería empoderar no dar miedo de expresar, hay gente joven que no habla de esto con nadie y terminan siendo personas avergonzadas por su sexualidad, les cuesta abrirse en este campo con sus parejas y terminan no queriéndose a sí mismos, apoyaría el compartirlo con alguien cercano, alguien que conozcas y con el que puedas sincerarte, hablar sin tapujos, sin vergúenzas. Esto me recuerda un poco a la homofobia en ciertas ocasiones, cuando la gente los nubla de odio cuando no saben qué critican, cuando el juzgar existe por vicio.

Vemos las cosas de esta forma porque nos lo han enseñado así, por lo vivimos día a día, por miedo al qué dirán y la esperanza de poder hacerlo a escondidas una noche más sin que nadie te vea u oiga, un momento más tuyo del que avergonzarte y el que te vuelve débil en vez de empoderarte y considerarlo una fortaleza. Nos enseñan a juzgarnos, a hablarnos mal a nosotros mismos, a no escucharnos o comprendernos, a llevar una lista de cosas que hacer sin parar un minuto, sin tener mucho tiempo de pensar qué es realmente lo que nos apetece hacer. Miramos a ambos lados esperando que nuestros amigos opinen para saber qué decir nosotros, esperamos que nadie saque el tema para no tener que incomodarte en tu silla y mostrar una sonrisa tímida y negar con la cabeza que no haces nada malo, cuando lo que consideramos malo tan solo es amor propio y un acto de dignidad que puedes compartir con tu corazón, nadie más te va a querer tanto como tú mism@.


Masturbation and Culture:

What better way to re-reflect on the blog talking about one of the most dangerous topics in this society, right? I would say it’s interesting how we strive to treat certain issues such as sexuality as a taboo, something you can’t talk about or, at best, that you only allow yourself to whisper to people of the same sex, never with someone of different one, they would think you’re a whore? Everything seems to be going around that idea that they have created for us since we are small to masturbate is wrong or it is embarrassing, even I as a teenager did not dare to talk about this kind of thing in public, not even with my family, I blushed and lied saying that I did not do any of that or that I did not know what they were talking about when I was aware that everyone was doing it in their privacy but preferring not to show it.

Many people can interpret masturbation as something disgusting, indecent, sinful, a topic that should not be dealt with in a conversation, perverted, mis-place, filthy, something we shouldn’t do or an embarrassing act. Of course, you can understand it that way, everyone is free to even have an opinion. But, let’s give ourselves that ajar door that makes us question these earlier words because they are just things that others think, that others interpret or that they pretend to show in front of others, not our own opinion because, we must all be honest, we enjoy it, they are a few moments shared with ourselves that we sometimes need in times of extreme stress or perhaps, to disconnect from work, the truth, no matter what the end, you may like it and that’s it, you feel at ease at the end or during the process, let’s say that by denying it, we just lie to ourselves.

After so much time embarrassing myself about it, I can consider masturbating as an act of self-love, self-care, self-knowledge of your sexuality, a moment alone when you don’t share with anyone else and you allow yourself to have not like those breaks that you promise to at work and that you never grant them, I would say it’s a way to look at you and understand you a little more. Seeing it this way there is nothing wrong with enjoying oneself in privacy, even listening to people mocking those who do it as in school or institute we have been able to live it, experiencing the same laughs at work brought from people that I would consider uneducated and with little self-love to consider something like something to mock about. Commenting on it in public as I’m doing now tends to make you feel good, to see that there’s nothing wrong with it, and to feel a little more confident in yourself than I think that’s quite a lacking in the society we live in.

There are even extreme comments, from not practicing sex until marriage or even the fact that masturbating is going to lead you to hell when touching your arm is completely allowed, I’d say the same should happen with touching an intimate part of your body, it’s yours, right? I see too much limiting thinking, a conglomerate of criticism of something that should empower us not to be afraid to express, there are young people who do not talk about this with anyone and end up being people ashamed of their sexuality, they find it difficult to open up in this field with their partners and end up not loving themselves, I would support sharing it with someone close to you, someone you know and with which you can be sincere , speak without plugging, without shame. This reminds me a little of homophobia on certain occasions, when people cloud them with hate when they don’t know what they criticize, when judgment exists by vice.

We see things this way because people have taught us this way, so we live it day by day, for fear of what they will say and the hope of being able to do it in secret one more night without anyone seeing or hearing you, a moment more yours to be ashamed of and the one that makes you weak instead of empowering you and considering it as a strenth. They teach us to judge ourselves, to speak ill to ourselves, not to listen to or understand us, to carry a list of things to do without resting for a minute, without having much time to think about what we really want to do. We look both ways waiting for our friends to think about what to say, we hope that no one brings the subject out so as not to have to bother you in your chair and show a shy smile and deny with your head that you do nothing wrong, when what we consider bad is only self-love and an act of dignity that you can share with your heart, no one else will love you as much as you do.

Publicado en Relatos

Vuelta Inesperada:

Podía encontrarme con los ojos invisibles de alguien que parecía desaparecer cuando trataba de encontrarlo, cuando quería alargar mi mano para tratar de que permaneciera a mi lado y conseguir conocerlo, era otro intento nulo de formarme una idea lo suficientemente adecuada como para sorprender a alguien más, como para parecer madura, centrada, la elegida entre la multitud y no dejada a un lado por inocencia.

La lluvia ya no me decía aquello que quería saber, caminaba sin rumbo y dejaba que mi mente se entretuviera con cada pequeño detalle que cruzaba frente a mí sin preocuparme lo ocupada que pudiera estar la oficina, mi familia o incluso yo, me envolvía esa distracción que tanto odiaba pero que, a la vez, me hacía sentir libre de horarios, minutos que me volvían desdichada, momentos forjados por prisas o esperas interminables. No podía dejar de encontrarme con aquellos ojos perdidos, los buscaba por todas partes, como si esperara una vuelta inesperada, una vuelta que podría ser inexistente.

Nunca supe qué hacer con mi vida, vagaba de un lado a otro esperando las primeras nevadas y excitándome al poder construir un pequeño muñeco en el porque de mi casa con los guantes puestos y una sonrisa de niña pequeña. Jamás esperaba una visita, una palabra de agradecimiento o cualquier ofrecimiento social en el que me aburriría al instante o en el que me sentiría fuera de lugar, no esperaba una mirada complaciente o un “quédate”, ya no. Muchos no pueden creer mi escepticismo, quizá yo tampoco lo hago en mis momentos más bajos, quizá ni siquiera quiera preguntármelo…

Vivía entre soledad y lectura, cada mañana era una nueva aventura, ni siquiera el trabajo resultaba pesado con tanto interés fingido por las aficiones ajenas y las conversaciones en la sala del café, siempre me quedaba una hora más para ser la última en marcharme y no tener que dar demasiadas explicaciones. ¿Quizá soy una hermitaña? ¿Podría ser? Opiniones ajenas, susurros sembrando críticas y sonrisas pretendiendo que le caes bien a alguien, son los perfectos condimentos para un día en sociedad, para un día completo de trabajo. Los silencios, en cambio, son infinitos, son momentos reflexivos, ocupados por pensamientos, invadidos por introspección y perfectos en su absoluta esencia.

Permitía mirarme al espejo, concediéndome el capricho de encontrarme con aquellos ojos perdidos, aquellos que creí no volverían a mí, los que se hacían de rogar incluso un sábado por la noche. Eran inesperados, concentrados en mirarme desde el corazón, con mi misma sonrisa de absoluta felicidad y un interior puro que aprendía a seguir andando a pesar del derroche de negatividad que el ser humano suele esparcir mientras camina como si fuera algo importante. Una vuelta inesperada mientras me miraba a mí misma, me tocaba, me sentía libre y podía ser yo sin tapujos, sin ataduras, sin comentarios incómodos o ruido exterior interminable, era mi interior hablándome de lo afortunada que era por continuar de pie después de tanto… Ya dejaba de estar perdida, por fin.


Unexpected Return:

I could find myself with the invisible eyes of someone who seemed to disappear when I tried to find her, when I wanted to extend my hand to try to keep her by my side and get to know her, it was another null and void attempt to form an idea suitable enough to surprise someone else, to seem mature, focused, the one chosen by the crowd and not left aside for innocence.

The rain no longer told me what I wanted to know, I walked aimlessly and let my mind entertain myself with every little detail that crossed in front of me without worrying about how busy the office, my family or even me might be, it enveloped me with that distraction that I hated so much but that, at the same time, made me feel free of schedules, minutes that made me miserable, moments forged in haste or endless waits. I couldn’t help but meet those lost eyes, I was looking for them everywhere, as if waiting for an unexpected lap, a lap that might be non-existent.

I never knew what to do with my life, wandered back and forth waiting for the first snowfall and excited me to build a little snowman of the porch with the gloves on and a little girl smile. I never expected a visit, a word of gratitude or any social offering that would instantly bore me or feel out of place, I didn’t expect a complacent look or a “stay,” no longer. Many can’t believe my skepticism, maybe I don’t do it in my lowest moments either, maybe I don’t even want to ask myself…

I lived between loneliness and reading, every morning it’s a new adventure, not even the work was heavy with such interest pretended by other people’s hobbies and conversations in the coffee room, I always stay one more hour at work to be the last one to leave and not have to give too many explanations. Maybe I’m a hermit? It could be? Outsider opinions, whispers sowing criticism and smiles pretending that someone likes you are the perfect condiments for a day in society, for a full day’s work. Silences, on the other hand, are infinite, they are thoughtful moments, occupied by thoughts, invaded by introspection and perfect in their absolute essence.

It allowed me to look in the mirror, conceding the whim of meeting those lost eyes, those I believed would not return to me, those who were begging even on a Saturday night. They were unexpected, focused on looking at me from the heart, with my own smile of absolute happiness and a pure inside that I learned to keep walking despite the waste of negativity that human beings usually spread while walking as if it were something important. An unexpected return as I looked and touched myself, felt free and could be me without plugs, no strings attached, no awkward comments or endless outside noise, it was my inside talking to me about how lucky I was to continue standing after so much… She was no longer lost at last.