Publicado en Alimentación

Los Cambios en mi Peso:

Cómo Ha Subido y Bajado Mi Peso

Ese es el momento perfecto, es el instante en el que te pesas y ves que has bajado de peso, en el que te sientes orgullosa del trabajo y el esfuerzo observado en resultados. Pues terminé teniéndole auténtico pánico a esto. Os voy a contar mi experiencia personal perdiendo un peso considerable, aumentándolo y consiguiendo disminuirlo otra vez hasta quedarme con el peso adecuado, un viaje bastante duro pero de aprendizaje y detalles que perfilar cada día.

Solía pesar entre 53 y 56 kilos diría, aunque en mi adolescencia he llegado a pesar 50. Mi peso bajó a unos 47 kilos tras pasar por una situación traumática de la que me tuve que recuperar poco a poco, pero tras esto, me era muy difícil volver a mi peso por mucho que comiese, mi estrés no me dejaba avanzar y no tenía momentos de paz ni un minuto, así que, las cosas se ponían cada vez más complicadas para mí en ese aspecto. En esos momentos, me preocupaba más mi estado mental que mi físico pero sí podía ver mis costillas en el espejo y realmente, me daba qué pensar, me frustraba el hecho de que intentaba comer mucho más y no podía alcanzar ese objetivo. Aunque, todo esto me sirvió para comprobar qué comidas deshechar porque no me sentaban bien y qué otras mantenía en mi dieta, por lo que, estaba en mi primera lección.

Empecé a aumentar un poco más de peso hasta los 50 pero continuaba pareciéndome muy bajo, me veía las piernas muy delgadas, los brazos y la cintura, no dejaba de darle vueltas al mismo asunto y más cuando ya empezaba a acomplejarme. Tampoco ayudaba el hecho de que gente que me conocía de antes tendía a recordarme lo delgada que estaba cada vez que me veía, lo cual, era más duro. A todo esto, se le añadió una mudanza para empezar mi independencia con el que fue en su día mi pareja, pensé que podría empezar a cuidarme más, comer adecuadamente y centrarme por completo en aumentar de peso. Todo empezó a ir bien hasta que ninguno de los dos teníamos trabajo y bueno, obviamente, la ingesta de comida era bastante más baja de lo que se debía, así que, mi peso seguía estando entre 49-51 kilos, muy bajo para mí y seguía acomplejada.

Mientras trataba de ser paciente conmigo misma y quererme un poco más, aceptando lo que estaba ocurriendo con mi cuerpo, pasé por otra mudanza, en este caso, cuando vinimos a vivir a Edimburgo, un paso enorme y bastante estresante, cosa que continuó complicando las cosas con mi alimentación. Pasaron algunas circunstancias entre medias cuando, por fin, nos establecimos en un sitio fijo (justo donde vivo ahora) cuando decidí por mi salud, empezar a comer todo lo que quisiera y apeteciera hasta aumentar de peso. Dejé las restricciones en cuanto a azúcar o patatas fritas, cualquier cosa valía y empecé a comer un entrante, el plato principal y el postre todos los días, incluso, mis cenas solían ser algo más copiosas, pero lo que me aumentó realmente de peso fueron los desayunos y las comidas.

Creo que llegué a aumentar de los 51 a los 63 más o menos, lo cual, ya era demasiado, así que, decidí parar de comer tanto en ese justo momento. Este cambio fue produciéndose durante tres o cuatro meses, de hecho, se notaba en mi barriga, obvio, mis piernas, glúteos y espalda, incluso, pecho, ¡por fin tenía algo más! Así que bueno, empecé a hacer ejercicio, al principio no sabía qué hacer, qué me iría mejor o qué cardio aplicar a mis rutinas pero conforme fue pasando el tiempo fui acoplándome y mi cuerpo está volviendo a su peso adecuado tras 7 meses. Ahora peso 58.8 kilos, así que, diría que me estoy acercando a lo que me gustaría alcanzar y mantener que creo es lo más difícil, aunque la aplicación “MyFitnessPal” me ha ayudado mucho a calcular el número de calorías ingeridas y consumidas, a parte de las comidas diarias, a hacerme consciente de la buena alimentación y cómo mi cuerpo la procesa.

La verdad es que el estar obsesionada con el peso y la constante preocupación me consumían más que otra cosa, me mantenían en vilo porque incluso, mi periodo era mucho más irregular de lo habitual, solía estar más destemplada y notaba que no me ayudaba psicológicamente a valorarme y quererme más a mí misma. Además, todo esto se escribe muy rápido pero es un considerable esfuerzo el poder conseguir el peso ideal para tu cuerpo y poder seguir manteniéndolo, tratando de ligar cuerpo y mente lo mejor posible para regular, incluso, las hormonas. El ejercicio es lo que más me ha ayudado con mi autoestima, realmente, me siento orgullosa de mi progreso cada día y de cómo mi musculatura aumenta poco a poco, me siento más fuerte, más concentrada, creativa, activa y me ayuda a dormir durante toda la noche (solía sufrir de insomnio), creo que ha sido la pieza clave para sentirme bien en mi totalidad, SIN COMPLEJOS.


The Changes in my Weight:

That’s the perfect time, it’s the moment when you weigh yourself and see that you’ve lost weight, where you’re proud of the work and effort observed in results. Well, I ended up having a real panic of this. I will tell you my personal experience losing a considerable weight, increasing it and managing to decrease it again until I stay with the right weight, a rather hard but learning trip and details to profile every day.

I used to weigh between 53 and 56 kilos I would say, although in my teens I have come to weigh 50. My weight dropped to about 47 kilos after going through a traumatic situation from which I had to recover little by little, but after this, it was very difficult for me to return to my weight no matter how much I ate, my stress would not let me move forward and I had no moments of peace for a minute, so things got more and more complicated for me in that aspect. At the time, I was more concerned about my mental state than my physique but I could see my ribs in the mirror and really, it gave me what to think, I was frustrated by the fact that I was trying to eat a lot more and I couldn’t reach that goal. Although, all this helped me to check what meals I undone because they didn’t sit well with me and what others I kept in my diet, so I was in my first lesson.

I started to gain a little more weight until I was 50 but I kept looking it as very low, I could see my legs very thin, my arms and waist, I kept thinking about the same thing and more when I was starting to get complex. It also didn’t help the fact that people who knew me before tended to remind me how thin I was every time they saw me, which was harder to manage. To all this, a move was added to begin my independence with who was once my partner, I thought I could start taking more care of myself, eating properly and focusing completely on gaining weight. Everything started to go well until neither of us had a job and well, obviously, the food intake was a lot lower than it was supposed to be, so my weight was still between 49-51 kilos, very low for me and I was still complexed.

While I was trying to be patient and love myself a little more, accepting what was happening with my body, I went through another move, in this case, when we came to live in Edinburgh, a huge and quite stressful step, which continued to complicate things with my diet. Some circumstances passed in between when we finally settled in a fixed place (right where I’m living now) when I decided for my health started eating as much as I wanted to gain weight. I left the restrictions on sugar or chips, anything was worth it and started eating a starter, the main course and dessert every day, even my dinners used to be a little more copious, but what really increased weight was the breakfasts and the lunch.

I think I got to increase from 51 to 63 or so, which it was already too much, so I decided to stop eating so much at that very moment. This change was occurring for three or four months, in fact, it was noticeable in my belly, obviously, my legs, buttocks and back, even, chest, I finally had something else! So well, I started exercising, at first I didn’t know what to do, what I would do better or what cardio to apply to my routines but as time went on I got coupled up and my body is returning to its proper weight after 7 months. Now I weigh 58.8 kilos, so I would say that I am approaching to what I would like to achieve and maintain it that I believe is the most difficult, although the “MyFitnessPal” app has helped me a lot to calculate the number of calories ingested and consumed, apart from my daily meals, to become aware of the good diet and how my body processes it.

The truth is that being obsessed with weight and constant concern consumed me more than anything else, they kept me on the ing because even my period was much more irregular than usual, I used to be more untemped and noticed that it didn’t help me psychologically to value and love myself more. In addition, all this is written very quickly but it is a considerable effort to be able to get the ideal weight for your body and to be able to continue to maintain it, trying to bind body and mind as best as possible to regulate even hormones. Exercise is what has helped me the most with my self-esteem, I am really proud of my progress every day and how my muscles increase little by little, I feel stronger, more focused, creative, active and helps me sleep throughout the night (I used to suffer from insomnia), I think it has been the key piece to feel good in my totality, WITHOUT COMPLEXES.

 

 

Autor:

Escritora. Estudiante de la vida y apasionada por la lectura y el aprendizaje. Siempre activa, esperando crear una nueva historia o personaje. La dominación de las palabras forma su existencia y la música un componente fundamental para una mente creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s