Publicado en Relatos

Inocente:

encarcelado

Un nuevo día en un lugar al que no pertenezco, rutinas estrictas que te ayudan a no volverte completamente loco y secretos que prefieres guardar antes de ser visto. Esa esperanza de volver a salir se va disipando cada vez más, me asusta pero, a la vez, es una especie de terapia que prefiero no alejar demasiado de mí para seguir manteniendo la mente calma. Vivo entre mentiras, traiciones y miradas acusadoras sin siquiera haber hecho nada, permanezco con la cabeza gacha y en silencio, tratando de encontrar la forma de evadir cualquier problema.

Podría decir que no estoy acostumbrado a las peleas, pero esta semana he terminado en dos en las que no tenía nada que ver, las cosas pueden cambiar radicalmente sin darte cuenta, puedes ser abierto y dejar que te pillen o callar y permanecer en la esquina más alejada de los demás posible para protegerte a ti mismo. Los psicólogos tienden a meterse en tu cabeza con el único objetivo de vender información, tratando de que te quiebres y seas débil frente a ellos, prefiriendo que te tortures en otra cárcel mental que ellos mismos van creando.

No suelo fiarme de nadie, ni siquiera del viejo que duerme en la litera de arriba, lleva veinte años encerrado y se siente como en su propia casa, duerme más que nadie aquí pero parece sentirse bien consigo mismo, siempre cauto y metido en sus cosas. Diría que está repleto de lobos solitarios por aquí, gente desesperada por entrar en grupos que están fuera de su alcance y otros que tan solo buscan pelea para llamar la atención. Los guardias tan solo prestan atención a los intercambios, al paso de drogas y al dinero que se llevan cada noche de todos los drogadictos que no han conseguido recuperarse, aprovechándose de los que, al menos, ni siquiera tratan de ver el vaso medio lleno.

Me obligan a estar en las reuniones de grupo, son aburridas pero les brindo mi presencia, tan solo por escuchar sus historias, medio verdades, medio mentiras para satisfacer los oídos de los organizadores. Gente sin sentimientos que pretenden tener, sentándose en un círculo tratando de mostrar quiénes no son, saliendo de allí a toda velocidad para meterse un chute. Hipocresía mientras se miran mutuamente, esperando a tener la información oportuna, para saber quién es el perro más débil y atacarle mientras duerme, siempre te hacen sentir como en casa.

Un lugar creado desde el terror y el odio, desde la ira y el resentimiento, desde la venganza y la traición, un día detrás de otro convirtiéndose en rutina, formando parte de ellos mismos, dejando escapar la justicia y la honestidad, un error que muchos tienden a cometer sin darse cuenta. He dejado de darle vueltas al “es inocente hasta que se demuestre lo contrario”, mi corazón dejó de tener esperanza, de sentir al menos, que lo era, incluso, no habiendo formado parte de ningún asesinato y sí de una conspiración que ya dejaste atrás hace más de cinco años. Supongo que nadie es inocente en este mundo, incluso, las injusticias existen, tienen lugar cada día y si estás encerrado, puede que haya una razón universal que lo apoye, aunque tu alma permanezca siempre en constante desesperación…


Innocent:

A new day in a place that I don’t belong, strict rutines that help me to don’t be completely insane and kept secrets before I can to be seen. That hope to go out from here is desappearing, it scares me but it’s a real truth that I prefer don’t push away too early, having it as a therapy to continue having my mind in calm. I live around lies, betrayals and accusatory looks without doing anything, remains myself with my head down and in silence treating to avoid every single problem.

I could say that I’m not accostumed to fights, but this week I ended up in two that I wasn’t guilty about, things can to change radicaly but you can to be open and let they catch you or shut up and remains far away people enough to protect yourself. The psychologists try to enter in your head with the only objective of sold information to others, trying you break and be weak in front of them, creating another mental prison made to your own size.

I’m not usually trust in anyone, not even in that old man who is sleeping above my bunk, he’s feeling like in his own house, he’s 20 years around here and he’s the man who sleep during more time, feeling good with himself but always cautious and he keeps his head in his own business. I could say there are a lot of solitary wolves around here, desperate people trying to come in to groups out of their reach and others that just looking for fight to call attention. The gurds are just paying attention to the drugs exchanges and the money they bring home thanks to drogadicts that should recover but they don’t have the courage yet to do so.

They force me always to go to the group reunions, they’re bored but I bring them my presence just to listen their stories, half lies, half truths, to just satisfy the organizers ears. People without feelings sitting together pretending be someone who they’re not, rushing to go out after a shot. Hipocrisy while they look each other, waiting to the right information to know who is the weakest dog and attack him while he’s sleeping. Be around here always feels like home…

A place created since the terror and hate, from the rage and resentment, from vengence and betrayal, passing through one day and another, being a part of themselves, let the justice and honesty go without even realized. I already stopped thinking about “he’s innocent until you demostrate the contrary”, my heart don’t have any kind of hope anymore, even I don’t believe in the possibility of being innocent, not being part of any murder and having the confirmation about it,  I passed through some kind of conspiracy that I left behind more than 5 years ago. Anyone is innocent in this world I guess, even the unjustice exists and if you’re locked in prison probably there’s an universal reason to support it, even when your soul always remains in complete desperation…

Autor:

Escritora. Estudiante de la vida y apasionada por la lectura y el aprendizaje. Siempre activa, esperando crear una nueva historia o personaje. La dominación de las palabras forma su existencia y la música un componente fundamental para una mente creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s