Publicado en Relatos

Puerta Cerrada:

Puerta Cerrada

Hacía tiempo que no abría esa puerta, sabía que estaba ahí, persistía en alejarse, en no dejarme entrar. Podía sentir su filtro, su autenticidad, la necesidad de completarse con mis pensamientos, formando parte mi alma con tan solo echarle una mirada de complicidad. Estuvo escondida durante mucho tiempo, esa luz fluorescente que provenía de su interior no podía dejarme indiferente, me animaba a acercarme, a abrirla de par en par para ser partícipe de mi propio destino, de mi propia fuente de conocimiento.

Quería dejarla ir pero seguía esperándome. Empecé a andar hacia ella sin siquiera darme cuenta de qué estaba haciendo o por qué, simplemente, me sentía atraída. Mis ojos castaños, empezaron a dilatarse cada vez más esperando encontrar algo que hacía tiempo pensé había desaparecido de mi interior; mis labios finos comenzaron a separarse debido a la sorpresa; mi mano se acercaba al pomo. La puerta se abrió despacio y recordé por qué había estado tanto tiempo cerrada, tan solo me había asegurado de no acercarme a ella…

La tormenta de emociones que se expandieron fue demasiado difícil de manejar pero no podía dejar de mirar esa perfecta luz que parecía darme razones para seguir observando como una niñoa pequeña un muñeco de trapo. La debilidad empezó a hacer mella en mí, volvían los recuerdos, los traumas de la infancia, las emociones descontroladas, todas las veces que caí de rodillas y tuve que levantarme sola, todos los momentos de desesperación, desconsuelo, de tener el corazón roto, la mente resquebrajada y un montón de sentimientos que no podía decir en voz alta.

Mi garganta empezó a cerrarse, no podía sino dejarme atrapar. Estaba ante un espiral de sensaciones que hacía tiempo no había tenido, regresaba a los orígenes de los que había querido escapar, esos que hacían que una persona bajara la guardia una vez más, que su corazón se volviese cálido, que su alma fuera cándida y que sus palabras fuesen en consonancia con sus sentimientos, era algo que ya había dejado de formar parte de mi existencia, ni siquiera quise recordarlo. Me aterroricé tanto que no quise seguir observando, caí al suelo desesperada, entre fuertes exhalaciones y cerré la puerta como pude para no seguir sintiendo nada.

Mis ojos permanecían repletos de lágrimas, no podía sino dejarlas salir, dejarlas florecer después de tanto sin ver mis emociones y mantenerme distante. Pero, por el rabillo del ojo, pude darme cuenta de que alguien salió de esa puerta en cuanto decidí cerrarla, era una niña pequeña de unos ocho años, a esa edad todos me decían que era preciosa y que cuando fuera mayor tendría la belleza de una sirena. Me acarició mi mejilla derecha y tan solo me dijo que, a veces, no hay que ser una persona tan adulta, tan centrada, tan perfecta y decidida a que todo pase por ti, tan desesperada en encajar… Sino que todos, tenemos ese niño interior que nos hace florecer como girasoles en medio de un precioso prado.

En cuanto me di cuenta, se introdujo en mí y me hizo sonreír como nunca antes lo había hecho, no pude evitar sentirlo o formar parte de ello, lo había olvidado por completo… ¿Alguien recuerda cómo es o tan solo nos centramos en lo que hacemos día tras día sin darnos cuenta de lo preciado que es tener un niño interior que juega y experimenta con todo lo que ve y toca? A partir de ese momento, pude ver las cosas de otro modo…

Autor:

Escritora. Estudiante de la vida y apasionada por la lectura y el aprendizaje. Siempre activa, esperando crear una nueva historia o personaje. La dominación de las palabras forma su existencia y la música un componente fundamental para una mente creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s