Publicado en Reseñas

Serie “A Series of Unfortunate Events”

118261607_1300x1733

¡Tenía muchas ganas de recomendaros esta serie! Como algunos sabréis, viene de la película, la cual, también me encantó. Al saber que había una serie, fui corriendo a buscarla y no me ha decepcionado en absoluto, es más, me ha gustado mucho lo fiel que es a la película y cómo se han trabajado los personajes, el Conde Olaf no es Jim Carrey pero es Neil Patrick Harris (el que hace de Barney Stinson en “Cómo Conocí a Vuestra Madre”, es para recordarlo), al principio, no me terminó de convencer pero, conforme avanza la serie me ha terminado enamorando del todo, lo interpreta de una forma genial.

Los que no tengáis ni idea de a qué película me refiero, os hago un pequeño resumen (aunque al final de esta entrada os pondré un vídeo para que veáis de qué va): Son tres niños que se acaban de quedar huérfanos, dado que sus padres han muerto en un incendio (el misterio de esto ya lo vais descubriendo, no voy a decir nada). Estos les dejaron una gran fortuna, guardada hasta que Violet Boudelaire (la hija mayor) tenga la mayoría de edad. El villano Conde Olaf se entera de esto y trata de manipular al abogado para que los niños Boudelaire se vayan a vivir con él y así, poder robarles su fortuna. La trama se va complicando y, tras ciertas cuestiones, los huérfanos saben el plan que está llevando su “padre adoptivo”, por lo que, empiezan su lucha contra él, para evitar que les robe lo que es de ellos. A partir de aquí, empiezan a ir de un lado a otro con más padres adoptivos (amigos de su familia) mientras el Conde Olaf les sigue y va destruyendo sus vidas a pasos agigantados, digamos que provoca una serie de desafortunadas desdichas, ¡nunca mejor dicho! (espero haberlo expresado bien).

Una de las cosas que más me ha impresionado ha sido el ambiente en el que está hecha, es prácticamente igual que el de la película, soy muy fan. Con esto no solo me refiero a los escenarios, sino también a la ropa de los niños, al cabello del Conde Olaf, incluso la forma de las casas. El principio de la serie es prácticamente igual que el de la película, como os he dicho, muy fiel… Digamos que, trata de meternos un poco en materia antes de seguir la historia donde se quedó la película y, la verdad, es intrigante, tiene bastante suspense y un narrador que me parece curioso, tanto por la forma de hablar como de expresarse, con un vocabulario bastante rico y unos adjetivos algo graciosos. Me ha encantado que hayan mantenido el hecho de que Violet sepa de maquinaria porque nosotros tenemos la mala costumbre de pensar que eso no es un trabajo de mujeres, cuando cualquiera puede dedicarse a lo que quiera siendo hombre o mujer, mientras que Klaus Boudelaire es un chico muy inteligente que es capaz de pensar rápido, descubrir enigmas, aprender mucho más que los demás con solo leer un libro… Y la pequeña Sunny, bueno, ella tiene unos dientes muy afilados.

Tanto la serie como la película tratan de mostrar un mensaje bastante claro y es que, por mucho que te pasen cosas horribles, puedes seguir adelante, puedes seguir luchando hasta salir de la oscuridad que te invade y te persigue. En este caso, son niños que han pasado por un trauma horrible y, a pesar de ello, son capaces de investigar todo lo que ocurrió con sus padres y escapar del Conde Olaf, perdiendo cada vez a más gente sin poder evitarlo, de hecho, pasan de ser unos chicos afortunados viviendo con una familia adinerada a no tener absolutamente nada. También enseña que, cuando permaneces unido a personas que quieres, todo lo demás sobra, es ruido de fondo, luchar con ellos te hace más fuerte y, si todos ayudan a que las cosas se solucionen, entonces no hay muros que nos separen de nuestros objetivos.

Creo que tiene una temática muy interesante, desde el espionaje a lugares que no imaginarías, personajes que puede que te extrañen y bueno, situaciones que no creo que os gusten nada. He terminado la segunda temporada y os puedo decir que, tal como la primera, no termina nada bien para los niños Boudelaire, de hecho, ¡estoy deseando que saquen ya la tercera y última temporada porque no puedo más con esta intriga! Tiene el toque dramático, dada la situación constante de los niños y de la muerte de sus padres; momentos divertidos entre disfraz y disfraz del Conde Olaf, cuando ya es bastante obvio quién es el villano de la historia; y, bueno, cómo no, también interfiere la aventura, dado que los niños no paran de viajar a sitios nuevos y a conocer a personas que no habían visto antes. Pero, da la casualidad de que cada sitio es peor que el anterior…

Os contaría más cosas pero, descubriría el maravilloso misterio que se encuentra en la serie, así que, os dejo el link donde Lemony Snicket os explica más o menos lo que os he comentado (es el narrador de la historia, ya lo iréis conociendo…):

https://www.youtube.com/watch?v=adqEaiy6cjA

¿Os gustaría verla? Si la habéis visto ya, ¿estáis tan inquietos como yo por ver la tercera temporada a partir del 1 de enero? 

Autor:

Escritora. Estudiante de la vida y apasionada por la lectura y el aprendizaje. Siempre activa, esperando crear una nueva historia o personaje. La dominación de las palabras forma su existencia y la música un componente fundamental para una mente creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s