Publicado en Edimburgo

Alimentación II: Comidas

ThreeMeals_Embedded

Hoy quería hablaros de las diferentes comidas que suelen hacer aquí, dado que, en España es diferente. Me pareció curioso durante los primeros meses los horarios de comidas que solían hacer aquí, dado que, en el hostel podía ver a personas que tan solo comían dos veces al día y, como máximo tres, muy pronto y con platos bastante fuertes. Por lo que he podido observar, aquí tan solo tienen: desayuno, comida y cena (se puede meter algún “snack” pero normalmente es eso). Mientras que, en España hacemos las cinco comidas de rigor: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Esto es algo que a ellos también les parece curioso y creen de verdad que hacemos varias comidas con poco, pero siguen estando muy equivocados, los españoles somos unos glotones.

Mientras que en Edimburgo el desayuno típico podría contener huevos fritos, alubias, salchichas, bacon y demás cosas demasiado grasas para empezar el día, en España somos los típicos de vaso de leche con cacao, unos bollos o cereales (avena o azucarados, lo que queráis decir) o unas galletas, es raro ver un desayuno con algo frito, de hecho, no apetece mucho acabar de levantarse y ponerse a cocinar, estás más bien somnoliento, te apetece algo rápido, de ponerse a la mesa después de que el microondas haya hecho el trabajo que mejor se le da. Mientras desayunas, te vas despejando, ves la tele o consultas el móvil, si no trabajas o vas a estudiar, puedes ser capaz de levantarte entre las once o las doce de la mañana tan normal, mientras que, en Edimburgo a esa hora ya empiezan a comer (sobre las doce, más o menos).

El almuerzo de los campeones es el típico bocadillo con los amigotes en un bar que incluye jamón serrano, queso, lomo con mayonesa, sepia y un etcétera interminable sin olvidar las cervezas para volver medio ciego a currar, normalmente en el descanso de por la mañana (eso es lo típico, la gente que estudia, sale fuera y se come un bocadillo medianamente grande antes de volver a clase, es casi lo mismo pero puede incluir alguna manzana, zumo, etc), mientras que en Edimburgo, todavía no lo he visto.

La comida en España es fuerte al igual que aquí, supongo que no hay mucha diferencia, en lo que sí habría sería en el plato típico de cada lugar. Lo que en Edimburgo podría ser una buena hamburguesa con patatas, en España se podría comer una paella, una fideuà, los típicos pucheros de las abuelas o el famoso arroz caldoso. Son platos fuertes que te dejan lleno hasta quizá las cinco o las seis de la tarde porque no hay mucha gente que renuncie a la merienda en España…

Dando paso a la merienda, los escoceses no parecen tenerla porque después de la comida, cenan sobre las seis de la tarde y ya están comidos hasta la mañana siguiente. Los españoles solemos merendar desde piezas de fruta, yogures, zumos, bocadillos de salchichón y queso (normalmente los niños pequeños cuando sus madres los llevan a jugar al parque después del colegio), a bols de cereales con leche calentita en hinvierno para entrar en calor y tener tiempo de seguir estudiando o trabajando, también se podría incluir un café con unas galletas.

Por último, la cena. Aquí también somos bastante diferentes. Nosotros solemos cenar entre las ocho y las diez de la noche, lo más común son las nueve y siempre esperamos la cena sobre esa hora, de hecho, viviendo en Edimburgo, todavía me preparo la cena a las ocho y media para comer a las nueve, es un hábito bastante arraigado del que no puedo deshacerme; normalmente, no comemos mucho porque sobre las once o las doce nos acostamos (en términos generales) y no es bueno irse a la cama con el estómago lleno, así que, lo típico es una ensaladita con una tortilla de patatas y cebolla, un huevo frito con unas olivas para picar, algo de queso, hay gente que se toma una sopa y pica unas papas… eso ya depende de los gustos de cada uno. En Edimburgo, como he dicho antes, pueden empezar a cenar entre las seis y las siete de la tarde, también es una comida fuerte pero tienen la concienciación de que, si no van a gastar energías durante la noche, para qué van a cenar tarde y tanto, cosa que me parece muy acertada; en cuanto a sus cenas ya no son tan acertadas… desde pizzas, hamburguesas, haggis (comida típica de aquí)… digamos que más comida basura que nada pero yo ya no he entrado en casas ajenas para ver qué cocinan, puede que haya gente que coma sano a las siete de la tarde, quién sabe…

He de decir que he tratado de acostumbrarme a los horarios de comidas aquí y me muero de hambre, en serio, me he rendido a que soy española y mi estómago está acostumbrado a sus cinco comidas diarias. Puede que no pueda seguirles porque no como tanto como ellos, no como las mismas cosas, en cuanto a las mismas grasas, mi cuerpo me pide fruta en el almuerzo y la merienda, así que, no podría comerla si no hiciera esas dos comidas, han terminado siendo dos imprescindibles para mí, además para aprovechar y comer fruta, igual que en el desayuno, me encanta comer fruta, ya lo sabéis, desde que empecé a cuidarme en serio y dejar ciertas comidas que he hecho desde que tengo uso de razón pues es difícil, así que, sigo con mis comidas españolas. Además, hace un tiempo, el médico me dijo que tratara de hacer siempre las cinco comidas, dado que, había sufrido anemia, me he acostumbrado a ello y eso es todo… Pero me encanta que se sorprendan, jeje.

¿Vosotros podríais acoplaros bien a los horarios? ¿Comeríais como ellos?