Publicado en Reflexiones

Perder el Control:

Hace algún tiempo que no escribo por aquí, no ha sido por falta de creatividad, sino por cansancio y trabajo. Pero hoy he querido hacer una excepción y dedicar un poco de tiempo a este tema, poner un poco en situación a tres palabras que he oído mucho a lo largo de estos años y que todavía no les he encontrado ningún significado. Mucha gente pierde el control con su familia, con sus amigos, en fiestas… Pero, estamos hablando de “esa gente”. Quizá lo entendáis mejor a continuación…

Quizá siempre he sido una persona muy exigente conmigo misma, no he buscado la aprobación de nadie, tampoco ser el centro de atención, por lo que, no he sido persona de montar escenitas en público como las típicas adolescentes borrachas o el grupo de amigos que hacen el gamberro y luego se quejan porque la policía les ha hablado mal. La verdad, son palabras complejas, palabras que nunca me he permitido llevar a cabo, tampoco sabría cómo manejarlas o hacia dónde llega la magnitud de ellas. En mi vida siempre he tratado de mantener el control de mis sentimientos, de lo que iba a salir de mi boca, de controlar mis impulsos, mis acciones… así que, jamás ha cabido la pérdida de ello.

En “Halloween” estuve con unos amigos en unos pubs y, la verdad, veía a toda esa gente borracha, gritando, riendo, bailando y no podía creer que yo ni siquiera saliera a darme un garbeo entre la multitud disfrutando de la música que me gustaba. Estaba petrificada, fuera de lugar por completo, mirando a los demás cómo perdían el control en una noche tan señalada y yo ni siquiera era capaz de moverme, quizá no me identificaba con nada de eso o puede que fuera el hecho de que necesito tranquilidad, no alboroto. Era como si los altavoces fueran a hacerme añicos de un momento a otro, tan solo quería gritar e irme de allí tan pronto como pudiese, rezando porque Fabio y los demás dijeran de irnos aliviando mis oídos por fin.

He estado con mucha gente que ha perdido el control de sí misma muchas veces y ni siquiera sé cómo pueden dejarlo ir tan fácilmente, quizá el controlar cada aspecto de tu vida para no estallar no es demasiado bueno y poco a poco te encarcelas a ti misma, dejas de ser totalmente libre. Sin querer me adoctrino a ciertas cosas, olvido que solo se vive una vez y que hay mucho más en el mundo que un pub ruidoso, normalmente, he sido muy buena chica (como bien dirían algunos) y me esforzaba por seguir siendo así, mi mente todavía actúa de una forma estrictamente correcta de manera automática. Mi perfeccionismo se apodera de mí muchas veces y tiendo a encerrarme en un montón de: “esto tiene que estar bien hecho”, “tengo que hacerlo muy bien” y esas típicas cosas son las que desgastan, querer ser mejor en cada momento y conseguirlo poniendo en juego tu salud, dado que, la ansiedad aparece como una ráfaga de aire que creías había desaparecido por completo o, al menos, se había alejado voluntariamente.

Trato de entender a las personas de mi alrededor, las que dicen que está bien desmelenarse de vez en cuando pero ni siquiera ponen atención a las palabras. Quizá para ellos es sencillo ponerse a beber y caer al suelo inconscientes, quizá incluso, les parece normal pero para mí, es tan complejo y lejano de mi entendimiento que no sabría cómo manejar el momento. Puede que esto os suene confuso, mis palabras tienden a malentenderse incluso pero, antes pensaba que ser feliz no era una forma de vida, que no existía, que no habría cabido para mí en esa palabra, hice un hábito con la seriedad de mis facciones, así que, como podréis imaginar, “perder el control” no estaba entre mis prioridades.

Algunas personas tienden a decir que no me divierto pero, ¿a caso saben lo que significa esa palabra para cada persona? A muchos nos gusta leer, escuchar música, pasar un buen rato con nuestra pareja, dar un paseo, ir de compras, visitar sitios desconocidos… y todo eso, nos divierte de igual forma que a los demás el emborracharse o irse de fiesta. ¿Qué significa para ti? ¿Y vosotros? ¿Habéis perdido el control de vosotros mismos alguna vez?

Autor:

Escritora. Estudiante de la vida y apasionada por la lectura y el aprendizaje. Siempre activa, esperando crear una nueva historia o personaje. La dominación de las palabras forma su existencia y la música un componente fundamental para una mente creativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s